Elisa Beni | El Diario | 09/08/2017

No, Juana no está en mi casa. Es una pena porque allí donde se encuentre creo que no la están ayudando como es debido. Si Juana hubiera estado en mi casa, la habría intentado convencer con todas mis fuerzas de que no asumiera el error fatal de cometer un delito. Ahora ya es tarde. Cometer un delito y convertirse en prófuga de la justicia penal era la peor elección que podía hacer, sobre todo por sus hijos. Ahora los ha convertido en rehenes de su condición de huída y se arriesga a ser castigada con entre dos y cuatro años de cárcel y a ser inhabilitada para ejercer la patria potestad sobre ellos entre 4 y 10 años. ¿Qué va a ser entonces de sus hijos? Si Juana ingresa en prisión o si pierde la patria potestad perderá a sus hijos durante un largo periodo. ¿No es eso lo que intenta evitar a toda costa? ¿Quién piensa que eso es lo mejor para ellos? ¿Cómo quienes la rodean y tienen conocimiento penal no la han conseguido convencer de la magnitud del error que está cometiendo?

No, Juana no está en mi casa. No está tampoco en casa de ninguno de los bien pensantes que se levantaron poniendo un hashtag que les hace sentirse humanos y empáticos pero que no responde a una verdadera reflexión informada sobre la cuestión. Muchos de los que lo han hecho también fueron Charlie, aunque después han demostrado una y otra vez no entender de qué va la libertad de expresión. Algunos fueron incluso activistas de las primaveras árabes y ahora no sabrían decir qué ha pasado después en aquellos países. Ni les importa. En el mejor de los casos, muchos han compartido su empatía y su comprensión, su humanidad y su compasión con el dolor de Juana, pero quizá sin pensar en que los actos individuales, cuando devienen en masivos, pueden tener consecuencias. Una de ellas, sobre la que merece la pena reflexionar, es la de hacer creer a esta mujer —cuya confusión, dolor y aturdimiento todos podemos comprender— que con un apoyo mayoritario de la opinión pública puede luchar contra el sistema legal. Otra hacerle que sienta que sus decisiones, como ahora la de convertirse en una prófuga de la Justicia, se verán atenuadas por el respaldo popular. Y eso, hay que decirlo clara y rotundamente, es mentira. Mentira. Al final cada uno volverá a su vida y Juana quedará a solas con la suya y con la consecuencias de su actos. Así funciona la realidad y así debe funcionar.

A mi no me vale más el corifeo de opiniones de miles de personas, sin datos ni fundamentos jurídicos en casi todos los casos, que el criterio profesional y basado en la norma de cuatro jueces. Es evidente que el Convenio de La Haya de 1980 es un buen convenio y que se redactó para evitar los secuestros de niños por parte de progenitores extranjeros porque ese problema existe. Si ese caso se produce ahora o no sólo pueden decirlo los magistrados que han tenido en sus manos todas las pruebas que nosotros no tenemos. En esto no entra ni la ideología ni el posicionamiento personal ni ninguna otra cuestión. Se equivocan los que quieren convertir a Juana en un campo de batalla para la reivindicación porque, insisto, al final cada uno se irá con su pancarta y será ella la que se quede con el marrón. Yo soy feminista —feminazi reconocida para los descerebrados que acuden cada día al juzgado de Granada— y no por eso dejo de ver cual es la situación real.

No afirmo que Juana no tenga nada que hacer, en absoluto, pero las únicas armas con las que tiene sentido defenderse son las que le da la ley. Yo hubiera animado a Juana a presentar una demanda de custodia, a demandar unas cautelares, a haber pedido quizá al Ministerio de Justicia ayuda para la agilización de la tramitación de estas cuestiones en Italia, que para eso tenemos magistrados de enlace. Cualquier cosa que le permitiera la ley tras asumir que, hasta ahora, no ha conseguido probar a los magistrados que exista un “peligro cierto” para sus hijos por estar con su padre. Así lo expresan los jueces basándose, entre otras cosas, en las propias manifestaciones de su hijo mayor.

Hace mucho tiempo que me enseñaron que ninguna de las partes de un pleito da toda la información cuando lo relata. No es ni siquiera por mala fe, es porque su perspectiva de la realidad es unívoca. Sólo un juez independiente, con los hechos y la norma en la mano, tiene alguna posibilidad de acercarse a la verdad. No dudo en absoluto de los magistrados que han visto el asunto, porque no hay motivo alguno para hacerlo, ¿qué ganarían o perderían con prevaricar en este caso? Sí dudo de que Juana haya sido bien asesorada y también del sentido de convertir su caso personal e íntimo en un caso mediático porque esa es una decisión consciente apuntalada por personas concretas. Tengo publicado un libro de Comunicación para abogados en el que hablo de las circunstancias en las que la comunicación de litigios puede convenir para hacer ganar el pleito de la opinión pública a un cliente aunque se pierda el pleito legal. Juana no es una empresa ni un personaje público, no tiene otro pleito que ganar que el de conservar a sus hijos y en ese debieron centrarse desde el principio.

