eldiario.es | 23/06/2017

Montserrat Operador Logístico, empresa perteneciente a la familia de la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat Montserrat, debe 4.314.090,7 euros a Hacienda, según la última lista de morosos publicada por la Agencia Tributaria este viernes con datos correspondientes al cierre de 2016.

Es la primera vez que la empresa de la familia de Montserrat aparece en esta lista desde su nombramiento como ministra el pasado noviembre. La empresa es una fija de esta lista. En la primera edición, publicada en diciembre de 2015, la cuantía pendiente de regularizar con el fisco era de 1.277.896,03 euros. En la siguiente, la cuantía pendiente era de 2.305.822,98 euros. La deuda que figura ahora es un 87% superior a la de un año antes.

Hasta junio del año pasado, cuando se declaró en quiebra, la empresa tenía como administrador único a Jaume Montserrat, hermano de Dolors Montserrat. Entre sus apoderados también está la madre de la nueva ministra, Dolores Montserrat Cullere, histórica dirigente del PP catalán. En su declaración de bienes en el Congreso de los Diputados, Dolors Montserrat no comunicó ninguna participación en esta empresa.

Con una cifra de negocios de 3.647.769 euros en 2015 (un 10,8% más), 27 empleados y pérdidas de 254.616 euros, la empresa presentó concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) el 17 de junio de 2016 al no poder atender a sus deudas.

Montserrat Operador Logístico tiene sede en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona), municipio del que fue concejal la ministra, y es “un grupo de empresas totalmente familiar que ofrece soluciones integrales de logística: almacenaje, transporte y manipulación”, según su web.

2 Comentarios

  1. Al margen del titular, voy a colar aquí -si se me permite- mi comentario sobre la Agencia Europea del Medicamento, cuyo tema está recientito.

    ¿Hasta cuándo, Sra. Ministra -le preguntaría yo- su fijación obsesiva por culpar únicamente al independentismo en la pérdida de este gran y fructífero proyecto que hubiera sido para todos, sin asumir la parte de culpa que su Gobierno ha tenido en tan lamentable decisión, así como al intervenir el Govern catalán?.

    ¿Por qué no divide la irresponsabilidad (esto es, riesgo ante la incertidumbre catalana por sus dirigentes separatistas, pero sin eximir las aludidas decisiones del PP) entre ambas partes? ¿Sabe qué, Sra. Ministra?: Su burda estrategia en el tema y odio que destila al respecto, resulta preocupante en una representante pública.

Deja un comentario