Ayer, poco antes de la comparecencia del president de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante el aplazamiento solicitado por él mismo, se dio la noticia de que el retraso se debía a que había llegado un importante anuncio de diálogo o mediación internacional. Y que consultada Moncloa sobre tal circunstancia, la respuesta había sido un escueto pero revelador: “internacional no”.

Hoy, por lo anunciado por Pedro Sánchez, ya sabemos de qué se trataba el diálogo y a qué se debía la nada coherente amplia sonrisa de los miembros de JxSÍ al salir de una reunión que les abocaba a un complicadísimo discurso en el que tenían que desdecirse de lo comprometido hasta ese momento.

Entramos, paripé mediante en el que parecerá que se va a castigar un poco a Puigdemont et al, pero en el que no se hará (en principio por fortuna) absolutamente nada, en el periodo de la largamente anunciada y deseada por casi todos los partidos (y ojo con esto) reforma constitucional.

Desde Iniciativa hemos estado apoyando sin ambages, y lo seguiremos haciendo siempre, el derecho a decidir de los pueblos (no solo el de los catalanes), y su autodeterminación si es que esa es su legítima decisión. Pero como no nos acabamos de caer de un guindo, ya apuntamos antes de toda esta vorágine, que quizá estuviéramos asistiendo a un espectáculo para que finalmente se dotara de privilegios a unos territorios en perjuicio de otros, y que la ocasión sirviera además para abrir la caja de Pandora constitucional que ya llevan tiempo deseando abrir PP y PSOE. Y siendo ellos los que quieren abrir el intocable melón, como podrá suponerse, nunca se hará para beneficiar al conjunto de la sociedad.

Y parece que esa era la meta. Y no nos la han colado. Y lo que es más importante… si se confirma la estrategia, que no crean que esto van a ser los días de vino y rosas que presumen o que van a poder hacer como siempre han hecho hasta ahora en este tipo de proyectos regresivos, porque algunos (no pocos) nos vamos a mover con más ganas que nunca.

5 Comentarios

  1. Lo único que quieren es ganar tiempo y que la situación se calme sin tener que hacer nada, solo dando ilusiones a corto y largo plazo para, a la postre, hacer lo que les da la gana, es decir, medrar en sus sillones y prepararse unas confortables puertas giratorias y pensiones futuras. Y a los ciudadanos “que les den morcilla”. ¡Está todo bien claro!. Como siempre.

  2. Quienes han estado negando cualquier posibilidad de referendum, en cualquier circunstancia, porque atenta contra la intocable unidad de la patria del nacionalismo español, ¿alguien cree que van a permitir cualquier modificación que pueda conducir a ese punto? Y si lo prometido, gorilas de por medio, se alarga o desvirtúa, la tumba política de PDeCat está asegurada, incluidos quienes le sigan en el intento. No creo que ese «logro» del partido de los patrióticos González y Díaz haya sido el motivo del giro de ayer (o la excusa), sino la llamada de Trusk y otras presiones internacionales. Yo no vi más amplias sonrisas que las necesarias y sí muchas de contrariedad. La gente no lo va a olvidar después de todo lo puesto estos años, y el problema de fondo, aunque cambien sus intermediarios, va a seguir engordando. Los catalanes no han llegado a este referendum por un calentón.

  3. Lo que no es lógico es que el PP, el PSOE y Riverita estén judicializando la Dui, a sus líderes y a Trapero y por si fuera poco amenazándole a Puigdemont con el 155; en este plan cómo espera Rajoy que Puigdemont el lunes se vuelva atrás con tantas amenazas empezadas?; a mi juicio, Puigdemont sería un irresponsable si dijera que no la declaró para negociar y después se encontrara encarcelado y que de nada le ha servido su renuncia a la Dui, pero suponiendo que la haya declarado ya y por eso las empresas se están marchando, no creo que la alarma sea tan grande como dicen los medios, porque aunque fuera cierto, lo que Puigdemont querrá probablemente será desarmar toda la estructura catalana para crearla de nuevo, porque no creo que sea tan tonto de salir perdiendo.

Deja un comentario