Hay que ver lo ‘salao’ y valiente que es este chaval. Valiente especialmente no tanto por lo que se atreve a denunciar, que no es poco, sino por atreverse a hacerlo sin ‘compadrear’ con ningún partido político. O lo que es lo mismo, sin buscarse otro escudo que el de sus propios principios y el del apoyo de la gente por la que trabaja y protesta.

Eres un lujo, Jesús. Y es un verdadero placer poder disfrutar de vídeos como este, de los que por ir al detalle abren los ojos y hacen entender todo ese cenagal de intereses espurios, de silencios, clientelismo y pesebres en el que se ha convertido cada rincón y cada mínimo engranaje de la maquinaria del régimen. Y por si fuera poco con ese tono ‘cabroncete’ (dicho con todo el cariño) que seguro hará exudar ácido a los aludidos.

Deja un comentario