Sabemos que las encuestas son instrumentos políticos y de parte, y que por tanto hay que cogerlas siempre con pinzas. Pero lo que no se les puede negar, por manipuladas que estén, es que sí sirven para crear tendencias y también para señalarlas en cierta medida. Esto último ocurre especialmente en los periodos no decisivos; aquellos en los que la cocina no se hace tan necesaria. Periodos como el actual, que es, a un año de las últimas elecciones y a tres de las siguientes, algo así como el de la tierra de nadie.

Digamos que en general en momentos así mienten menos, y no todas las empresas lo hacen en el mismo sentido ‘de Estado’, sino defendiendo sus nichos de intereses particulares, por lo que la media de encuestas se acerca bastante a la realidad. Y la realidad apunta a una desafección creciente, pero que se está concentrando en Unidos Podemos. Y tiene lógica.

Antes de nacer Podemos todos los sondeos apuntaban a una abstención extraordinaria, nunca vista en este país. Recuerdo que en 2013 nos hicimos eco de que casi todas las empresas del sector calculaban que se superaría el 40% y alguna llegaba a pronosticar un 50% frente a una media del 25% histórico. Pero apareció Podemos y recogió toda esa desafección llevando de nuevo los porcentajes de participación electoral a medias similares a las de anteriores comicios.

Y eso es todo lo que ha cambiado, porque en realidad desde ese 2013 previo a la existencia de Podemos todo ha variado muy poco si nos centramos en la intención de voto a los partidos tradicionales. Cuatro años después el PSOE se mueve en la misma horquilla de entre 5 y 6 millones de votos, y el PP entre los 7 y los 8 millones. Lo que han recogido finalmente Ciudadanos y Podemos equivale al apoyo previamente perdido por los dos grandes partidos del régimen. Pero no siempre las encuestas han reflejado lo mismo, y por un momento el partido de Pablo Iglesias et al consiguió también atraer a la parte menos condicionable del electorado, la de los abstencionistas activos.

Podemos (sin confluencias ni IU) llegó a contar con un 28% de intención de voto entre julio y noviembre de 2014. A partir de ahí todo ha sido un retroceso paralelo al de la moderación de su discurso, agudizado en los últimos meses.

Y es que resulta obvio, descartado el trasvase de votos, que el perfil sociológico del potencial votante no sectario de Podemos, de izquierda no dogmática, y más analítico y politizado que la media del votante tradicional de los partidos del régimen, no responde íntegramente a las dinámicas mediáticas, y sí más al discurso y los hechos de los proponentes políticos. Y estos (discurso y hechos) han roto muy rápido las expectativas creadas.

La última puntilla, que todavía no se ha hecho notar demasiado pero que será catastrófica en próximas encuestas, la ha dado la calculada indefinición negativa respecto al referéndum catalán, llamando a no votar por no circunscribirse la consulta catalana (que no de Puigdemont) a las reglas del juego legales, porque eso de la desobediencia no está en sus genes. Pero al mismo tiempo pretendiendo participar haciendo bulto como movilización para no perder comba, y a la expectativa del seguimiento que vaya a tener la consulta para apostar por posicionarse de una u otra forma según venga el aire, cambiando cada día de parecer, pese a poner inicialmente palos en las ruedas de un proceso que en este Estado español heredero del franquismo nunca podría ser aprobado legalmente, porque nunca existirán 2/3 de diputados favorables al derecho a decidir.

Y asistiendo a esto parece ser que alguien en Podemos ha olvidado este mapa:

O puede que pese al roto que también les va a hacer en Euskadi el papelón que están haciendo en Cataluña, haya en la dirección de Podemos otro tipo de prioridades que desconocemos. En cualquier caso, puestos a olvidar, que se vayan olvidando de él para siempre después de un tipo de declaraciones entre las que destaca esta de alguien que hasta hoy, e ingenuamente, consideraba sensato:

Garzón sabe perfectamente que lo del referéndum con garantías ha sido inalcanzable, es inalcanzable, y seguirá siendo inalcanzable. Y que si de alguien son cómplices los ‘Pujoles’ es del régimen del 78: de los Rajoy, Aznar, González y borbones varios. El del ‘ara no toca’, siempre fue el caballo de troya (a precio de oro) del nacionalismo español contra el independentismo catalán, y quizá por eso la últimas encuestas sitúan como sexto partido –casi desaparecido– al PDeCat de Puigdemont (antigua CDC y más antigua CiU de Pujol) mientras ERC empieza a barrer en esas mismas encuestas. Así que muy triste lo tuyo, Alberto.

