Ha sucedido. Ha llegado la primavera catalana a Hispanistán, y con ella han florecido los extensos prados de resentidos, envidiosos, catetos y fascistas (valga la pluriredundancia). Esos mismos prados que parecían yermos pero que sabíamos vivos porque daban explicación a los muchos millones de votos de la derecha y parte de la pseudoizquierda de este país.

Tenía que ocurrir tarde o temprano. Solo esperaban a que les diera el sol para ponerse otra vez de cara a él y poder soltar toda su bilis. Y así, cara al sol, las redes se han visto saturadas de estupideces mayúsculas y perversiones mentales como no se había visto nunca, que ya es decir. Parece que se ha conjurado todo el arco de la idiocia patria. Ese que va de los guturales “a por ellos, oe” hasta la “España una” o “yo soy español”. Aunque de todos ellos los que en realidad producen mayor vergüenza ajena son los que además quieren justificar sus desvaríos, porque al intentarlo hacen evidentes sus problemas a la hora de simultanear la contención de esfínteres con la expresión oral o escrita, y no es agradable. Estos son los que han oído campanas y, en lugar de soltarte directamente una hostia, antes te sueltan lo del respeto a la ley, la inconstitucionalidad, el egoísmo, el embauco de la burguesía, el internacionalismo excluyente, los ‘pujoles’, las nuevas fronteras, y cualquier otra simpleza que dentro de sus estrechos límites dé sentido crítico a sus perniciosas pulsiones religioso-nacionales.

Las dos Españas de siempre. Nada ha cambiado. Bueno, o quizá sí, porque ahora también tenemos nuevos especímenes: paletos con titulación académica y comunistas de la indivisibilidad de la patria (antes izquierda centralista). Todo un logro de esta España de la tercera restauración. Por lo demás, seguimos siendo el mismo pueblo servil, rastrero y ponzoñoso que adora sus ‘caenas’, y que no perdona que otros siquiera intenten librarse de ellas.

Nada ha cambiado, no. Y nada va a cambiar, porque en España solo hay política de partidos, y no política desde la sociedad. Y política de partidos, pero además con una particularidad: de partidos dinásticos, porque es algo que ya dejó muy bien atado el dictador. Democracia a la franquista: solo si no se sale del guión.

Seguro que en este momento alguien estará pensando que ahora está Podemos, y que Podemos no es de esos. Y bueno, en parte sería verdad y en parte no. Porque Podemos pudo ser algo importante. El caso es que no creyó en esa otra España sensata, que también existe y en la que también estaban muchos catalanes, y ahora es esa otra España la que ya no cree en ellos. Es lo que tiene, por buena intención que destiles, no ir de cara y vivir intentando calcular lo ajeno sin calcular tu propia arrogancia.

Por si faltaba algo, ahora con el tema de Cataluña también se han confundido. Ninguno de sus potenciales votantes no dogmáticos puede sentirse cómodo cuando escucha hablar de patriotismo a alguien que sabemos que como nosotros también escuchaba el “Cara al Culo”. O cuando dice eso de: “Yo no quiero que Cataluña se vaya”, porque es el momento en el que te preguntas… ¿y se puede saber específicamente por qué te importa tanto eso de las territorialidades pasionales? O cuando personas que apoyaban (cuando no financiaban) actos de desobediencia te vienen ahora con eso otro del “referéndum con garantías”.

En fin, esto es por simplificar, porque un poco más en serio, sé que comparto con Iglesias, Monedero, Errejón y compañía más de una lectura, influencias, e incluso algunos amigos, y sé que a nivel patriótico-sentimental e intelectual les importa una mierda si Cataluña, Andalucía o La Rioja deciden ser un estado propio. Pero, por no ser malpensado, voy a decir que creo que  llegaron a la conclusión de que sin integrar a parte del sistema entre sus filas y filias nunca podrían acceder al poder, o que lo harían de forma efímera; lo cual no es ni mejor ni peor, pero creo sinceramente que se equivocaron, como en tantas otras cosas. En cualquier caso lo mismo da, porque ya es tarde. Y de todas formas todavía son lo mejor que nos podía pasar, a pesar de que ciertas declaraciones, como las últimas del presunto revolucionario Monedero equidistante entre represores y reprimidos, me produzcan urticaria.

Así que sí, que si teníamos alguna duda, ahora ya ha quedado claro que no hemos cambiado nada. Que se volvería a llenar la Plaza de Oriente. Que los grises solo han cambiado de color. Que las reuniones ‘legales’ ya no son de cuatro sino de veinte, y que en lugar de purgas te meten un multazo, que casi duele más. Y que, como con ‘la Pirenaica’, hoy también tiene que ser la prensa extranjera, o algun digital de tercera como este, desde donde nos informen con alguna objetividad de lo que ocurre en el régimen de Rajoy (y de Sánchez, Rivera, Atresmedia, Mediaset, la AN, el Constitucional, el TS, Ricardo Blázquez, y un largo etc.).

