Ya hace tiempo que dejé de creer en los RRMM de los textos apócrifos, como para creer en estos homónimos, de inestable posición política, que caminan de fracaso en fracaso. Por lo que nos cuentan, parece que quieren reinventar la izquierda, concepto ambiguo y trasnochado. Lo que hay en esa inconcreta franja política no les vale. Es cuestión de puro protagonismo y de intentar reparar esos fracasos anteriores, que no son pocos.

Cuando ocurren estas cosas, cuando aparecen nuevas formaciones, aunque sólo estén formadas por cuatro amiguetes, uno duda de si son grupúsculos organizados desde arriba, por los que mandan, o, sencillamente, son fruto de la ineptitud y del cúmulo de descalabros y frustraciones personales. En cualquier caso, lo que consiguen es desorientar a la ciudadanía y robarle un puñado de votos a otras organizaciones que tienen un significativo apoyo electoral. Con estos esperpénticos acontecimientos, disfrutan los reaccionarios y sufren quienes quieren presentar una alternativa a los gobiernos enemigos del pueblo.

El primero, Gaspar, fue elegido Coordinador de IU en la Sexta Asamblea, a la que asistí como delegado. Una combinación de la mala impresión que me produjo todo el proceso de compadreo, de la apatía de gran parte de los asistentes, de la discriminación de las bases, de la burocratización de la organización, de la deriva que la coalición iba tomando y de las direcciones que salieron de aquel acto me llevaron a dimitir como Coordinador local y como militante. Lo que allí vi era una pírrica pelea por aparecer en los órganos de poder de la coalición y la endogamia de quienes tenían alguna posición orgánica o institucional.

Llamazares aparecía como una figura gris, sin el carisma que requiere un puesto como el que consiguió entre los pactos de cloaca y la confabulación. IU fue de mal en peor durante su mandato, obteniendo los peores resultados de su historia en las elecciones de 2004 y 2008. En esta última convocatoria él fue el único diputado, junto a otro de Iniciativa per Catalunya.

Desde que fue sustituido por Cayo Lara, no ha dejado de “joder la marrana”. Creó un nuevo partido, “Izquierda abierta”, y se opuso a la alianza de IU con Podemos. Por lo que parece, no superó ser desplazado de la dirección, ni desaparecer de las listas para ser candidato al Congreso de los Diputados. No se ha resignado a ser un Diputado regional. Hay gente que no soporta el fracaso, aunque siga manteniendo posiciones de privilegio, muestra inequívoca de pobreza humana.

Y qué decir del otro, de Baltasar. Cuando fue expulsado de su puesto de juez, gozó de la solidaridad de amplios sectores sociales, en alguno de ellos, yo mismo, me encontraba. En mis escritos posteriores a aquel acto, no dudaba en ensalzar el atrevimiento y la valentía de esta persona, y en tratar de injusta la medida adoptada por el poder. Pero, poco a poco, mi opinión fue evolucionando hasta llegar al rechazo absoluto de sus anteriores y últimas actuaciones. Jamás entendí cómo este hombre no se defendió con mayor vehemencia. Tal vez le iba bien venderse como víctima y adquirir fama y dinero. Es como que aceptó de buen grado el veredicto, algo inaudito, sabiendo que la opinión pública estaba de su parte, salvo los sectores más recalcitrantes. Este también montó un “nuevo espacio político” (como lo calificó), Convocatoria cívica, que ha tenido el mismo éxito que la Izquierda abierta de Gaspar.

Por eso, ahora aparecen con esa nueva propuesta, “Actúa”, junto a otros disidentes de la unión y el deseo real de cambio. Viejas caras rencorosas e ignorantes que, consciente o inconscientemente, impiden el progreso a posiciones más racionales o, al menos, al intento para conseguirlo. Mi deseo es que todo esto no vaya más allá de una reunión de amigos ante las oportunistas cámaras de TV.