La decidida apuesta de una gran parte de los catalanes ha puesto al descubierto la verdadera cara de mucha gente, pero todo es parte del mismo tufillo que viene desprendiendo el partido en los últimos dos años. Republicanos pero amenazando a la monarquía con dvd’s de series y sonrisas en las reuniones; críticos con la UE y del euro pero firmemente europeístas y ‘euristas’; antimilitaristas pero respetando la integración en la OTAN, bases militares incluidas; laicos pero defendiendo la concesión de medallas a las ‘vírgenes del pueblo’ y muy fans del nuevo Papa; animadores de significantes como los de casta y trama, pero buscando el acercamiento ‘por responsabilidad’ a los que señalan como culpables de la situación (y como ufano adelanta Monereo, algo más que acercamiento) y repartiendo besos, cariños y abrazos a sus integrantes; promotores dialécticos de la participación pero verticales en la práctica y sin propuestas legislativas al respecto, y suma y sigue sacando pecho con los récords en el pago de la deuda (ya olvidadas las auditorías) y condenando a titiriteros pero exigiendo a su vez la liberación de un golpista como Leopoldo López. ¿Seguimos?

Tampoco hay por qué llevarse a engaño ni las manos a la cabeza, la verdad es que la dirección del partido (otra cosa son sus militantes y simpatizantes) nunca ha pretendido que la formación fuera rupturista más que en algún amago discursivo que potenciara la ambigüedad. Y yo he votado por ellos sabiéndolo y aceptando que pese a todo había un pequeño bien en sus propuestas iniciales, algo que suponía mucho más que cualquier otra alternativa que hubiera estado a nuestro alcance hasta ese momento. Las mismas propuestas que progresivamente fueron cayendo de la primera línea del discurso, desde la renta básica universal a la nacionalización de los sectores estratégicos de la economía… hasta no quedar casi nada, o nada de lo que pudiera marcar la diferencia con otros partidos. Solo gestos inofensivos.

Y hay quien se pregunta por qué están perdiendo apoyos a la carrera.

Esos votantes que pasaban a la abstención en 2013 es muy probable que ya consideren más de lo mismo lo que están percibiendo en 2017, y opten por volver al punto de partida. Por eso en los últimos sondeos el aumento de la abstención se corresponde casi exactamente con la pérdida de apoyos que está sufriendo el partido morado.

Ahora, aunque no escribo para hacer amigos, si es que tienes la tentación de hacerlo, mejor olvida el ad hominem que vayas a dedicarme por lo que digo y mira la luna y no el dedo, porque además comento todo esto casi con resignación, ya que soy de los que, si no tiene nada mejor que hacer ese día, va a seguir votando por lo menos malo, aunque sea por inercia. Y entre ese ‘menos malo’ lo mismo me da IU que Podemos (y como van juntos menos problema). Pero los datos, que es lo que importa, ya están mostrando que no todo el mundo piensa lo mismo ni quiere plantearse lo del ‘mal menor’, máxime sabiendo que su voto no será decisivo por las bajas expectativas de esa opción, que difícilmente volverá a ser ‘ganadora’.

Y es que hasta que no pasen muchos años, quizá dos generaciones, solo hay un granero de votos con el que pueda contar un partido nuevo, y es el de los y las que esperan que se abran caminos con valentía y sinceridad, posicionamiento e integridad. Pero no solo en las palabras: en los hechos. Lo demás ya está todo asignado y sentenciado. Y es que si alguna vez ha hecho falta, ahora ya nadie necesita políticos que se dediquen a decirnos lo que ya sabemos (y sabíamos antes de que aparecieran).

