Redacción/Rokambol/5.09.17

El Ministerio de Empleo precisa también que esos 179.485 puestos de trabajo que se han desvanecido en España al finalizar el verano no irán a las oficinas del INEM sino directamente al cielo, según acaban de corroborar desde el despacho que la Conferencia Episcopal Española mantiene en el Ministerio de Trabajo. “Allí van a estar de maravilla”, ha tranquilizado el cardenal Ricardo Blázquez, quien ha recalcado que “no se trata de empleo estacional sino celestial, y por lo tanto escapa a la sencillez de la comprensión humana y al mortal abrazo de las heladas y agnósticas estadísticas”, en palabras de Blázquez.

“Estábamos entre la patada en el culo y el sombrero, pero dijimos ¡qué coño!”, ha revelado la ministra en el acto de presentación de los 179.485 sombreros de paja que ya se encuentran en los almacenes centrales del Ministerio de Empleo. Al parecer, todos los sombreros son de talla única, pues Báñez no quiere prescindir del humor en esta nueva acción del Gobierno contra el desempleo. “Cuando le ponemos a un camarero cabezón, y en paro, un sombrero con dos tallas menos estamos dando un ejemplo de país moderno y sin complejos que sabe reírse de sí mismo”, ha dicho la señora ministra. “Y lo mismo si el sombrero le tapa los ojos”, añadió.   Más en Rokambol

3 Comentarios

  1. Los sombreros y… un chupa-chups de fresa con la MARCA ESPAÑA, para que aguanten hasta encontrar otro trabajo-basura-explotador, que les permita malvivir (estresado y angustiado) durante un nuevo corto período de explotación/humillación. ¡¡Viva España, coño!!
    PD.- Fatimita, te está fallando la Virgen del Rocío, por decir mentiras.

  2. El problema de esta Ministra en cuanto a la recuperación a la que alude, haciéndola extensiva a toda la ciudadanía (manifestación que no se ajusta a la realidad) es porque mientras ella fundamenta sus datos en la Macroeconomía de grandes empresas, otros los fundamentamos en la microeconomía del contribuyente.

    Pero, ¿qué historieta me está contando ‘la doña’?, con perdón.

  3. Por cierto, tiene gracia el artículo. He tenido que pronunciarme en él, aunque fuera del contexto humorístico, al no ver ningún otro titular ‘serio’ sobre la Sra. Báñez para plasmarlo.

Deja un comentario