De esta forma, y de cualquier otra, mucha suerte con vuestra república, catalanes. Y huid. A pesar de todas las dificultades huid como alma que lleva el diablo de este decepcionante país, y ni se os ocurra mirar atrás.

19 Comentarios

  1. ¡Qué cantidad de bilis! no podemos criticarnos de esta manera. Estoy de acuerdo con la critica y la condena al fascismo que está asomando, pero no podemos tratarnos de seta manera y sobrevivir como colectividad. Un poco de autocompasión ¡¡por favor!!

  2. Las verdades escuecen, y hasta duelen… Claro que hay bilis, y no es el único que la tiene, por eso ya no sirve la compasión, lo único que sirve es la crítica (constructiva, por supuesto) y una mirada menos lacrimosa hacia la realidad. Decir las verdades genera ‘enemigos’, claro, pero hay que decirlas, y Paco sabe cómo hacerlo (aunque duele).

  3. Típico artículo de Paco Bello, en el que reparte una ensalada de insultos a todo el que no piensa exactamente – pero exactamente- como él. Eso es, que existe una super raza llamada “catalanes”, que no es que sean progresistas no, sino que son el progreso en sí mismo. La Verdad encarnada las facciones antropomórficas de ejemplares como Junqueres, de gran sapiencia y belleza (interior).

    Y como siempre, para que el bien tenga presencia, tiene que existir su contrapunto malvado, pues sin oscuridad no seríamos consciente de la luz. Y así tenemos a la oscura sub-raza de los españoles, divididos entre los que son más malos que tontos, y los que son más tontos que malos. No obstante lo cual, siempre ganan, porque este relato es épico, sí, pero sobretodo es trágico.

    Ahora bien, para que todo este épico relato se sostenga ciertamente hay que omitir algunas cosillas; por ejemplo, se puede – ¡se debe!- citar a las multitudes fascistas de la plaza de Oriente. Pero hay que omitir a la masa de catalanes que, en la mismísima Barcelona, se agolpaban en las calles gritando un atronador “¡Franco! ¡Franco!¡Franco!”, ensayando con entusiasmo el saludo romano, cuando el Caudillo tenía a bien visitarles.

    Omitiremos igualmente a las brigadas de voluntarios de Barcelona, a Lerroux y sus seguidores, al general Goded, y al empresario catalán ese que puso el avión para que Franco pudiera llegar a tiempo para participar en la Guerra Civil, que si no la habría tenido que ver desde Canarias.

    Hay que omitir también las salvajadas de los mossos de escuadra, dada su desconcertante costumbre de pisar cuellos, torturar a detenidos, someter a brutal paliza a los manifestantes del 11 M, y otras cosillas. En este punto, cabe dudar de que sean realmente Catalanes. ¿No serán descendientes de charnegos? Tienen toda la pinta…

    Omitir igualmente el desconcertante derechismo casposo de los artistas anteriormente conocidos como CIU, dado que han visto la luz de la Verdad… en cuanto han visto que iban a perder las elecciones. Ello no obstante, y como rendir vasallaje a la derechona es el precio a pagar para llegar a la (neoliberal) Cataluña Prometida, habrá que hacer la vista gorda. Xavier Sala i Martin nos guiará en economía, que para eso se nacionalizó americano y estudió la Escuela de Chicago. Viva Milton Friedman. Cataluña será una república de republicanos como George Bush y Donald Trump.

    Se debe omitir también a los dudosos del PSC. Al menos hasta que decidan si eligen la Luz o las Tinieblas. Que parece que va a ser lo segundo.

    Respecto a los catalanes de Ciudadanos y PP Catalán, no hay que omitirlos; hay que negarlos. Como dijo Carme Foncadell, los catalanes que no piensen como ella no son catalanes. Y punto.

    Otro día nos adentraremos en los misterios de la misteriosa especie de los valencianos, cuya posición es un poco rara, porque son Sangre Sucia, mezcla de Catalanes y asquerosos charnegos, por lo que se les admite en los Paisos Catalans como vasallos, pero sin preguntarles su opinión, no vaya a ser que se equivoquen. Como cuando sale el PP como lista más votada una y otra y otra y otra y otra vez. Menudos tontos del culo. ¿Qué les pasa a estos Sangre Sucia? ¿es que no se han enterado de que son vasallos del Paisos Catalanas (les guste o no)?

    El fin, el mundo según Paco Bello.

