La Marea | 01 Junio 2017

Gas Natural Fenosa tendrá que pagar 500.000 euros por su responsabilidad en la muerte de Rosa, la viuda de 81 años a la que Gas Natural cortó el suministro de luz por impago, y que falleció en noviembre pasado asfixiada en el incendio que se produjo en su casa con las velas que usaba para alumbrarse. Rosa vivía sola y llevaba dos meses sin electricidad. La compañía energética fue multada este jueves por la Agencia Catalana de Consumo, dependiente de la Generalitat de Catalunya, por su responsabilidad en la muerte de la anciana.

Joan Aregio, secretario de Empresa y Competitividad de la Generalitat, explicó este jueves que se trata de la primera sanción ejemplar impuesta por parte del gobierno catalán a raíz de un caso de pobreza energética. Según Aregio, Gas Natural cometió el error “muy grave” de no pedir a las autoridades un informe previo de vulnerabilidad sobre Rosa antes de cortarle el suministro eléctrico. A la hora de aplicar la multa, la Generalitat también tuvo en cuenta que la muerte de Rosa produjo “una alteración social grave, de alarma y desconfianza”, tal y como expresó en un comunicado de prensa el gobierno catalán. A la hora de la publicación de este artículo, Gas Natural no había expresado su posición al respecto.

Tras el revuelo mediático causado por la muerte de la anciana de Reus, Gas Natural Fenosa emprendió una amplia campaña publicitaria para difundir sus políticas en materia de pobreza energética y ordenó paralizar los cortes de suministro en Reus. Un día después de la muerte de Rosa, Gas Natural Fenosa culpó a las administraciones por la tragedia. Una semana después el consejero delegado de la eléctrica, Rafael Villaseca, compareció a puerta cerrada en el Parlament para dar explicaciones y pedir “reglas claras” en materia de pobreza energética porque, en su opinión, “la ley no está en condiciones de ser aplicada”.

No obstante, un mes antes UNESA, la patronal eléctrica de la que Gas Natural forma parte, había presentado un recurso contencioso contra el protocolo de la Generalitat para desarrollar su ley contra la pobreza energética. Desde entonces la eléctrica ha firmado varios convenios contra la pobreza energética con ayuntamientos y gobiernos autonómicos, aunque sigue sin desglosar los cortes de suministro que aplica. Tras la tragedia, la CUP presentó una querella contra Gas Natural por homicidio imprudente.

El gobierno catalán ya ha impuesto al menos 108 multas en base a la ley catalana contra la pobreza energética, aunque esta es la de mayor cuantía hasta la fecha. Gas Natural Fenosa dispone ahora de dos meses para recurrir esta sanción. Al menos en los últimos diez años, tras varios recursos y procesos judiciales que se dilatan varios años, la Justicia española ha retirado numerosas multas contra la compañía que preside Isidro Fainé por “inducir al engaño”, manipular contadores de la luz, negarse a tramitar cambios de compañía a clientes que lo habían solicitado y otras prácticas anticompetitivas.

Gas Natural Fenosa ingresó 23.184 millones de euros en 2016, con un beneficio neto de 1.347 millones. La compañía cortó el suministro a 147.291 clientes en 2015, según el dato más reciente divulgado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, sin desglosar los casos concretos.

El primer dossier de #YoIbextigo está consacrado a Gas Natural Fenosa y ya está disponible para nuestros/as mecenas. A partir del viernes estará abierto a todo el público en www.yoibextigo.lamarea.com

Deja un comentario