Redacción/Rokambol/25.09.17

“El canario Piolín es tan digno como lo pueda ser un águila nimbada de oro y armada de gules a la hora de representar los valores fundamentales de la patria”, ha declarado un Mariano Rajoy visiblemente molesto por las risas y los comentarios que se están prodigando en las redes a costa de la decoración de uno de los barcos llegados a Catalunya para combatir el referendum del 1-O. “Puede que ese pájaro sea cabezón, amarillo y de sexualidad ambigua, pero sepan que en el interior de su pequeña barriguita alberga a más de tres mil policías especializados en la lucha contra el votante y trescientas furgonetas equipadas de puta madre”, ha puntualizado el presidente del Gobierno.

El Ministerio del Interior, por su parte, ha desmentido que los agentes residentes en el barco lleven sus porras pintadas de colores divertidos o que sus mandos les hayan obligado a hablar con voz pitufada, “pues esa es una decisión voluntaria y personal de cada uno de los agentes”, ha explicado el propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

Finalmente, el Gobierno también ha desmentido que las cargas policiales de los agentes antidisturbios del barco de Piolín vayan a ser tan ficticias como las que tienen lugar en las historietas de los dibujos animados, “pues una porra, una hostia o una patada, aunque estén pintadas de colorines, continúan siendo de cuero, metal y prepotencia”, según el ministro. “Y me da igual que rompan una crisma diciendo ‘scrunch’ o ‘crash’ o que se limiten a susurrar un simple ‘toma democracia’ en cada intervención”, ha añadido Zoido.

Más en Rokambol

2 Comentarios

Deja un comentario