    Y mira que cuando escribe sobre ecologismo – de lejos, el asunto más importante de nuestros días, aunque se prefiera hablar de Messi y de Cristiano Ronaldo-, yo estoy de acuerdo en todo lo que dice. Pero oye, es que cuando se le cruza por las neuronas el nacionalismo catalán, le saltan los plomos.

    • Estimado amigo: Ud entiende lo que le da la gana entender y retuerce hasta desvirtuarlo y hacerlo pasar por su contrario, el discurso al que se refiere. A mí, la exCiU y los Mossos me la van pelando; la mayoría de la gente de Catalunya me parece a mí que no se ha manifestado por nacionalismo chovinista, para eso está PXCatalunya, el PP, el PSOE, etc: La obsesión con los “charnegos” la tienen (¿teneis?) otros. Yo en la puta vida he visto que nadie llame a los valencianos “sangre sucia”, charnegos, etc, como se deduce de tus palabras. La Forcadell no ha dicho que los peperos no sean catalanes, ha dicho que el PP debería llamarse Partido Popular EN Catalunya y no DE Catalunya (y eso lo firmo yo, también) ¿¿Como coño quieres llamarle a un partido que cuando lo del Estatut iba recorriendo España (¡¡incluida mi parroquia rural y todas las demás, en Galicia!!) pidiendo “FIRMAS CONTRA CATALUNYA (literalmente) “?? En este artículo, más o menos acertado, muy subjetivo, ¿¿quien rayos, según tu, dice que los catalanes sean una raza superior moralmente?? Por cierto, el empresario ese que financió el vuelo del Dragón Rapide, NO era catalán, se llamaba Juan March y era balear.

      • Totalmente acertado en lo de Juan March; era balear, no del Paisos Catalans. O sí, si es que las Islas Baleares son parte del Paisos Catalans. Que lo son. Salvo que les permitan opinar a los baleares, que entonces no. Por eso no se les permite opinar, claro.

        Misma lógica con los valencianos.

        Y es que, si usted fuese valenciano, enseguida habría entendido lo de “sangre sucia”. ¿Qué somos los valencianos? Los Paisos Cataláns no son un equipo de fútbol, sino una entidad política. Salen todos esos mapas que alegremente se muestran en Catalunya como territorio vasallo dels Paisos Catalans. ¿Nos han preguntado? NO. ¿Lo piensan hacer? NO. Pero somos parte del Paisos Cataláns, que desde Barcelona ejercerán el despotismo ilustrado: gobernarán al pueblo valenciano, pero sin el pueblo valenciano.

        Por ejemplo, ¿porqué todo esto del referedum no incluye en su totalidad a los Paisos Catalanas? Poned urnas también en la Comunidad Valenciana, y luego computad todos los votos mezclados. “SI” o “NO”. O secesión para todos, o secesión para ninguno.

        ¿Ah, que no queréis porque entonces saldría siempre el “NO”? Claro. Con el empate técnico en Cataluña, el 88% del “NO” valenciano determina irremisiblemente el resultado. En Cataluña lo saben perfectamente. No se puede contar con el pueblo valenciano. Pero no renuncian a su dominación.

        Créame, su usted fuese valenciano, habría entendido en seguida lo de “sangre sucia”.

        Respecto a lo del Partido Popular de Catalunya, es el Partido Popular DE Catalunya, y le votan catalanes que opinan que el Estatut – y la independencia- es un desastre para Catalunya. Que el Estatut de 2006 era y es una agresión contra Catalunya. Independientemente de que sea verdad o no, es la opinión de esos catalanes. Y siguen siendo catalanes. Y el PP de Cataluña es el PP de Cataluña. Aunque Foncadell se crea con derecho a dar y quitar la identidad de catalán.

        Inciso: independientemente de las sensibiilidades de cada uno, el Estatut de 2006 se ha revelado inviable. Incluso sin la total incompetencia de los gobiernantes, la Generaltiat de Catalunya estaba condenada a quebrar, como en efecto ha quebrado. Está rescatada por el Estado Central. Y es que carga con todas las competencias que puede, y tiene que sostenerlas con una financiación simbólica. Con semejante Estatut, la Generalitat Catalana estaba condenada a arrastrase ante el Estado central en busca de financiación.

        Y como prueba del algodón tiene usted a la Comunidad Valenciana; aquí, el PP valenciano aprobó un Estatut que era una fotocopia del catalán – sin declaraciones nacionalistas-, y mira tú qué casualidad, también ha quebrado. Tuvimos que solicitar el rescate al gobierno central, que envío a sus “hombres del maletín” a gobernarnos en la sombra.

        Así que, tal vez (tal vez), resulta que esos catalanes del Partido Popular DE Cataluña fueron los únicos – entonces Ciudadanos era marginal- en oponerse a un Estatut, el de 2006, que fue elaborado CONTRA Catalunya.

