Aunque casi sea lo de menos, por obligación hay que empezar diciendo que lo que ha sucedido esta noche en casa de Mónica Oltra, la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, no ha sido ni por asomo un escrache. No había ningún tipo de reivindicación de derechos sociales, no había ninguna demanda que se pudiera parecer a una necesidad no satisfecha: no había nada que pueda ser considerado positivo. Había solo una amenaza de alguien muy poderoso, muy oscuro, muy bien relacionado, con muchos, muchísimos secretos en el zurrón. Y que por tener, tiene hasta a su propio partido político filonazi. La ‘simpática e inofensiva’ gracieta da mucho miedo.

Hace ya muchos años que demasiada gente bien informada se pregunta cómo es posible que alguien como José Luis Roberto no esté entre rejas. Y en la pregunta viene implícita la respuesta.

Y lo que se puede ver y oír en este vídeo no refleja en absoluto la gravedad del asunto. Porque lo importante de este suceso, es que el mismo que te canta pasodobles puede presentarse en cualquier otro momento con unos cuantos cientos de chavales musculados, confundidos, poco instruidos, bien entrenados, y tatuados hasta las orejas con esvásticas y similares símbolos. Y cuando eres consciente de esa realidad, que alguien con esa carta de presentación haga ‘el tonto’ delante de tu puerta adquiere otro significado mucho más retorcido.

Esto no tiene nada que ver con lo que parece, porque ni Roberto, a pesar de lo que pudiera inferirse de las siguientes imágenes, es ningún imbécil que disfrute haciendo payasadas, ni en realidad, y esto sí es lo más importante, es tampoco alguien a quién le importe algo más que un comino otra ‘patria’ que la de su persona. Es un tipo muy inteligente que sabe a qué juega y que sabe jugar sucio.

A ver si al final va a ocurrir como con Al-Capone, y una ‘tontería’ es lo que finalmente le hace dar con sus huesos en la cárcel (también en mi opinión, para tranquilidad y beneficio de la sociedad al completo).

8 Comentarios

  1. Cualquier cosa puede ocurrir en el pais valenciano, donde se libera sin cargos a grupos nazis con armas de guerra integrados por un condenado por asesinato político, tenemos corrupta la judicatura, ya sabes lo de “los amiguitos del alma”

  2. Me entristece ver la doble vara de medir de los podemitas. Los que se presentan para hacer un escrache delante de la casa de un político de la cuerda podemita automaticamente son tratados de neonazis, y se les priva del derecho a quejarse de lo que crean oportuno tal y como los seguidores de Pablo Iglesias hacen cuando les viene en gana.
    Sin embargo, si pasa al revés, los autores del scrache son unos demócratas que luchan por el pueblo y su libertad y los que lo sufren son unos nazis.
    La reivindicación de los autores es clara, contra el independentismo y a favor de la unidad de España. Si eso lo consideráis una reivindicación de corte fascista, ir pensando en buscar otro empleo u otro país, ya que la inmensa mayoría de Españoles está de acuerdo con eso.

    P.D. Lo del miedo será por la máscara no? Se os ve el plumero, bolivarianos de postal.

    • Sólo tienes que fijarte en las formas, el mensaje y si se reclama o se impone, no hay color entre unas manifestaciones y las otras, principalmente porqué los falangistas no saben manifestarse sin imponer, romper y violentar el ambiente gratuitamente.
      Eso de que la inmensa mayoría está con ellos es relativo, que está mal informada por vuestros periódicos subvencionados e intoxicada de conocimiento por todo ello desde luego.
      Lo del miedo es porque de hablar sabéis poco y de pegar a gente cuando sois mayoría y la poli no os dice nada mucho. Valientes defensores de un gobierno que se llena el bolsillo a vuestra costa, se os ríe en vuestra cara, tiene a los polis de la fragata piolin a pan y agua sin dietas, y veneráis como si fuera Dios.

  3. Los escraches son un método pacífico de defender los derechos civiles , como trabajo. educación, salud y vivienda. Y lo hacen e hicieron en el pasado los nazis en Alemania, los fascistas en Italia y los falangistas en España no son ni serán escraches. Es hacerse los dueños de la calle, creando el miedo. amedrentando a los que consideran sus enemigos. Siempre con la excusa de defensa de la unidad de la Patria. Anteponen la patria a las personas. En qué clase de patria creen? En aquella en la que les sobra la mitad de los españoles? Eso no es ser patriota. Eso es otra cosa y se
    llama FASCISMO.

  4. Ojo!!! Se están creciendo y esto es muy peligroso. Mónica, aunque yo no puedo hacer nada, estoy contigo y con tu familia!!! Pero por otro lado, empiezo a tener miedo, miedo a esta gentuza que ellos si, ellos si llaman nazis a todos, se “contramanifiestan”, hacen daño allí donde van y no veo por ningún lado quién les frene, repito, tengo miedo……. les tengo miedo.

  5. gracias por el enlace.
    Qué pena que alguien base su patriotismo en cantar y gritar por la noche en una calle llena de vecinos.
    De verdad creo que poco más son capaces de hacer para defender nuestra cultura y nuestra patria.
    Se quejan de los que quieren irse, y se quejarán de los que quieren venir, pero ni uno de ellos moverá un dedo por mantener viva nuestra cultura de forma eficaz. Cantan pasodobles pero dudo que ni siquiera sepan bailarlos.
    La cultura y la identidad se pierden no porque alguien venga o alguien se vaya, sino porque la gente abandona ciertas costumbres. ¿Hacen estos ‘patriotas’ algo por mantener viva nuestra cultura con verdadero esfuerzo y dedicación diaria? Psé, me cuesta creer que lo hagan.
    Es divertido hacer escraches y cantar ‘Que viva España’ por la noche, grabarlo en vídeo y publicarlo, pero eso de poco sirve para nada.
    Sinceramente, no me dan miedo. Más bien me da pena que esto sea lo que alguien entiende por patriotismo. Más se parece a pertenecer a un equipo de fútbol que a un amor patrio de verdad. Más cuando un gobierno como éste está literalmente hundiendo y, ya vemos, rompiendo el país.

  6. Joer, no sé adónde vamos a llegar con esta moda de los escraches; lo que hace falta es que se los detenga cuando los políticos reciben agresiones graves o amenazas y viniendo de unos ultras a Oltra ya es intolerable.

Deja un comentario