F.H.V. | La Información | 12/08/2017

Asociaciones de guardias civiles han recordado al Gobierno que debe asumir el error de haber privatizado la seguridad en los aeropuertos y, aunque acatan la decisión de hacerse cargo del control en el Aeródromo de El Prat (Barcelona), insisten en que la plantilla está bajo mínimos.

La reclamación se produce después de que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, haya informado este viernes de que la Guardia Civil intensificará su presencia en los controles de seguridad de El Prat para garantizar el orden y la seguridad en esta infraestructura ante la huelga indefinida convocada para el lunes por los empleados de Eulen.

Nada más conocerse la noticia, las asociaciones de guardias civiles han recordado que, si no se hubiera privatizado la seguridad, antes en manos de este cuerpo, ahora no tendrían que adoptarse medidas de urgencia como la decidida hoy, informa Efe. Se remiten a la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que, respecto a las competencias exclusivas de la Guardia Civil, dice sobre su incumbencia: “La custodia de vías de comunicación terrestre, costas, fronteras, puertos, aeropuertos y centros e instalaciones que por su interés lo requieran”.

“Pagando las consecuencias”

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) insiste, en un comunicado, en que ya avisó de las consecuencias negativas que tendría privatizar la seguridad tanto en aeropuertos como en los centros penitenciarios. “Ahora que se evidencia el conflicto se acude a la Guardia Civil para solventarlo haciendo uso de unos funcionarios públicos carentes de derechos fundamentales como el de sindicación y negociación colectiva”, añade.

Para AUGC, la medida supone “un problema de gestión”, puesto que la plantilla de la Guardia Civil “se encuentra bajo mínimos y, además,las funciones de control en aeropuertos debe llevarse a cabo por agentes especializados y con autorización de AENA”. La asociación mayoritaria no está dispuesta a aceptar que “sean los agentes de base quienes terminen pagando las consecuencias del conflicto laboral” de los vigilantes, con quienes se solidariza.

En defensa de los servicios públicos

Desde la Unión de Guardias Civiles (UniónGC), su presidente, Ramón Rodríguez Prendes, ha expresado, en declaraciones a Efe, su defensa de los servicios públicos y su “firme oposición a suprimir puestos de trabajo que venían ocupando” los agentes del instituto armado. Rodríguez es tajante y apostilla: “De esos polvos, esos lodos”, en alusión a la privatización de la seguridad. A su vez, exige al Ejecutivo que “se ponga las pilas” y reponga e incremente los efectivos de la Guardia Civil en los aeropuertos y en las cárceles.

Mientras, desde la Unión de Oficiales (UO), su portavoz, Jesús Martín Vázquez, pide al Gobierno que se acuerde de la Guardia Civil “no solo para cumplir con su obligación”, porque llevan “muchísimo tiempo demandando la equiparación salarial y sigue sin llegar”. “No tenemos plantilla suficiente y, sin embargo, hay que reforzar lo que otros no hacen”, añade Martín Vázquez a Efe antes de concluir: “Mucho te quiero perrito, pero de comer, poquito”.

“Solución” a los paros

Por su parte, el presidente de la Asociación pro Guardia Civil (Aprogc), Fernando Ramírez Trejo, ha reconocido a Efe que, si hay un problema de orden público, el Gobierno debe actuar y ha recordado que este cuerpo siempre ha estado en los filtros de los aeropuertos y, de hecho, sigue supervisando la labor de Eulen. Ramírez Trejo ha hecho hincapié en la necesidad de garantizar el orden y en la conveniencia de separar este conflicto laboral de la situación política de Cataluña.

Este jueves ya se pronunció la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), que criticó que el Ministerio del Interior recurra a sus servicios “de nuevo” para “dar una solución” a los paros, que considera “un conflicto laboral de dos empresas privadas”. También reprochó que, a pesar de ser el cuerpo de seguridad del Estado “peor pagado” y “peor tratado”, Interior les pida intervenir en un conflicto entre dos sociedades privadas, lo que previsiblemente les hará “sufrir las iras” de unos trabajadores que ven a los guardias civiles como “enemigos”.

7 Comentarios

  1. Eso es lo que pasa cuando se prioriza el beneficio de las empresas privadas por parte del gobierno y se saca a la guardia civil para meter vs, lo cual nos cuesta mas dinero a los españoles y obtenemos un servicio de menor calidad

  2. Se puso la seguridad privada para ahorrar pasta,vs antiguo 1100 euros vs nuevo 900 euros.
    Guardia civil nuevo 1300 euros,gcivil antoguo unos 1500…..perp tu crees que cuesta mas la seguridad privada????
    La seguridad es infinitamente mas barata que la seguridad publica y ademas mas rentable políticamente….claro cuando esplota la situacion es caro y doloroso pero mientras tanto.muy muy rentable.

  3. Estupendo artículo, en donde expone todas las verdades de lo que está pasando en Venezuela. Hay todo un engaño por parte de los medios para que Sudamérica no prospere y caiga en manos de los saqueadores americanos de sus riquezas energñeticas

  4. Estoy de acuerdo con el artículo porque se empieza por privatizar la seguridad como hace el Gobierno y a este paso terminarán por privatizar hasta el sol y la playa; por cierto que cuando he visto la huelga de Aena el domingo 13 me he acordado de que en un comentario que leí de Cotilleja a finales del mes pasado en no se qué artículo decía que del 7 al 13 repercutiría en las vacaciones un asunto importante que iba a aparecer, o algo así decía y tanta curiosidad me dio con las fechas que daba que estuve pendiente por si pasaba algo esos días. Joer, me he quedado asombrado el 13 con el acierto porque en julio nadie hablaba de esta huelga, pero si no recuerdo mal ella más de una vez dijo que era adivina o algo así, ja ja ja ja; a ver si vamos a tener en el foro a una bruja y lo estamos tomando a coña, pero a mi juicio el acierto que ha tenido con Aena no es normal, ja ja ja ja.

  5. Que cuesta más la siguridad privada supongo que nadie lo discute, tiene que genrar un beneficio.
    Mas aue asumir deberían rectificar

Deja un comentario