Rokambol | 16/6/2014

“Tenemos una cosa muy buena para ellas”, ha declarado el presidente de la Asociación Española de Banca acerca de la inminente luz verde que el Gobierno español está a punto de conceder a todos los bancos del territorio nacional con el propósito de que rentabilicen todavía más su bajeza moral y aumenten sus recursos propios hasta en un 27 %.

“Estoy absolutamente convencido de que los banqueros españoles todavía pueden ser un poco más granujas”, ha dicho Mariano Rajoy, “y que podrán reunir el coraje y la pericia suficientes para arruinar a sus madres con la misma audacia y habilidad que ya han demostrado con los jubilados, los pensionistas discapacitados y los ancianos con demencia”.

El Gobierno no ha concretado el tipo de producto financiero que los banqueros podrían colocar a sus madres aunque sí les ha recomendado que no reparen en toxicidad y retorcimiento, por muy dolorosos que estos métodos sean. Una de las propuestas que los bancos podrían lanzar este mismo verano contra sus personas más queridas se llama “Detritus preferente”, también conocido entre los profesionales como “bono mierda” o “plazo fósil”, que consiste en un depósito de 285.000 euros durante cuatro eras geológicas consecutivas, y que empezaría a devengar pingües beneficios en cuanto se produzca la próxima glaciación eurasiática, tal es el atractivo de este bono.

Al parecer, este revolucionario tipo de “preferente” proporciona un interés tan elevado, tan jugoso y tan obsceno que los bancos, por simple rubor, no se atreven a escribir en los contratos. “Preferimos decirlo por fax al principio de cada era”, ha señalado el propio presidente de la Asociación Nacional de Banca.

Más en Rokambol

Deja un comentario