Redacción/Rokambol/20.09.17

“Impidieron que se le secase la boca a sabiendas del contenido de su alegato separatista”, ha explicado el ministro del Interior para justificar la detención de los bedeles del Parlament de Catalunya que sirvieron sendos vasos de agua al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante su discurso previo a la aprobación de la ley del referéndum por la independencia.

Los dos funcionarios colaboracionistas fueron detenidos esta mañana por la Guardia Civil junto a un bidón de agua mineral, de alto poder hidratante y listo para llenar hasta ciento cincuenta vasos de doscientos centilitros cada uno. El Gobierno cree que con todo ese líquido se podría haber ayudado a insultar a la democracia más de mil veces, y ha ordenado a la Guardia Civil que derrame todos los bidones y botellas que encuentre en las instituciones oficiales de la Generalitat de Catalunya. “He mandado que se vierta toda esa agua al suelo, en lugar de donarla a alguna ONG, por el riesgo de que fuera robada por los separatistas durante su distribución”, ha aclarado el ministro Zoido ante las quejas de varias organizaciones humanitarias.

La detención de los dos bedeles ya ha sido condenada por todos los grupos de la oposición, salvo Ciudadanos, y ha provocado una protesta en el mismo bar del Congreso, durante la cual varios diputados se han bebido dos litros de agua mineral por cabeza y han criticado después al Gobierno con extraordinaria fluidez y desparpajo.   Más en Rokambol

1 Comentario

Deja un comentario