Sara Montero | Cuartopoder | 

Más de una semana después de que Pedro Sánchez alcanzase de nuevo la Secretaría General del PSOE, el líder socialista ha hablado por fin con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien ha garantizado que se posicionará contra el referéndum que pretende convocar el Gobierno de la Generalitat de Cataluña y que defenderá la legalidad y la Constitución, según aseguran fuentes de su entorno.

Ha sido Pedro Sánchez el que ha telefoneado este lunes al jefe del Ejecutivo para mantener con él “una conversación fluida y normal” sobre una de las cuestiones que más preocupaban en el seno del PP sobre la nueva hoja de ruta socialista: la cuestión catalana. Después de que Sánchez mantuviese la idea de “plurinacionalidad” en las enmiendas a la ponencia marco del PSOE, el Gobierno le pidió claridad. Finalmente, el socialista ha fijado esa postura contundente en la citada conversación, en la que le ha asegurado que se posicionará en contra del “referéndum ilegal” que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha puesto sobre la mesa.

Sánchez zanja así las preocupaciones de algunos dirigentes al asegurar que su partido “estará en la defensa de la legalidad” y de la Constitución “contra cualquier intento de romperla”, tal y como afirman fuentes próximas al dirigente socialista. En sus enmiendas, Sánchez tomaba la declaración de Granada y el federalismo como referencia, aunque reconocía la necesidad de “perfeccionar el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado apuntado en el artículo 2 de la Constitución”. Tras esta primera conversación, ambos dirigentes han acordado seguir hablando.

Javier Fernández le cede el testigo

Esta misma mañana también se ha reunido en Ferraz con el presidente de la Gestora, Javier Fernández, para ultimar los preparativos del 39 Congreso Federal del PSOE, hablar sobre cómo organizar la oposición parlamentaria y analizar la situación política. El asturiano ha cedido al nuevo secretario general la decisión final sobre si abstenerse o rechazar la moción de censura que propone Podemos en el Congreso de los Diputados y que se debatirá el próximo 13 de junio.

Aunque la posición socialista es no apoyar la moción, aún tienen que decidir si el grupo parlamentario se decanta por abstenerse o por rechazarla. Las últimas declaraciones del portavoz provisional, José Luis Ábalos, parecen apuntar hacia una abstención, ya que Rajoy le parece “censurable”, pero Pablo Iglesias no es “presidenciable”. Sin embargo, esta cuestión está aún por determinarse.

El grupo parlamentario socialista continúa con su rutina y se ha reunido esta misma mañana para empezar a trabajar tras los primeros cambios acometidos por Sánchez. El nuevo líder quiso dar continuidad hasta que diseñe una nueva estructura que se conocerá tras el Congreso Federal. Para ello, Sánchez le pidió el jueves pasado a Antonio Hernando, que dimitió de su cargo como portavoz tras conocer los resultados de la votación, que se quedase por el momento en la dirección del grupo parlamentario para hacer un correcto traspaso del trabajo, algo que él aceptó, normalizando por fin las relaciones entre ambos que quedaron dañadas después de la abstención del pasado octubre al gobierno de Rajoy.

Eduardo Madina y José Carlos Díez no defenderán la ponencia

Los dos redactores de la ponencia marco para el próximo Congreso Federal, el economista José Carlos Díez y el diputado Eduardo Madina, han dado un paso atrás en las últimas horas. Díez ha confirmado en su blog que da por finalizada su labor en el citado documento y que “lo más lógico es que Pedro Sánchez elija a la persona que quiere que defienda su ponencia”. En la publicación explica detalladamente por qué decide renunciar: “No comparto que se centren las enmiendas de la gestión de 21 años de gobiernos socialistas exclusivamente en sus errores. Tampoco el que concentren principalmente el debate sobre la austeridad”, argumenta. El mismo desacuerdo manifiesta con la estrategia que parece haber tomado la nueva Secretaría General: “No comparto eliminar la palabra centro y dirigirnos sólo a los votantes de izquierdas”, explicaba.

Por su parte, Eduardo Madina también ha decidido situarse en un segundo plano, tras haberse tomado unos días de descanso después de la vorágine de las primarias. Tal y como ha reconocido él mismo en su Twitter, abandona las tertulias del programa ‘Hora 25’ en la Cadena Ser, donde hasta ahora acudía como representante del PSOE.

3 Comentarios

  1. Pues si , esto es lo que de verdad les importa a estos presuntos politiquillos de izquierdas, vivir del cuento de la “Modélica Transición”. Pueden decir o hacer cualquier cosa, todo menos tocar los “atados y bien atados” designios de España legados por Franco. La monarquía, la unidad de España y el respeto al poder del más fuerte, es decir al poder del capital. Y así, sin que se pase nadie de esta ralla todo es posible en esta “España y cañí”

  2. Joer, qué pronto ha corrido Sánchez a reunirse con Rajoy que hasta le ha telefoneado él para verle, se habrá puesto a sus pies para que cuente con su apoyo en todo, ja ja jaja; a mi juicio, si no ha apoyado los Presupuestos del Estado mucho antes será porque a Rajoy no le hacía falta puesto que lo tramitaba ya con Quevedo. A Sánchez se le vio el plumero hace mucho.

  3. “Politiquillos de izquierdas” es que a cualquier cosa se le llama de izquierdas en este pais

    Vamo a ver…..Que la campaña electoral ya se acabó….ganó….. y vuelta a la normalidad es del psoe de ahi a ser de izquierdas hay un largo trecho. Democrata cristiano todo lo mas.

Deja un comentario