Quizá ahora mismo lo único que podría volver a ilusionar a esa parte de la sociedad desilusionada es que alguien, en un arrebato de humildad y de espíritu de servicio público, proponga dejar de ‘representarnos’ y actuar en favor de, para bien o para mal pero bajo nuestra responsabilidad, como corresponde a un adulto, que podamos hacerlo cada uno de nosotros. Y es que lo de los menús ideológicos ya está pasado de moda, y lo de los partidos y los salvapatrias todavía más. Con o sin buenas intenciones acaban siempre, cuando no convirtiéndose en un foco de corrupción, sí en un nido de parásitos dispuestos a vivir indefinidamente de los demás, aunque no sirvan para nada.

23 Comentarios

  1. La izquierda de este país siempre ha tenido un problema y es la flagelación, amén de que dicha izquierda es tan variopinta en ideas y pensamiento que parece un arco iris filosófico. Aunar dichas ideas en algo coherente es harto complicado y llevarlas a la práctica en un pensamiento político “ganador” ya es de ciencia ficción.
    Basta que uno de los muchos líderes, de izquierdas, discrepe en algo, para que los demás estén con el látigo dale que te pego, dando la sensación de desunión y faltos de coherencia política.
    Aquí lo que funciona es… “gobernar no es fácil, es más, es muy difícil” y que todos los “acólitos” digan lo mismo sin pudor ni rubor, y por supuesto que las “tropecientas” cadenas de TV apoyen a este último y anublen a los citados en el artículo.
    Mientras sigamos flagelándonos y estemos en manos de quien estamos (poder económico, audiovisual…) Podemos lo tiene muy difícil para poder llegar a gobernar, y he dicho “difícil” por no decir imposible.
    ¿Llegar a la coherencia política y no morir en el intento?.. dígame un partido o un político coherente que nunca haya “metido la pata” y me callaré para siempre

  2. Lo dijo Artur Mas: que partidos como Podemos eran un problema porque emborronaban la cuestión nacionalista, desplazándola en favor de otras cuestiones (cosillas sin importancia como la sanidad, la educación, la vivienda, las pensiones, ect)

    Bien, habrá que darle la enhorabuena a la derecha por haber conseguido romperle el espinazo a la izquierda una vez más gracias al nacionalismo. En esta ocasión, gracias al nacionalismo catalán, si bien concretar es un poco absurdo, dado que no existe ninguna diferencia entre el nacionalismo catalán, el español, el francés o el americano; es exactamente la misma mierda. Pero oye, cumple su función: asesinar a la izquierda. Así que nada: enhorabuena, derechona. O mejor dicho: l`enhorabona, dreta.

    • Precisamente la cuestión de la independencia es para que desde un gobierno tan centralista como el español no nos digan lo que tenemos que hacer ni como tenemos gestionar o que cantidad invertir en esas cosillas sin importancia como la sanidad, la educación, la vivienda, las pensiones, etc.

    • Más claro agua. Las derechas catalana y españolista polarizaron y enfocaron el tema entre unidad e independentismo y Podemos cayó en la trampa acompañándolos en el juego. Todo lo demás, reforma laboral, ley mordaza, etc eran “cosillas” sin importancia. Al fin y al cabo al que se ha suicidado ya no lo van a poder resucitar.

  3. Podemos para arriba Podemos para abajo, y hasta le llamamos “izquierda”. En este Régimen estatal que nos toca aguantar, las labores mediáticas de moldear las mentes del españolito medio, la gran masa, para entendernos, han hecho un magnífico trabajo desde la prespectiva, claro está, de los intereses de los detentadores del poder de este Estado neo franquista. Los poderes mediáticos, esas maquinas de moldear opiniones, conciencias y dirigir la mano que va votar, no nos creamos que están para “informar” están para embaucar voluntades hacia sus inconfesables intereses de depredacion. Y sobre todo han conseguido que se catalogue a Podemos como de izquierda, de una izquierda que supuestamente a de comportarse como tal contra los desmanes de la derecha del PP. Eso es lo que se espere de ellos, no se puede esperar otra cosa, está en el programa de regenerar el Régimen. De crear un nuevo bipartidismo, el actual ya empieza a derrumbarse por su falta de credibilidad, y a podemos parece que le ha tocado esa labor de salvar a España de las garras del malvado PP. Otra cosa es que les salga bien esta mamarrachada tenemos neo franquismo para cuarenta años más. Recomiendo el enlace incluido donde se aclaran algunas cosillas de Podemos
    https://beniezu.blogspot.com.es/2014/11/el-proyecto-podemos.html

