Atrás creíamos que quedaron aquellos años de posguerra, aquellos años de “pan y cebolla” que cantaba Miguel Hernández, donde el españolito de a pie, ese que vio cómo en nuestro país los fascistas se impusieron por las armas y derrocaron el gobierno legítimo de la República elegido por el pueblo, se sentaban en las salas oscuras de los cines para ver el NO-DO, ese panfleto en imágenes donde se proclamaban las hazañas de Franco y los parabienes del recién impuesto régimen del nacionalcatolicismo.

Digo que atrás creíamos que quedaron esos oscuros días donde sólo se nos ofrecía por parte de un medio de comunicación público, manipulación, fariseísmo y versión unívoca de la actualidad. Pero ¡Qué equivocados estábamos!… No hay nada nuevo bajo el sol.

Desgraciadamente, como casi todo en nuestro país, nuestra televisión pública es heredera de aquellos noticiarios franquistas infames que desdibujaban la realidad de un país destrozado por una Guerra Civil. Ni siquiera con la llegada de la democracia nuestra televisión pública se vio libre de la manipulación política y primero la UCD y después el Partido Socialista usaron el medio de comunicación que pagamos todos los españoles como un panfleto de propaganda donde se acallaba cualquier voz que no interesaba escuchar.

Y las cosas no han ido a mejor… Con los gobiernos del Partido Popular esa manipulación mediática del ente público ha llegado a extremos rocambolescos. No es de extrañar que hayamos visto a un director de informativos tener que desdecirse por imposición judicial de una noticia falsa sobre una huelga general o que los televidentes hayamos sido golpeados constantemente en los últimos tiempos con el monotema de Venezuela coincidiendo con los últimos procesos electorales en nuestro país y el auge de nuevas fuerzas políticas como Podemos. Como digo nada ha cambiado.

Los últimos ejemplos de que nuestra tele pública baila al son del gobierno de turno y que es un hervidero de manipulación mediática ha sido el reciente cese del editor de La 2 Noticias y el fichaje de Carlos Herrera para dirigir un programa de debate político, que ya podemos adivinar cómo será el susodicho panfleto televisivo, escuchando las opiniones en la radio de este señor, que ha atacado frontalmente a todo lo que no huela a Partido Popular y a régimen.

Está claro que el argumentario del PP es la hoja de ruta de TVE, los mandamientos de Génova 13 que son el silencio ante la corrupción o el desvío de atención ante tanta podredumbre hablando de Irán y Venezula, el hacer oídos sordos ante los trabajadores y trabajadoras del ente público pidiendo más libertad informativa, y toda una serie de estrategias que hacen de nuestra televisión una extensión del gabinete de prensa del Partido Popular.

Está claro que nada cambiará en nuestra televisión pública mientras ésta no sea independiente del poder político, algo que con tantos años que llevamos de democracia no hemos conseguido o no hemos querido conseguir.

Manipulación, malas prácticas, censura y encima ahora contratan a todo aquel que hace méritos en redes sociales o en otros medios de comunicación criticando a la izquierda extremista y roja bolivariana que viene a acabar con España.

El problema es que la gente sigue desinformada, creyendo todo aquello que le ponen por delante sin cuestionarse absolutamente nada. “Es verdad porque sale en televisión”, esta es la frase fruto de la ignorancia. Y ya sabemos… un pueblo ignorante es más fácil de manipular y por lo tanto de gobernar.

Mi pena es que antes teníamos otros medios donde podíamos acceder a una información y a una opinión que nos parecían de confianza y buscábamos en medios como ‘El País’ o ‘La Vanguardia’ lo que la tele pública de los fachas no nos quería contar. Pero desgraciadamente esto ya no es así y la mala praxis del ente público se ha contagiado a estos medios que ahora sólo rinden culto al régimen establecido y al poderoso caballero.

Afortunadamente nos quedan los “nuevos medios digitales” que ojalá sigan con su independencia y no se prostituyan para que podamos recibir una información veraz y sin censuras. Para eso nuestra colaboración es indispensable. No queda otra.

1 Comentario

  1. Buena descripción del poder mediático de este Régimen neo franquista y de su papel de crear papanatas ideológicos. Pero en mi opinión se queda corto con respeto a los demás medios de desinformación tradicionales , prensa y TV sobre todo cumplen a la perfección el mismo papel legitimador este régimen heredado de Franco, solo que no tan descarado como lo hacen sus herederos directos porque estos tienen muchísimo que perder si el Régimen se derrumba.
    https://beniezuma.blogspot.com.br/2017/07/el-papanatismo-politico-como-modus.html

Deja un comentario