El general israelí Eyal Zamir, comandante de la región militar sur, declaró ayer que van a acelerar la construcción del muro subterráneo alrededor de Gaza y que esperan que las obras terminen dentro de dos años.

El muro tiene el objetivo de impedir que comandos palestinos ingresen en el territorio a través de túneles, indicaron varias fuentes a los medios locales.

Las autoridades consideran los túneles que unen la Franja de Gaza a su país como una de las mayores amenazas para su seguridad, debido a su uso por comandos del movimiento Hamas u otras organizaciones palestinas.

Israel destruyó en 2014 una treintena de túneles durante la última guerra que libró contra Hamas en Gaza.

“Espero que Hamas no ataque [la obra del muro subterráneo], aunque considere esos túneles como una herramienta estratégica contra Israel”, declaró, por su parte, el ministro de Construcción, Yoav Galant, a la radio militar.

Galant indicó que ese muro de hormigón se erigirá en territorio israelí en paralelo a la valla de seguridad que cierra la Franja de Gaza en el norte y el este. Según la radio militar, se extenderá sobre los 64 km de la frontera.

Un millar de trabajadores participan en su construcción cuyo coste alcanzará los 3.000 millones de séqueles (unos 710 millones de euros, 833 millones de dólares). La radio militar precisó que la altura de la actual valla de seguridad será elevada hasta los 6 metros.

La prensa israelí indicó además que se construirá una “barrera marítima”, que tendrá la forma de un muelle en la frontera con Gaza y estará dotada de captores para complicar la infiltración de comandos de buzos de Hamas.

Lea más:  Israel construirá un muro subterráneo en Franja de Gaza

Deja un comentario