  4. No podría estar más de acuerdo. Creo que hay párrafos idénticos a lo que yo haya escrito, sin que esto quiera decir que haya copia. Las ideas, tus ideas, están en línea con lo que yo pienso. Le he dedicado mucha tinta a este asunto. A veces he llegado a pensar que esto de Podemos pudiera ser un invento del poder, como lo es Ciudadanos.
    Coincidimos, creo, en que no es posible el cambio desde dentro del propio modelo político. Podemos se desinfla porque no puede cumplir con las propuestas iniciales. Sólo le queda permanecer con un discreto apoyo electoral de esos que,como tú dices, aplicamos la máxima del mal menor, pero de todo se cansa uno y, tal vez, volvamos a eso que tú y yo llamamos abstención activa.
    Un saludo.

    • Creo que somos bastantes los que coincidimos en el diagnóstico, porque al final no es más que eso, y como también coincidimos en ser personas libres, no cabe otra que decir lo mismo. En cuanto a eso otro que comentas… me he negado a aceptar esa posibilidad durante mucho tiempo porque entre los fundadores conozco bien a un par de personas, y a uno lo considero un amigo. Pero igual que yo confié en el proyecto porque estaban ellos, ellos confiarían porque habían otros, y en algún punto la cadena pudo tener un defecto. Hoy ya no digo que no sea posible, y si no fuera por lo que comento, ya hace tiempo que hubiera apostado porque lo es sin ninguna duda. El caso es que no lo sé, y tampoco necesito saberlo, me basta, como supongo que a ti te pasa, con los propios hechos.

      Un abrazo, Antonio.

      • Eppur si muove, como dijo Galileo. Y sin embargo, les intentamos ayudar, a pesar de ser conscientes de las dificultades de cambio. Mi apoyo total en ese artículo: “Razones para una moción de censura”. Si bien es cierto que los deseos se imponen, a veces, a la razón.
        De cualquier forma, en: “No le demos más vueltas, es cuestión de tiempo”, se impone el determinismo y la firme certeza de que ahora no estamos preparados para otro modo de vida. Triste, pero real.

  5. Las encuestas no deben marcar nada, ni para bien ni para mal, solo es un dato más a tener en cuenta, pero no son indicativo de que se estén haciendo las cosas bien o mal.

    Para empezar, la credibilidad de las mismas es evidente, siempre, no se en que te basas para decir que fuera de períodos electorales es menor. De hecho si ves lo que ha pasado con las encuestas en 2015… telita:
    http://poderymanipulacion.com/wp-content/uploads/2017/06/kEok5nNsRNSUzOaZgX0ZuA1.png

    No hace falta tener muchas luces para saber que hubo una manipulación brutal de las mismas, porque hay manipulación en las empresas encuestadoras que no tienen mucha credibilidad en comparación a otras de otros países, en la recopilación de datos, la selección de la muestra, las preguntas que se hacen, el proceso de los datos, la interpretación de los resultados… etc.

    Pero es que además, tú puedes hacer las cosas bien a largo plazo y ser poco productivas a corto, o al revés. Y también dependes de lo que hagan otros partidos, de muchos elementos coyunturales.

    Por tanto, un proyecto político no puede juzgarse en ningún caso por las encuestas, sólo es un elemento más a tener en cuenta.

    Para entender todo lo que pasa, es importante entender por ejemplo, lo que pasó antes del 20D
    http://poderymanipulacion.com/partidos-espana-antes-20d/

    Que es la base para entender lo que pasó en 2016, la naturaleza de los partidos y por qué no hubo gobierno alternativo. Pero efectivamente, puede decirse que Podemos tocó techo y desde entonces se mantiene, o incluso baja ligeramente.

    Antes de tirarnos de los pelos cabría entender por qué se tocó techo, si se puede crecer más o no, etc.