No, Juana no está en mi casa ni en la de la mayoría de vosotros. Juana está sola ante la realidad y ante su destino y sólo puedo desearle que alguien con sororidad, cabeza y empatía le explique cual es su verdadera situación y la convenza de lo que más le conviene. Por ella y por sus hijos. Qué queréis, soy de contar las verdades aunque no sean populares.

18 Comentarios

  1. Magnífico alegato “pro conformismo” Ahora, dígame cuántas cosas consiguió el mundo con el apoyo de la justicia y cuántas en contra.

    • “hasta ahora, no ha conseguido probar a los magistrados que exista un “peligro cierto” para sus hijos por estar con su padre. Así lo expresan los jueces basándose, entre otras cosas, en las propias manifestaciones de su hijo mayor.”

      No es pro conformismo.

  2. Creo que el punto que manifiesta es absolutamente lógico, pero la lógica lleva y ha llevado a múltiples injusticias. Soy madre y por supuesto prefiero desobedecer cualquier ley antes que arriesgar la vida o la integridad de mis hijos. Prefiero ser prófuga a dejar que maltraten a mis hijos. Artículo absolutamente racional, pero que no entiende del sentido común, así como tampoco hasta ahora lo ha entendido las instituciones judiciales. Así que Juana está mi casa …

  3. Yo no entiendo de leyes y seguramente su alegato este muy bien fundamentado… legalmente, pero veo las realidades, algunas veces espantosas, de la vida y este caso me ha traído a la memoria el del tristemente famoso Bretón. Su ex mujer cumplió la ley y entrego sus hijos a su asesino, que tenia derecho de visitas… todos sabemos el uso que hizo de ese derecho y hay que ser muy ingenuo para pretender ignorar que en mas ocasiones de las que imaginamos los hijos son usados para producir daño, a la madre en la mayoría de los casos.
    Tengo entendido, aunque no entiendo de leyes,que la tutela ultima de los menores corresponde al estado y me pregunto ¿porqué en casos como este el estado no asume su responsabilidad y se hace cargo de los niños hasta que se aclare el panorama? Pienso que lo primero es garantizar su seguridad. Los jueces pueden creer tener muy claro que el padre no atentara contra ellos, como sucedió en el caso de Bretón, pero si lo hiciera luego no hay reparación posible.

  4. La Autora del artículo-deposición, o es abogada o jueza. Salió de la Facultad, con el cerebro articulao, jurisprudenciao y legalizao. No le da para más. Y es que como nos decía un viejo y sabio profesor que tuve, “hijos míos, el que nace idiota, cuanto más estudia, más idiota”

    • En realidad, el dicho es “Burrus que en el campus pacen, cuanto más pacen, más burrus se hacen. Y no es el caso de quien escribe el artículo, ni creo necesario caer en el insulto por no compartir una opinión, perfectamente escrita, fundamentada y creo, con cariño. No le falta razón. Todos los que tienen a Juana en su casa, dentro de un año, no se acordarán ni de como se llama. Ella, probablemente y ojalá así no sea, estará en la cárcel y sus hijos, quien sabe donde. Se ha metido en un lío de dimensiones incalculadas y, desgraciadamente, a sus hijos. Ojalá le salga todo bien. Juana, tampoco está en mi casa.

  5. Tengan en cuenta la niña que ha muerto en Valladolid maltratada por su madre y el compañero de esta. Los servicios sociales llegaron tarde porque cuando el pediatra, fue a ratificar la denuncia . La madre, en su declaración, comentó a los agentes del servicio policial especializado en mujeres y menores que su expareja la maltrataba psicológicamente . De inmediato se activó el protocolo para que el asunto pasara al Juzgado de Violencia de Género y se pone el foco sobre la madre, que se niega a ratificar la denuncia y el asunto se archiva. Fuentes próximas a la investigación apuntan que esta prioridad pudo eclipsar la denuncia sobre el maltrato de la niña. Para que la LVG funcione mejor, hay que denunciar su mala utilización, como cuando las madres lo utilizan para ocultar el maltrato que ellas ejercen.

    Resultados del Informe del Centro Reina Sofia sobre el maltrato infantil en España: El 65% del maltrato infantil lo ejercen las madres. otros estudios hablan de un 70%. El mayor porcentaje de filicidios de bebes lo cometen las madres. Si se quiere proteger a los menores hay que diferenciar el maltrato de menores de la violencia machista, para que no ocurran casos como la niña muerta en Valladolid,… La mala utilización de la LVG puede dejar indefens@s a menores maltratados por sus madres.

