Claro, es verdad, lo que ocurre en el régimen de Rajoy no es pertinente, ni recomendable, ni decente, ni sano, ni lógico, ni aceptable, ni fácilmente soportable. Lo que hace este cretino con mala baba en su comparecencia como testigo no es normal; su actitud de acomplejado de patio de colegio intentando hacerse el chulito sin demasiado éxito, con esos espasmos gestuales tan característicos, dice mucho de su inseguridad y del coeficiente intelectual y ético de sus votantes.

Y es igualmente cierto que todo esto es grave. Pero no tanto como lo que hace el presidente del tribunal ejerciendo de abogado defensor, o incluso más: ejerciendo de censor al estilo franquista, no vaya a ser que sin querer el testigo se autoinculpe.

Sinceramente, si yo hubiera sido uno de los abogados de la acusación me hubiera levantado para no contribuir a legitimar ese repugnante circo. Considero que hubiera sido lo más digno. Y me parece una lástima que hayan desaprovechado tan magnífica oportunidad para dejar en pelotas a nivel internacional a esa institución descompuesta a la que aquí se insiste en llamar Justicia.

No, lo del régimen de Rajoy no es pertinente. Y que el jefe de la banda compareciera en calidad de testigo y no de investigado… mucho menos.

4 Comentarios

  1. Demoledor, excelente y valiente descripción de este personajillo. Lo que dicen mayoría de españoles, esos que no están en su manada, pero con mas arte.

  2. ¡¡Que bueno que hay periodistas como “Pepito” que describe con valentía, y saber decir, lo que la mayoría pensamos y analizamos sobre este personaje y su corte carnavalesca de gobierno. Las instituciones (todas) ya las tienen en cueros, dispuestas para el basurero. Si no se les expulsa lo antes posible, van a destruirlo todo (mas de lo que ya esta). España pide socorro pero nadie nos escucha. ¡¡Que pena!!.

  3. A efectos de participar en los comentarios podías incluir los iconos de “me gusta” o “no me gusta” (pulgar arriba o abajo); para no tener que volver a decir lo mismo…

Deja un comentario