    Yo creo que forma parte del proceso. De inicio no había más alternativa al turnismo que Podemos. Incluso le dieron visibilidad en la sexta y en otros medios de derechas (sí, la sexta y todos los mass media son de derechas aunque unos ataquen a un público objetivo de izquierdas y otros a publico de derechas), para hacer daño al PSOE. Pero pronto cambiaron las cosas, y Podemos pasó a ser el enemigo público nº1. Se infló a Ciudadanos, PPSPECs y todos los mass media, todos contra Podemos. Y es por esto que se alcanzó el techo. Los ataques fueron brutales pero Podemos aguantó bien. El problema es que cuesta crecer, porque cuando van todos contra ti es complicado. Pero en esta operación, también PSOE sufrió lo suyo y se vio forzado a cambiar para no acabar como otros partidos socialistas europeos.

    Lo que pasa ahora es que PSOE, como siempre, vive de la indefinición. Cuando no se moja, le va bien, pero el problema es que tarde o temprano tiene que mojarse, y entonces la caga. Sanchez evitó decantarse a izquierda o derecha en su día, pero al final había que definirse y entonces llegó la gran crisis del PSOE. Por fortuna para él, desapareció del mapa y son otros los que quedaron de culpables al permitir el gobierno del PP, que son Ciudadanos y el PSOE “viejo”. Esta farsa le permitió recuperar la secretaría, pero no le durará eternamente.

    Ahora la gente está ilusionada con PSOE, porque se creen que ha cambiado. Y lo ha hecho, pero de boquilla nada más. No puede hacer gran cosa debido a que el PSOE andaluz no quiere nada con Podemos.

    Mas allá de que creamos que Sanchez haya cambiado o no, de que en realidad busca el pacto con UP o recuperar votantes, esta claro que lo tiene muy difícil, o imposible para convencer a este PSOE andaluz, que es la base del PSOE!!

    Es por eso que Sanchez no puede, por mas que lo inflen las encuestas, o de verdad la gente crea en él. Porque es lamentable que tenga que creer más en él Unidos Podemos que el PSOE andaluz.

    Sánchez crece debido a la indefinición. Al PSOE andaluz y a la élite les vende que este es el camino para derrotar a Podemos. Y a los votantes de Podemos les hace creer que esta dispuesto al pacto, que pesar de que mas allá de discurso, (que no se deben despreciar y tienen mucho valor) lo importante está en los hechos. Y los hechos son que PSOE permitió y permite el gobierno del Rajoy y Rivera, la única alternativa que planteó era una sumisión de Podemos a PSOE y Ciudadanos.

    Sánchez vive de la ilusión. Pero cuando se tenga que mojar perderá el apoyo de los socialistas antiPodemos, o de los indecisos afines a Unidos Podemos.

    Podemos tiene que cavar trincheras, y seguir haciendo lo que viene haciendo. ¡No se porque tenéis tantas dudas! La moción demostró quién es podemos, que es quien mejor ataca al PP y el que tiene un proyecto alternativo de cambio. Porque no basta con quitar al PP poner un gobierno de cualquier manera, tiene que haber un cambio, aunque sea mínimo, como en Portugal. Como dijo Varoufakis, lo peor que puede hacer Podemos es llegar al poder para no cambiar nada. Y eso es lo que pasaría si cediera al pacto Sánchez Rivera que hizo bien no suscribir.

    Sánchez busca ganar tiempo, y esto, que Podemos pierda fuelle para un día someter a Podemos. Pero no le saldrá bien, no, mientras Podemos siga creyendo que sí se puede.

  6. Con mucho dolor de corazón tengo que darte la razón en todo o en casi todo lo que dices. El “casi” sería para la parte final de tu artículo que me muestra una especie de pesimismo en el cual yo, “optimista empedernido” no termino de estar dispuesto a caer.

    Cierto que Podemos ha cometido todos esos fallos que comentas e incluso algunos más, cierto que los sigue cometiendo y cierto que los cometerá, pero no podemos olvidar que la derecha española es mucha derecha y mucho derecha. Muchas derechas como no diría Rajoy. La derecha española va desde la derecha socialdemócrata hasta la extrema derecha y es capaz de mostrarse modosita y con aires demócratas y utilizar los métodos más sucios, rastreros, inmorales y mafiosos para mantenerse en el poder y tiene todo el entorno necesario para conseguirlo. No es fácil, no, desbancarla. A la hora de juzgar el trabajo de l@s compañer@s es preciso tenerlo en cuenta. No lo tuvieron fácil.