  6. INCONGRUENCIAS:

    CANCER DE MAMA TEMA FEMENINO: Incidencia anual del cáncer de mama más de 22.000 casos en España (IARC 2008), el 28,5% .
    Fallecimientos por cancer de mama en el 2011: 6.314 f. Por violencia de genero 67.
    Los pronósticos son que el cancer va a a seguir aumentando imparable.

    Reflexión:

    El presupuesto en sanidad se sigue recortando, ahora en verano se han cerrado plantas enteras en los hospitales, en lugar de continuar las intervenciones quirúrgicas para reducir las listas de espera.

    En cambio, todos los partidos políticos se ponen de acuerdo para aumentar el presupuesto en VG
    ¿Como se explica esto?

    La presión social no; porque las Mareas blancas están ahí. que nos lleva a otra pregunta: ¿Por que se da tanto espacio en los medios de desinformación de masas a las manifestaciones por VG y tan poca o nula a las Mareas Blanca, . a las Coordinadoras y Mesa para salvar la sanidad publica?

    ¿Qué interés tienen los partidos? Quizá que parte del presupuesto de la LVG les beneficia a través de sus Asociaciones?? El PSOE tiene montado en Andalucia y en muchos ayuntamientos españoles una administración paralela mediante asociaciones y empresas allegadas.

  7. Juana está en mi casa. Lo siento Elisa, pero esta vez no puedo estar de acuerdo con lo que escribes. Como no soy jurista no puedo desmontar la rcionalidad legal (que no justa) del texto. Sin embargo han quedado varias normas sociales sin mencionar.. es la norma el cemento de la sociedad o no?? Si las mujeres vivimos en un marco normtivo que nos constriñe, por lo menos poder utilizar ese marco para defendernos. Y si la carga de los cuidados recae sobre nosotras, referirnos a ella en este caso no vendría mal. La leyes son patriarcales, y las normas… a lo mejor es necesaria una vuelta de tuerca para que de vez en cuando juegen a nuestro favor.
    Solo la presión social puede variar injusticias, el acatar no sirve… No puedo imagianar el miedo de una mujer maltratada, por su vida, por la de sus hijos. Si en estos casos la empatía social no responde ¿para cuando la dejamos?

  8. No se donde estara Juana, de lo que si estoy seguro es de que si viene a mi casa le dare cobijo y escondere de la injusticia, ella tendra comida y ayuda la necesaria, por cierto los causantes de dichas sentencias mejor que no se acerquen no hay nada para ellos, ni siquiera los buenos dias.

  9. La justicia permite que, con mucha frecuencia los maltratadores maten a sus hijos.No fue solo Bretón. Cada dos por tres tenemos noticias de otros bretones.Lo legal no siempre es lo justo y la justicia no siempre hace justicia.El instinto de madre es más fuerte que las normas de muchos leguleyos.Yo habría hecho igual que Juana antes de entregar a mis hijos a un maltratador porque un hombre maltratador no puede ser un buen padre.

  10. Lamento profundamente la decisión manipulada que le han hecho tomar a Juana, el desacato hace que pierda sus derechos en nuestro orden jurídico.
    Este se sustenta en el Estado de derecho es decir, todos somos iguales ante la ley, pero todos sabemos que no es una garantía de justicia. Si nuestro orden jurídico garantizara el estado de derecho Y JUSTICIA, entonces además de ser todos iguales también se tendrían en consideración las ventajas y/o desventajas entre iguales.
    Yo lo tengo claro, hay que ir a un proceso constituyente popular donde debatamos estos y otros muchos problemas que hoy sufrimos el pueblo español.

  11. Las feministas de primera ola estarían luchando por las condiciones laborales de esclavitud de Eulen, y l@s trabajadores con condiciones casi de esclavitud. Denunciando la cada vez mayor DESIGUALDAD de la estructura social neoliberal. Que es cada vez más patriarcal, eso sí, con igual número de hombres y mujeres

    Analicemos lo que esta sucediendo, y como el feminismo manipulado esta sirviendo para que se mire el dedo en lugar de la luna:
    Mientras el feminismo manipulado habla de Igualdad , la sociedad ha retrocedido: nunca antes ha existido tanta desigualdad social como ahora.
    Mientras el feminismo manipulado se centra en la diversidad de la identidad sexual, las condiciones de trabajo se han deteriorado y precarizado
    Mientras el feminismo manipulado lucha por la LCG, y conseguido que haya más presupuesto: siguen los recortes en la sanidad pública, que provoca muertes.
    El feminismo de primera ola estaría luchando junto con los hombres por la desigualdad social, las condiciones de trabajo actuales que rallan la esclavitud, por la sanidad , la educación publica, la dependencia imprescindibles para que los cuidados salgan al ámbito público

Deja un comentario