9 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con el autor

    Respecto al mítico “juez estrella” os sugiero leer “Palacio de Injusticia. Sin esperanza y sin miedo” cuyo autor fuera amigo personal de este personaje, el Magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid, mi admirado Joaquín Navarro Estevan

    No tengo el libro a mano, pero creo no equivocarme de título, en el que el autor, califica a B. Garzón de “felón” por su intento sistemático en apartar a su también por entonces amigo Javier Gómez de Liaño del caso Sogecable

    Quien quiera leer, éste o cualquiera de los libros de Joaquín Navarro Esteban, que saque sus conclusiones. Además, le servirá para conocer algunos antecedentes del desmadre judicial que sufrimos en la actualidad, como consecuencia de la connivencia, cuando no sumisión de la judicatura al poder politico y económico

  2. De acuerdo contigo en que pueden ser «grupúsculos organizados desde arriba, por los que mandan» pero aun en el caso que no lo sean, hacen la misma labor, como dice en su comentario Pepe «El caso es joder a U.Podemos»

  3. Y éstos, ¿de qué van? (estos dos galanes de la foto, digo) si no es con el propósito de dividir, como es evidente, a los votantes de IU y PODEMOS -y es imposible llegar a otra conclusión- Total, para defender idénticos programas desde el hemiciclo. Sí, sí, dirán: “pero nosotros para recuperar la izquierda… con nuestras propias siglas…sin apoyar al PSOE…” Claro, claro, y voy, y me lo creo.
    ¡Que no! Que esta cantinela ya me la conozco en boca de otros partidos, provocando posteriormente decepción entre los votantes considerados de izquierda.
    En mi opinión, si la intención de sus dirigentes es sólo para recuperar el millón de votantes que se abstuvieron en las últimas elecciones, considero simplista la pretensión sin antes contar al menos con una reforma de la Ley Electoral. Pero simplista también, porque aquí lo que hace falta son partidos innovadores contra el Sistema corrompido que tenemos (origen del problema) y no minúsculas formaciones individuales para sustentarlo.
    (Continúa en 2)…

  4. …2)
    Vamos, que de seguir así, a este paso, tendría más cuenta reparar los leones del Congreso para que simbolizasen una evidente ‘cojera’ ante tantos partidos-muleta como están surgiendo en su interior.

    Yo estoy ya hasta las narices de los partidos existentes y estoy pensando ¡por el momento! no votar a ninguno hasta que propongan una República y debatan sobre la misma, porque el destino de nuestro país -aunque ignoro quién lo liderará- será una República española…o puede que un federalismo, pero no el que propone el Sr. Sánchez, cuyas mentiras no se cree ni él. Hasta entonces (me refiero al momento de la República) lo demás es hablar por hablar -por parte de unos y otros- acerca de lo que tenemos (A o B) tutelándonos en una espiral sin aparente salida, y digo “aparente”, porque saldremos, pero me impacienta la demora que se está produciendo, es como un culebrón…dramático… de pesadilla.
    (Continúa en 3)…

  5. 3)
    Por tanto, y ante el nombre de peliculón que acaba de ‘irrumpir en mi mente’, dándole forma, finalizo mi comentario remitiéndome a su inicio y titulándolo: “¿QUO VADIS?”.

  6. Brrr… No sé por qué narices el sistema informático no me permite a veces emitir mis comentarios de una sola vez, pues al ir escribiendo, el número de caracteres va reduciéndose hasta desaparecer “Publicar comentario”.

  7. Buenas tardes, sin quitar la razón general en las diferentes opiniones expuestas, estas opiniones me refiero en el sentido de que en cuantos más trozos se dividá la izquierda española, peor serán los resultados de la misma.
    No creo que nadie quiera joder a podemos, tal vez hay un grupo de compañeros que participaron en los que al inicio el 15M, se siente manipuládos , marginados, se siente menospreciado, por aquellos que diferenciaron los de la casta y los que no, pero estos mismos están haciendo sus grupos de poder, aislado a compañeros que son tan válidos como los que salen en la foto.
    Creo sinceramente que la Izquierda española tiene que hacer una catarsis intensa y profunda, y obtener un acuerdo de representación y de rotación en los cargos, y que quien nos representen en las elecciones no estén viviendo de la sopa boba y dejando a los ciudadanos sin las soluciones correctas, que muevan el culo, y no se quede solo en palabras y luego para dejar la silla salgan siempre todas las que escusas que ni ellos se creen, alguien se cree un U. Podemos se fía del PSOE, o viceversa, o con otros grupos e izquierdas, no, NO simplemente no, por ello mientras no haya ese acuerdo para la IZQUIERDA ESPAÑOLA, no se obtendrá el vaciado del PP, muchos españoles piensan que : MÁS VALE MALO CONOCIDO (.PP) que bueno por conocer.
    Una última opinión fundamental para que la Izquierda avance : listas abiertas, si LISTAS ABIERTAS, veréis qu cambio, y quien lo propone, nadie, a mi las listas cerradas, me provocan nauseas, salud amigos.

Deja un comentario