    Quisiera que te equivocaras a la hora de vaticinar el declive de Podemos, pero mucho me temo que tengamos que darte de nuevo la razón.

    Mi positivo raciocinio (genio y figura), me dice que tenemos buenos mimbres, que, aunque quizá no con la rapidez con que creíamos que se le podría dar la vuelta a la tortilla, las nuevas generaciones se irán inclinando por la lógica e irán comprediendo que es su hora, que deben tomar en sus manos los problemas de la sociedad.

  7. Los hechos son los que valen, te dices votante de Unidos Podemos pero has escrito un artículo que en nada favorece a esta formación. Creo que están demostrando que valen, hay que darse una vuelta por los ayuntamientos que ellos tienen, para ver su valía.

  8. Joer, si tenemos que creernos que Podemos se desploma en las encuestas aunque ninguna sea muy de fiar, a mi juicio probablemente influya que la gente harta del bipartidismo el 15M creíamos que iban a cambiar algo sin saber exactamente el qué, en este país somos así; algunos se conformaban con cambiar las cosas más necesarias y otros el régimen; pero al ser políticos, creo que esas diferencias han aumentado puesto que estamos viendo que por una parte los poderes no les dejan cambiar las cosas más necesarias, por otra parte está claro que sólo puede gobernar el bipartidismo y por otra, puede que en Unidos Podemos se encuentren también a gusto en este régimen con las ventajas de los políticos; sólo tenemos que ver las largas vacaciones de dos meses que todos los años se cogen en verano cuando los demás tenemos un mes como mucho y no teníamos que haber permitido a ninguno este abuso; todo eso si no me equivoco, puede que esté influyendo. 

  9. Resalto “Y es que hasta que no pasen muchos años, quizá dos generaciones, solo hay un granero de votos con el que pueda contar un partido nuevo, y es el de los y las que esperan que se abran caminos con valentía y sinceridad, posicionamiento e integridad. Pero no solo en las palabras: en los hechos.” y añado que en este mundo hay que elegir entre gobernar a idiotas prometiéndoles mentiras, mintiéndoles sobre las verdades o demostrar, si posible con hechos, a quienes algo de sentido común tienen que otro sistema por lo menos politico es posible, siempre desde la ética, la verdad y la integridad. ¿Para que sirve perder su propia identidad y hacer falsos amigos, si ello no te ayuda a ser feliz y obliga a jugar un a juego que desde un principio reconoces que no es honroso? Nada sirve pegarse contra paredes sin esperar a que se abran puertas, y hoy en España existe aun demasiada ignorancia, cobardía, mentira y corrupción, como para que un partido se dedique a salvar a los idiotas.

  10. Comparto lo que dice el artículo, aunque, como otras muchas personas, ahí sigo porque en el fondo, muy al fondo, me niego a creer que los de abajo, clase obrera o como se le quiera llamar, pero en definitiva la gran mayoría de la población, vamos a ser de nuevo derrotados, aunque se ve venir
    . Primero fue Grecia, gracias a tsipras y cómplices,y lo consiguieron destruyendo por dentro a syriza. Lo consiguieron porque la camarilla de tsipras controlaba todo, tenía todo el poder, en lugar de una auténtica democracia interna , por lo que aplastaron a las bases y dirigentes críticos.

    Y eso mismo pasará en podemos porque el funcionamiento es totalmente vertical , las bases no pintan nada y desde el primer momento ha habido purgas internas y caza de brujas. Esto permite que muchos arribistas , encima sin preparación, ocupen los sillones.
    La mayoría de la base comparte con parte de la población la búsqueda de esa alternativa honesta, integra y dispuesta a enfrentarse con el capitalismo autóctono ,europeo y mundial y apoya el no pago de la deuda, la renta básica universal, ( no la condicional o como la llamen), no a la OTAN ni bases, nacionalizaciones, etc.
    No creo que “el pueblo” este tan manipulado como decís algunos, y me da optimismo el cambio que se produjo en mucha gente gracias a stop desahucios. Pero necesitamos que en podemos haya democracia interna real ,que los ayuntamientos del cambio se dediquen a las auditorías de la deuda y se enfrenten de verdad a los problemas, etc,etc.

