Redacción/Rokambol/23.06.17

La posibilidad, por remota que sea, de que la totalidad del censo nacional de imputados, sinvergüenzas y bandidos del Partido Popular decidiera alzar el vuelo el mismo día, a la misma hora, a la misma altura y con la misma arrogancia de siempre, ha puesto en alerta a los meteorólogos de la AEMET, a Protección Civil y al estornino pinto. “Sabemos que se trata de una singularidad física muy poco probable, pero ahí tenemos el caso del despido en diferido de Luis Bárcenas o el reciente fenómeno de la desaparición de los 60.000 millones del rescate a los bancos ”, explican los meteorólogos.

La Guardia Civil ha pedido a los ciudadanos que se olviden de llamar al 112 cuando vean a un hombre repeinado y bien trajeado corriendo por una calle ancha con los brazos abiertos y aconsejan, sin embargo, que se les ponga la zancadilla o se les arroje la silla de un bar, una sombrilla, una bicicleta o un adoquín “pues en solo trescientos metros esas sabandijas pueden remontar el vuelo con la potencia y el aplomo de un pelícano adulto”, advierten. Lo más eficaz, según los expertos en hijoputas voladores de la Benemérita, es el arpón ballenero con cincuenta metros de soga amarrada a un árbol o a un camión de gran tonelaje. Los agentes recuerdan también que hay que arponear al sinvergüenza mientras todavía esté en tierra, pues el lanzamiento horizontal es más certero y evitamos, además, el riesgo de que el imputado, junto con el arpón, caiga desde varios metros de altura y se estrelle contra nuestro propio automóvil.

La Asociación Nacional de Imputados Populares ya ha aclarado que sus afiliados no tienen ninguna intención de volar en bandada y que cada uno de ellos “vuela cuando le apetece y a la hora que le da la gana”, según detallan en el comunicado.  Más en Rokambol

Deja un comentario