Esta mañana el conocido médico activista Jesús Candel (spíriman), ha denunciado en un vídeo que ha hecho público en diferentes plataformas y redes sociales, las pintadas amenazantes que se ha encontrado en su casa y en las que se incluía dentro de un círculo una fotografía de sus hijos.

En este podrido país, más allá de las filias y fobias particulares de cada cual, si se te ocurre complicar la vida a los innumerables corruptos y corruptibles que pueblan el estrato político, te puedes ver metido en un problema grave. Y si lo haces a los niveles a los que lo está haciendo este médico, apuntando incluso a la todopoderosa industria farmacéutica, entonces la gravedad del asunto se puede gangrenar. Y es lo que parece que está ocurriendo.

Sin entrar en las formas ni los tonos, que a unos les gustarán más y a otros menos, algo debe estar haciendo bien el doctor Candel para granjearse tan activos enemigos.

No obstante, la consecuencia de hacer las cosas bien cuando la norma es hacerlas mal, venderse o seguir la corriente, es que puedes acabar viendo este tipo de mensajes pintados en la pared, y acabar pareciendo tú mismo el culpable.

2 Comentarios

  1. Estamos contigo Jesus, al final algún día pagaran estos dueños de cortijos, q no se ganaron, si no que lo robaron al pueblo honrado y trabajador, bueno y algo estúpido,
    No estas solo, adelante

  2. Ánimo! eres el CID CAMPEADOR defendiendo la sanidad de todos.

    No dejes que te acobarden, habrían ganado.

    NO ESTAS SOLO, gracias gracias,gracias, por ser nuestro abanderado.

Deja un comentario