  11. El foco que se pone en los “errores” de Podemos y las confluencias es espérpentico. Y otro apunte para tanto pesimista del “votaré a Podemos xq es la opción menos mala”. Votar la opción menos mala es lo mismo que votar a la mejor opción. En este caso además, la diferencia puede ser abismal. Véase Carmena vs. Aguirre en Madrid o Colau vs. Arrimadas en Cataluña. Salud y república.

  12. Me parece que es la pregunta equivocada.
    Lo que asombra es que los otros partidos no se desplomen en las encuestas.
    Solo Podemos ¡tachan!
    Ya podeis ir coincidiendo con el articulista… ya.
    Hay que crear de inmediato otro sujeto politico… o bien propongamos a IU con su pristina ejecutoria de los ultimos 30 años.
    Pero en fin… buena parte del voto a Podemos proviene de quienes estuvimos votando con tanta punteria durante esos lustros.

  13. La izquierda en este país hace demasiados años que no era capaz de enfrentarse a su gran reto… cargarse del valor suficiente para asumir contradicciones y pelear de verdad por llegar al poder, llegar a gobernar. Y llegó Podemos, armado de coraje y valor para enfrentarse a ese reto olvidado demasiadas generaciones, pero a la vez ganaron relevancia todos los “revolucionario” de sobremesa, los que solo se ponen de acuerdo, y a duras penas, con los que como ellos no asumen más contradicción que la de elegir la estructura lingüística con la que criticar a los que persiguen de verdad cambios estructurales, si, desde las propias instituciones.

    Os obsesiona tanto conservar el pedigrí ideológico que atacais a vuestr@s compañer@s de trinchera. Vuestro supuesto pedigrí ideológico os lleva a creer que sois la polla porque habéis escrito un artículo muy sesudo para animar a la fragmentación y la desilusión de la izquierda, gracias Paco por tu granito de arena.

    La prensa de derechas no disfruta tanto como nosotros triturando la ilusión de sus lectores, es más, cierran filas fielmente para defender las líneas de actuación de sus adalides políticos. Desgraciadamente en la izquierda se extiende la creencia de que para ser de izquierda hay que hablar mal de las personas que mejor representan nuestras ideas en las instituciones (esos que llamas mal menor) y contribuir como nadie, más que la propia prensa del régimen, a esa desafección política y así poder confirmar ese sesudo análisis que anticipa el declive de Podemos. Sigue en esa línea no vaya a ser que no perseveres en tu “crítica” lo suficiente y al final te equivoques.

    Y no, no te preocupes que yo miro la Luna, porque de momento la Luna, para mi, sigue siendo Podemos, al menos hasta que, como ya hiciera el PSOE, nos demuestre lo contrario. El dedo son todas esas líneas argumentales que te llevan, precisamente a ti Paco, a criticar la ¿moderación? de Podemos, líneas argumentales que siguen la senda marcada precisamente por la prensa del régimen. Me temo Paco que te has quedado mirando un dedo que no sabes ni donde señala, pero seguro que no es a Podemos…

    ¿Formáis vosotros parte necesaria del régimen? Podemos seguro que Podemos no, si no no tratarían de destruirlo a a cualquier precio; en cambio vosotros si contribuis a desilusionar a la gente.

    No se trata de crear mitos positivos, pero tampoco negativos. No vamos a insuflar en exceso la ilusión porque sabemos que aunque no queramos existen limites, pero tampoco vamos a invitar a la desafección.

    Si no es mucho pedir, estaría bien que por una vez en la historia fuésemos capaces de unir esfuerzos, olvidar los egos y el pedigrí ideológico y luchásemos juntos por un país mejor y más justo, si, también desde la crítica, pero que sea constructiva y propositiva por favor.

