Redacción/Rokambol/1.06.17

Los Sobornos Generales del Estado fueron desbloqueados ayer en el Congreso de los Diputados gracias al voto de un canario que finalmente aceptó cantar para el Gobierno la última estrofa que le faltaba para sacar adelante los SGE de 2017. El trino del pájaro sonó tal y como se esperaba en el Hemiciclo: descarado, alegre y armónico. “Nunca había oído cantar a un canario con tanto desparpajo”, ha confesado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. “Estuve a punto de llorar y tener una erección al mismo tiempo”, ha comentado el titular de Economía, Luis de Guindos.

Los SGE de 2017 han sido especialmente generosos con el País Vasco y Canarias, cuyos políticos sobornados han querido destacar la elegancia y el respeto con que el Gobierno ha llevado a cabo la compra de su voto. “Ni un bofetón, ni una mirada agresiva, ni una palabra más alta que otra. Solo dinero, dinero y dinero, nada más”, coinciden en señalar los agraciados.

Los Sobornos Generales del Estado pasarán ahora al Senado después de que los forenses revivan a sus señorías dando unas palmas y aplicando electrodos en los glúteos de los senadores más veteranos. “Algunos no despertarán pero no hay problema porque hay senadores del PP y de Ciudadanos de sobra”, aseguran los forenses.   Más en Rokambol

1 Comentario

Deja un comentario