Redacción/Rokambol/19.07.17

Hasta cincuenta tipos de nutrientes podría albergar la formidable e irresponsable papada del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, según afirman los médicos especialistas en nutrición que colaboran diariamente con las principales ONGs humanitarias dedicadas al rescate de inmigrantes en el mar. “Cada vez que vemos una patera atestada de personas deshidratadas y hambrientas nos acordamos de la magnífica y jugosa protuberancia del ministro del Interior, no podemos evitarlo”, aseguran los nutricionistas partidarios de utilizar la papada de Zoido para atender a los subsaharianos más afectados por las travesías.

Al parecer, según aclaran los propios médicos voluntarios, no se trata de hacerla a la plancha y administrar directamente toda esa carne a los necesitados sino de un proceso algo más ambicioso y que consiste en subastar esa materia prima en alguna de las principales lonjas de atún españolas. De esta manera, explican, se emplearían los beneficios de esa venta para adquirir una gran cantidad de alimentos complementarios a las proteínas animales y se conseguiría proporcionar a los desnutridos una alimentación más equilibrada que la obtenida a partir de unas simples lonchas de papada ministerial.

“Es verdad que también podríamos fabricar hasta veintisiete toneladas de jabón procesando esa grasa pero no estamos muy seguros de que el consumidor quiera lavar a su perro con un producto proveniente de un personaje capaz de decir esas cosas sin eructar y sin despeinarse”, puntualizan los expertos en nutrición y desvergüenza institucional.  Más en Rokambol

1 Comentario

Deja un comentario