Antonio Gómez MovellánRebelión | 31/10/2017

Miguel Ángel Revilla es uno de los políticos en activo más reaccionarios que circulan en España, pese al aire populista y populachero que cultiva. Lleva cuarenta años en política y muchas personas que están o han estado a su alrededor han sido acusadas de diversos delitos relacionados con la corrupción. El partido que dirige, el Partido Regionalista de Cantabria, es considerado por algunos como una red clientelar caciquil con un fundamento en un regionalismo reaccionario. En cuanto a su actividad política, Revilla es un oportunista de marca mayor: ha gobernado con el PP, con el PSOE y si fuera menester también gobernaría con Podemos. De hecho y, sorprendentemente, el partido Podemos de Cantabria ha venido dando su apoyo al gobierno de este oportunista y demagogo, aunque últimamente se ha distanciado por la cantidad de escándalos que acumula la gestión del gobierno de “Revilluca”. Decimos que fue un franquista porque fue delegado comarcal de los sindicatos fascistas y porque sus amigos de la Guardia de Franco le ensalzaban en los años 70, y ya en democracia, siguió con sus alabanzas veladas a Franco y el cultivo, sin límites, de un reaccionario ultranacionalismo españolista; sus concejales, en el ayuntamiento de Santander, mantuvieron la estatua ecuestre de Franco, en la principal plaza de la ciudad, ¡hasta el año 2008! ¡Qué gran demócrata Revilla!. Gran admirador y cortesano pelota del Borbón Juan Carlos I, hasta que éste cayó en desgracia. Cuando fundó su partido regionalista ya hablaba de que había que superar las izquierdas y derechas al estilo de las muertes de las ideologías del fascista González Fernández de la Mora. Ah! También, en su juventud, fue un machuno de cuidado, declarado por el mismo en una televisión, como no, de gran audiencia.

Caciquismo, corrupción y reaccionarismo político así definiría yo a ese Partido Regionalista de Cantabria. Para un demócrata sencillo un objetivo sería sacar estos personajes de la vida pública. Desgraciadamente el régimen del 78 ha hecho posible todo este tipo de personajes por toda la geografía del Estado. Los encontramos en todos los partidos políticos; partidos que se dividen y pelean exclusivamente por el control de consejerías, empresas públicas y todo tipo de prebendas, como ahora mismo está ocurriendo al Partido Socialista de Cantabria. También estos personajes son posibles porque significan una cierta Omertá en la política local. Se corresponden unos a otros las prebendas, en el mejor de los casos y en muchísimos, la corrupción. Lo hemos visto en Madrid donde personajes como Ignacio González, Francisco Granados, Blesa y un larguísimo etcétera campaban a sus anchas por las empresas y entidades públicas robando a mansalva, solos o en compañía de otros. Son personajes caciquiles de la política del régimen del 78. Otra característica de ellos es que se comportan como empleaduchos de las grandes fortunas. El caso del centro cultural Botín en Santander y su ubicación, en plena bahía, es un ejemplo sin paliativos –aunque esperemos que el Tribunal Supremo lo mande derribar– de la servidumbre de los politicastros locales al gran dinero. Hubieran sido personajes estupendos para ser descritos por Balzac.

Unas últimas declaraciones de Revilla hacen que se supere a sí mismo. Las declaraciones las realizó en un Foro organizado por el Diario Montañés en este mismo mes de octubre y son de lo más despreciables que hemos oído de un político en los últimos años. Al referirse a la denominada Renta Social Básica, una ayuda regional de poco más de 400 euros que apenas reciben 4.000 personas en Cantabria (en Cantabria hay 38.000 personas desempleadas y decenas de miles de personas sin ningún tipo de ingreso), Miguel Ángel Revilla con el desparpajo que le caracteriza declaró lo siguiente: “Tenemos a cinco mil y pico personas a la que pagamos la renta social básica. Si no hubiera eso, estas personas serían potenciales delincuentes. Son gente que no tiene ni el paro, reciben poco dinero”,

Es decir, hace equivaler a las personas sin ingresos a potenciales delincuentes. Ni más ni menos; y si no son delincuentes es por los 400 euros que les da el gobierno regional. Si el gobierno regional da esa renta, se viene a decir, es para que los pobres no se vuelvan delincuentes. Es increíble que tengamos que oír declaraciones de este tipo y no pase nada o pasen desapercibidas .Yo tengo amigos en Cantabria que hace tiempo han solicitado esa renta y todavía la están esperando. No sabía que mis amigos eran potenciales delincuentes. Es una vergüenza que personas de este calibre sigan presidiendo gobiernos e instituciones públicas e inexplicable, sino es por la propaganda populista que practican, que haya ciudadanos que introduzcan en las urnas un voto por estos personajes. Califican a las personas sin recursos delincuentes; para Revilla los pobres son delincuentes en potencia.

Javier López Marcano, uno de sus lugartenientes imputado en malversación de fondos en varios asuntos, ha declarado el día 12 de Octubre, que Revilla es ya el candidato preferido para presentar en las elecciones regionales del 2019.; “nuestro mejor póster electoral”, dijo literalmente Marcano. Anteriormente también Revilla había devuelto su reconocimiento a Marcano quien, tras haber sido absuelto por la Audiencia Provincial en el caso de la extraña operación de transferencia de fondos públicos al Racing de Santander, fue elegido presidente del Partido Regionalista en la Región del Besaya y quien en un acto-en junio, en la ciudad de Torrelavega- de desagravio a la “cacería judicial” y ante 1.700 asistentes Revilla declaró: “te has sacrificado por el Partido pero ahora ya estás limpio”. Pero no ha durado mucho la limpieza ya que la magistrada Paz Hidalgo, instructora de la causa, ordenó, en Septiembre, la apertura de una pieza separada al observar indicios de varios delitos en la concesión de las sospechosas subvenciones al Racing de Santander; Marcano ya está siendo investigado. ¡Y pensar que estos personajes, tan honrados, son los que llaman delincuentes a los pobres!

3 Comentarios

  1. No le tengo una especial simpatía a Revilla, tampoco lo conozco como para juzgarlo y creo que es posible que tus acusaciones sean fundadas, sin embargo su frase “Tenemos a cinco mil y pico personas a la que pagamos la renta social básica. Si no hubiera eso, estas personas serían potenciales delincuentes. Son gente que no tiene ni el paro, reciben poco dinero”, no la considero equivocada ni la veo malintencionada. A lo más que alcanzo es a pensar que no está perféctamente redactada. Para que estuviera al 100 % hubiera podido decir que “podrían convertirse en delincuentes” que resulta más fino pero quiere decir lo mismo. Creo que este “error” no merecía un artículo. Por otra parte es cierto que la renta básica, en este caso esa pequeña renta de 400 €, consigue que muchas personas puedan resistir mejor y no se vean abocadas a prácticas de supervivencia como la prostitución, tráfico de drogas, hurtos etc. Y es que comer hay que comer todos los días. También ellos.

  2. Si yo me quedo sin un duro, ni casa, ni nada, te aseguro que no veo otro camino que delinquir… esease que busquen otro cuento para definie a Revilla que este es muy muy malo-

Deja un comentario