        Bueno, no es verdad, porque ERC también denunció el Estatut de 2006 nada más aprobarse. Lo calificaron en seguida de “engaño”, y eso mucho antes de que el TC impugnase nada. Así que ellos también debieron darse cuenta al poco que el Estatut en cuestión era terrible para los intereses catalanes.

        Todo es pararse a pensar, y las ideas fluyen. Es un buen ejercicio. Se lo recomiendo.

        Por último, dice usted que “la exCiU y los Mossos me la van pelando;” No debería. Esa gente le está gobernando.

        “la mayoría de la gente de Catalunya me parece a mí que no se ha manifestado por nacionalismo chovinista”

        Todos los nacionalismos son chovinistas. Eso – al menos eso- ni lo dude.

  4. Así es, “don” Grillo. Desgraciadamente, así es.
    ¿Comprende ahora por qué en más de una ocasión he cerrado el chiringuito?
    Nota final: Capto y agradezco la intención.

  5. Ya sé que tú eres mu-mu listo. ¡Ondias el Joseantonio!
    =======================
    Caballerete: Tu palabrería vacua –y pesada de cojones—me interesa una puta mierda. Y tu criterio sobre mi, lo mismo.
    Como muchos otros en estas páginas, he empezado a ignorarte y a pasar de tus rollos baratos: Desde ahora 0.
    Horas y horas de bla-bla-bla para no decir nada nuevo, al menos para mí.
    Piquito de oro, carente de sentido en lo que dice, al menos para mí.
    Tergiversador y manipulador de palabras, ideas y hechos. UN CANTAMAÑANAS MÁS.
    “Por dios”… ¡Líbranos de él, mon Dieu!

  6. Buen artículo Paco, de acuerdo con toda la exposición pero, siempre hay un pero, ¿que hacemos los que no vivimos en Cataluña y, aunque vemos toda la situación, no podemos huir? y si lo conseguimos, tal y como dice Luís, ¿a donde huimos?, ¿no sería mejor intentar, una vez mas, cambiarlo desde casa?, no se, pregunto.

    • Por favor, caballero, de ninguna manera. Cambiar las cosas, dice….

      El nacionalismo está para que nada… cambie… NUNCA.

      Toca alinearse con la banderita que más le guste a uno, y a matar a personas humildes – que son como tu, pero eligieron la otra banderita-, mientras El Capital se parte de risa y hace sus negocios.

      • José Antonio Sánchez Cabezas… dices que tienes trabajo… deduzco, por el tiempo que dedicas a machacar las opiniones de Paco Bello que ‘ese’ y no otro es tu trabajo. Parece que le cogido ‘cariño’ a Paco y no cejas en tu insistencia por evidenciar que sus opiniones son absolutamente inválidas (a excepción de las que tocan el tema de medio ambiente, según tu mismo afirmas), aunque eso es muy propio de ti y de tus inclinaciones en diferentes lugares y/o páginas. No es la primera vez que te leo en este mundo cibernético y siempre es con la misma predisposición, y fijación: un tema y una (o dos o tres personas, o un grupo político…). Das caña (muy inconsistente) hasta el aburrimiento, porque no dices nada nuevo, no dices algo que realmente llegue a la gente si no es para cansarla, no aportas nada positivo; te dedicas a destruir y pisotear la imagen de otras personas, de un grupo, de una página web… por favor!

        Deja ya de interferir y dedícate a otros menesteres, o reflexiona en serio y analiza lo que estás haciendo porque nos cansas bastante.

        Te lo digo con buenas vibras y deseándote Salud.

  7. Se agradece tu artículo y el apoyo de esta otra España, que sin duda existe. Lamentablemente, una gran parte, está anestesiada por la rutina, la ignorancia y este aparato estatal PP/PSOE, marionetas de “derecha e izquierda” diseñadas para distraer al personal durante más de 40 años que velan por el poder oligárquico controlado entre ambos. Ciertamente hay voces que afirman que el tema catalán va mucho más allà de una lucha de banderas, es una revolución contra este sistema salido de una Transición mal hecha y “consensuada” con los militares, una revolución que se les está escapando de las manos a las élites del poder, pero no solo a las españolas sino a europeas y mundiales.
    Te recomiendo la lectura de este artículo que abre los ojos ante las muchas posibles causas de esta represión brutal al movimiento independentista catalán.

    https://seryactuar.org/2017/10/05/por-que-todos-los-espanoles-deberian-apoyar-la-revolucion-catalana/

    Artículos y reflexiones como esta dan cierta esperanza a muchos catalanes.
    Gracias y saludos

Deja un comentario