No suelo comulgar con las tesis y posiciones de Jesús Maraña porque me parece un periodista con buena intención pero demasiado deudor del sistema, y por lo tanto muy ‘blandito’, por definirlo de alguna forma. Tampoco me gusta Infolibre, el medio del que es director. Pero a cada cual lo suyo. En esta intervención me parece que ha estado impecable.

No hay mejor definición que la de filibusterismo parlamentario para calificar lo que se pudo vivir ayer en la Asamblea de Madrid. Pero no se podía esperar otra cosa de los grandes profesionales del PP. Aunque habría que aclarar que sin la imprescindible complicidad de Paloma Adrados, la presidenta de esa Asamblea, hubiera resultado inútil la estrategia.

Pero con lo que de verdad estoy más de acuerdo, es en que habría que llevar a los tribunales al matón que ayer utilizó Cifuentes para embarrar hasta el asco la sesión. Y es que no hay circunstancia que justifique acusar a un partido como Podemos, guste más o guste menos, de tener ideas nazis, ni afirmar que está compuesto por pederastas, traficantes de drogas y abusadores sexuales.

Todo tiene un límite. Y salvando que el de la injuria no debería ser tenido en cuenta, porque no ofende quien quiere sino quien puede, los de la calumnia y la amenaza sí deberían ser puestos en conocimiento de la justicia.

Y pensando además que sería muy positivo para la población que semejante individuo fuera inhabilitado para ejercer ningún tipo de representación social. Y de paso tampoco su adiestradora.

4 Comentarios

  1. ¡¡Verdaderamente nauseabundo este individuo, totalmente inadecuado para representar a nadie nada mas que a si mismo, que espectáculo bochornoso dio, La Cifuentes debería sentirse avergonzada de su defensor, pero claro, son del mismo calibre y del mismo partido populachero. Parece, mas bien, que se estaban mirando en un espejo para sus calificaciones!!.

  2. Según los cortos que he visto de la moción de censura a Cifuentes, vaya escandalera de insultos de burdel de Garrido a Podemos creyéndose por lo visto que estaba con los presos de su partido y sus putas; sólo porque les dijeron la verdad, que robaban y sin argumentar huyeron del Senado como unos cobardes ja ja ja. No son comparables los insultos a Podemos con llamar a Cifuentes Cristina la Loca porque fue el ejemplo de una metáfora mientras que Garrido les acusó gravemente dándolo por hecho y merecen una querella. Por lo tanto, que Cifuentes se haga la ofendida con lo que la llamaron en metáfora comparándolo con el terrorismo, pederastia, defraudadores y narcotraficantes ya nos dice lo teatrera que es exagerando y su poco nivel como política que sin argumentos no se atrevió a rebatirles y mandó a Garrido para insultar; esperemos que el martes no usen esos insultos los diputados. A mi juicio es impensable que vaya Rajoy a debatir con Iglesias porque este no se calla y les destapa las vergüenzas, sabiendo todo el mundo lo cobardón que es sin el plasma. Joer, si son unos cobardes que estaban acostumbrados a actuar siempre a escondidas, por eso dijo Zoido ‘tendríamos que ocultarnos como hacíamos antes’? A mi juicio, va a ir Soraya el 13 porque es detrás de la que se esconde siempre en los debates interesantes, ja ja ja ja.

  3. Ese tal señor Garrido ha de ser llevado a los tribunales por calumniar a los miles de militantes de Podemos con injurias tan graves. Es nauseabundo que tengamos representantes políticos de esa clase.

Deja un comentario