  14. Tengo serias dudas sobre que el descenso en las expectativas se deba a la moderación del discurso. Que no es tal, en mi opinión, si no un intento con más o menos éxito, de explotar el “hallazgo” de la transversalidad y aquello de lo de arriba vs abajo. Con todo, no estamos mal para una organización de tres años de vida. Tal vez tenga más que ver con aquello de la “ventana de oportunidad” que ya se recogía en el papel fundacional, Mover Ficha. Si el enemigo se reorganiza y las condiciones críticas parecen remitir, la cosa será más difícil. Luego están las dificultades de pasar de un partido/movimiento a una organización más o menos convencional, ( yo creo que menos que más ) en la que las disputas tradicionales también hacen mella. Paco recordará sin duda, dónde nos han llevado, traído, aquellas organizaciones tan puras y radicales que llevan 40 años, más los de la clandestinidad, luchando y sacrificándose por el advenimiento de una sociedad sin clases. A las mismas puertas de la revolución, ¿ no es cierto ? ¿ No merece un poco más de paciencia, y colaboración, y lealtad, una organización neonata? Yo vengo de aquella tradición, y jamás he visto a las élites tan preocupadas como ahora. No quiero poseer toda la verdad, y con ella la legitimación de llamar a otros equivocados, revisionistas, renegados, incluso traidores. Quiero ganar. Lo del referéndum catalán es otra cosa. No voy a explicarlo mejor que Vicenç Navarro.. ( http://www.vnavarro.org/ ) , o Guillem Martínez, o tantos otros que saben que lo que se les propone a los catalanes no es más que un señuelo, un truco que todos saben, ellos los primeros, que no va a llegar a ninguna parte. En el mejor de los casos. En el improbable caso de que esta vez, ahora sí, se declare una independencia efectiva, basada en leyes, dudo de que el Estado Catalán tenga capacidad para ejercer la potestas, la capacidad de hacer cumplir sus normas unilaterales en su territorio. ¿ Alguien podrá impedir que una bolsa importante de ciudadanos desobedezca esa ley, que siga reconociendo ( por las causas que sean ) la soberanía española? ¿ Suena eso a Balcanes ? A quienes objetan que ya es tarde, tendremos que recordarles, de nuevo, a donde nos han llevado 40 años de contestación política. En Euskadi, a una disgregación social que costará reconducir. Y en Cataluña, a la frustración. La solución, el 2o, si antes no se han convocado elecciones.

  15. Un par de líneas más para recordar aquello de “lo importante es que la langosta entre en la trampa”, la supuesta frase que respondió un dirigente independentista quebequés en el primer plebiscito sobre la independencia al ser preguntado sobre qué pasaría al día siguiente. Pues eso. Aquí, los nacionalistas creen que llegados a las urnas, estas dicten veredicto a su favor. Y sí que tienen ideas para el día siguiente, lo que pasa es que las esconden. Ahora eso no es relevante, dicen. Luego, lo de siempre. Se saca la langosta del cepo y se la cocina. Políticas neoliberales más intensas que las de Madrid. ¿ Independencia, para esto? No, gracias. Aunque, claro, siempre cabe la posibilidad de hacer de Catalunya la nueva aldea de Asterix, irreductible paraíso. Patria socialista de la que irradiará una corriente salvífica para la salvación universal.

  16. Solo con autocrítica es posible conocer que está fallando para intentar solucionarlo. Te puedes negar a ver la realidad, pero ella sigue ahí..No puedes negar que podemos ha ” olvidado” todo lo que defendíamos para las europeas .Es más constructivo debatir sobre los puntos que plantea el artículo que dedicarse a atacar a quien lo escribe, sin aportar argumentos que desmientan lo que ahí se afirma.

    Sobre algunos ayuntamientos del cambio habría mucho que hablar. Evidentemente hay diferencias entre Carmena y Aguirre, como entre el PP y el PSOE, pero lo que cuenta es si ha hecho lo que se esperaba de ella ( parar los desahucios, y los pelotazos urbanísticos,por ejemplo , ) . De Aguirre ya sabemos lo que iba a hacer .

  17. Tenemos el país que tenemos y algo va cambiando al sucederse las generaciones, pero es lento. Lo cierto es que la perspectiva es mucho mejor que hace 10 años y pese a las moderaciones y bandazos varios, esto ya no hay quien lo pare.

    Salud!

Deja un comentario