Oriol Solé Altimira | El Diario | 09/09/2017

La acción judicial para frenar el referéndum ha vivido este sábado un registro por parte de agentes de la Guardia Civil a la sede del semanario ‘El Vallenc’, en Valls (Tarragona), ordenado por el juzgado de guardia de Tarragona.

En concreto, los agentes han registrado tanto la actual como la antigua redacción de la publicación, ubicada en la misma localidad, por su vinculación con la imprenta de Constantí (Tarragona) que la Fiscalía sospecha que puede tener relación con la realización de papeletas del 1-O. Sin embargo, según fuentes del semanario, los agentes no han encontrado en ninguna de las dos redacciones ningún material relacionado con el referéndum.

En el marco de estas diligencias, la jueza acordó tres entradas y registros en las oficinas de una imprenta en Constantí y en las dos sedes en Valls de ‘El Vallenc’, tal y como había pedido la Fiscalía. La causa está declarada secreta.

Según han explicado a este diario fuentes de la redacción que han presenciado la entrada de los agentes, sobre las 11:30h. seis agentes de la Guardia Civil han accedido a la redacción del semanario acompañados de una letrada de la administración de justicia. Allí han estado unos veinte minutos hablando con el director del semanario.

Luego se han dirigido a la antigua redacción del semanario, un local que, han añadido las mismas fuentes, está vacío. “Los guardia civiles se han ido de la actual redacción a la antigua con una caja vacía y han vuelto con la misma caja vacía”, ha expuesto personal del semanario.

La entrada de la Guardia Civil en el semanario se enmarca en la actuación de la Fiscalía, y ahora del juzgado de guardia de Tarragona, para detectar si se está confeccionando material susceptible de ser utilizado en el referéndum de independencia del 1-O, suspendido por el Constitucional e investigar a sus promotores y colaboradores.

También este sábado al mediodía, por orden de la juez, agentes de la Guardia Civil han vuelto a entrar en la imprenta de Constantí (Tarragona). La imprenta ya fue registrada ayer en el marco de las diligencias de la Fiscalía provincial de Tarragona ordenadas por el fiscal general del Estado para impedir el referéndum sin que los agentes encontraran material para la votación.

Rápidamente, a las puertas del semanario de Valls se han concentrado varias personas, llamadas por el núcleo de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) del municipio. En un ambiente festivo, los concentrados han abucheado los agentes y han cantado ‘Els Segadors’. También se han burlado de la operación cantando “¿Dónde están la papeletas, las papeleteas dónde están?”, mientras sostenían en sus manos papeletas del referéndum.

‘El Vallenc’ es un semanario de actualidad sobre Valls y la comarca del Alt Camp y cercano al PDECat. Su editor es Francesc Fàbregas, padre de la teniente de la concejal de Valls Laura Fàbregas.

En el ámbito político se han sucedido las reacciones. El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha criticado la actuación policial en Twitter. “Pueden rodear un semanario sin ninguna otra sospecha que un pensamiento que difiere del que emite La Moncloa, pero el 11 de Septiembre lo desbordaremos en las calles y el día 1 de Octubre en las urnas, pacíficamente”, ha aseverado también en su discurso en el consejo político del PDECat.

También el Col·legi de Periodistes de Catalunya ha condenado la actuación policial. “La información, y el periodismo, es un derecho ciudadano fundamental para la democracia”, ha señalado la asociación.

5 Comentarios

  1. Qué manera de hacer el ridículo ante el mundo: Oponer los tricornios a las urnas.
    Y el gilipollas de Pontevedra que no se entera. O lo que sería peor, que le dé lo mismo.
    Genuina Marca España.
    Dí que sí: Con dos cojones, colega.

  2. Esto es como en 2014, cuando Podemos llenó Cataluña de urnas para votar si si Cataluña debía o no tener una agricultura transgénica, si era necesario dejar de pagar la deuda, si se debía garantizar el control ciudadano de las políticas energéticas o si era necesario someter a referendo las iniciativas legislativas populares rechazadas en el parlamento catalán. Cosas realmente importantes, porque afectan directamente a la salud, el bienestar y la supervivencia de los ciudadanos.

    Pues nunca llegó a celebrarse, pues los fachas de la Generalitat Catalana enviaron a los mosos de escuadra, la polícia del régimen, a retirar las urnas pistola en mano.

    Pero, en retrospectiva, lo mejor es la explicación que dieron los actuales líderes de Junts X Sí para abortar el referendum: resulta que era una consulta “ilegal”, y que (cita textual) “Así es como pretendemos actuar de cara al futuro, dentro de los marcos legales existentes”.

    Lo he dicho mil veces, y lo volveré a decir: todos los nazionalismos son iguales.

  3. Esta búsqueda de “papeletas” me ha hecho recordar cuando sobre el año 64 hacíamos papeletas de tendencia comunistoide en una multicopista que usaba alcohol y que además nos endurecía los brazos, cada papeleta era un vuelta de manubrio, y después los “grises” nos machacaban cuando subrepticiamente las lanzábamos al aire en la calle, y ha salir por pies. Existía la posibilidad (de ahí viene mi recuerdo de los registros de Cataluña) que aparecieran por casa hacer un registro, que uno dejaba hacer voluntariamente sin necesidad de mandato judicial, porque alguien se fue de la “mui” o porque nos habían reconocido. ¿Pero yo me había creído que estas cosas eran pretéritas?

Deja un comentario