Hay quien en lugar de intentar reapropiarse de los “significantes robados por la derecha” debería empezar a recordar los de la izquierda, si es que no están olvidados del todo. Y no lo digo porque sea un dogmático de las ideologías, que cada día me ocupan y preocupan menos, sino por equilibrar un poco la balanza del discurso imperante. Pero ya que estamos en ‘modo patriótico’, qué mejor que apelar a la soberanía monetaria y fiscal.

Porque mientras unos intentan recuperar ‘significantes vacíos’, otros sin prisa pero sin pausa empiezan a dotarlos de contenido, y se vuelven a adelantar.

A este paso el día que se junten cuatro personajes con aura de sensatos, o de fiables, o simplemente de no dar miedo; moderen un poco el discurso xenófobo y nacional-católico, y potencien esos otros que tienen tan buena acogida, que se dé por extinguido el espejismo de progresismo político (y digo progresismo porque la izquierda ya no existe en este país desde los años treinta).

Lo dicho, una lástima tener que escuchar esto… de quien no debería.

1 Comentario

Deja un comentario