A Mamen se le podría decir (o cantar) aquello de “tú antes molabas”, o por lo menos parecías hacerlo. Pero lo mismo ocurre con todo el espectro de la progresía mediática, esa que en realidad es puro sistema, pero que hasta hace no mucho tiempo podía permitirse  jugar su papel de actor de reparto en una pluralidad inexistente en los medios del régimen.

Para los menos informados o preocupados por estos asuntos, que hasta antes del 15M era la mayor parte de la población, las caretas empezaron a caer definitivamente con la aparición del primer Podemos, y a día de hoy, especialmente tras lo sucedido el 1-O, no queda ni una que no se haya convertido en puras cenizas, incluso las más convincentes y mejor trabajadas.

Hay algo que no se nos debería escapar, y que no deberíamos volver a olvidar: nadie (y nadie es nadie) actúa como engranaje relevante del sistema si no es una parte natural del sistema. Y el sistema no consiente y ni mucho menos fomenta disidencias no convenientes ni controladas.

Mamen, todo esto empezó porque a los catalanes se les niega un derecho como el de decidir su marco administrativo, primero contra el estatut y después contra un referéndum pactado. Y se les niega hoy y también se les negará mañana porque nunca se darán las condiciones cuantitativas ni ideológicas en España para que se consienta decidir la autodeterminación (o no) de una parte de su sagrado e imperial territorio ‘por las buenas’. Por tanto los catalanes tenían dos opciones: acatar una realidad inmutable y olvidar a perpetuidad sus pretensiones, o apostar por la desobediencia en defensa de su propia dignidad y de la democracia. Eso es todo. Y después podemos marear la perdiz todo lo que queramos.

Querida Mamen: la democracia, como el periodismo, no son conceptos sino ejercicios. Y no hay ningún pacto para que la democracia no sea democrática ni para que los periodistas no hagan periodismo y no sean considerados personas (con todas sus virtudes, pero también con todas sus miserias y defectos). Porque tiene razón Gabriel, tu lenguaje es el del maltratador, especialmente sabiendo que hay políticos y activistas, nos gusten más o menos sus ideas, que se presentaron ante la justicia voluntariamente, y que hoy está en prisión preventiva sin que exista ninguna justificación objetiva para ello aparte del escarmiento y la venganza: “La culpa es tuya porque te vistes como un demócrata”.

Hay que insistir, “periodista” con lenguaje de maltratador: los que están en prisión preventiva (prisión sin juicio ni sentencia), y no lo digo porque les tenga especial aprecio, son activistas y políticos, no corruptos ni ladrones, ni aristócratas que campan a sus anchas tras, entre otras lindezas, haberse fundido en menaje del hogar el dinero donado a niños con cáncer. Y no, tampoco son personas envueltas en una trama con un número creciente de oportunos fallecidos en extrañas circunstancias, y en la que se destruyen pruebas y desaparecen documentos casi cada día.

Quizá, y supongo que te lo habrás planteado (aunque no lo parece), tenga algo que ver con esta diferente vara de medir, estimada “periodista”, el que a los jueces a los que se les ha ocurrido aplicar medidas similares contra los delincuentes con buenos padrinos hayan visto truncada su carrera, mientras que los que encierran a ‘separatistas’, como la jueza Lamela, les espere un inmediato premio. Y todo eso y mucho más ocurre en este país, por más que a ti, sorprendentemente siendo periodista, te escandalice que se cuestione su nivel democrático.

Pero no te preocupes, que no tengas en cuenta el contexto, como sí haría un periodista de verdad, no es solo cosa tuya. Puede que también seas consciente del horizonte laboral de los periodistas de verdad. No eres más que la triste y podrida guinda de un enorme pastel de mendacidad.

13 Comentarios

  1. No se trata ya de Mamen, ni de Jordi, ni de Isabel, ni de Joan Manuel…
    Se trata de que, para Pepito Grillo y quienes ven que solo hay estas dos opciones: “Por tanto los catalanes tenían dos opciones: acatar una realidad inmutable y olvidar a perpetuidad sus pretensiones, o apostar por la desobediencia en defensa de su propia dignidad y de la democracia.”… cualquiera que no acepte sin criticar o matizar todo este proceso independentista, está en el bando de la otra única opción.

    Y no se han dado cuenta.

      • Disculpa por el tono (aunque el tuyo con Pepito no ha sido mucho mejor), pero es que uno ya está un poco harto de pamplinas con el asunto del patriotismo de armario. Sin acritud, ¿a ti qué se te ocurre como solución para dar respuesta a las aspiraciones de una buena parte del pueblo catalán?

        Un saludo.

      • Ya me gustaría tener soluciones, ya.

        Solo comentaba sobre la idea de que no apoyar 100% todo lo que se está haciendo desde el bloque independentista liderado por PDeCAT, hace que algunas personas que sí lo apoyan, vean a todas las demás en el bando contrario. No pretendía sonar mal.
        Como deseo, hubiera preferido que en lugar de decidir cómo se debe actuar para “los catalanes” desde los partidos que representan cerca de la mitad de los votantes y en contra del resto de partidos, se buscara más entendimiento entre la izquierda, la que sí quiere lo que quiere la inmensa mayoría en Cataluña.

        Gracias.

  2. Los fachas estuvieron “invisibles”. Ya les llegó el momento de quitarse la careta. Otros súbditos apoyan el Régimen autócrota, cambiando dignidad por exhibisión en pantalla y dinero. Nunca tuvieron principios. Y los idiotas útiles compram la manipulación para repetir como loros “en la TV dijero…”

  3. Una persona, que lleva ,al congreso, una fotocopiadora, una persona que no respeta,a los que no opinan como el ,como puede representar a alguien, insulta,agrede ,verbalmente, a mi me hacia gracia, pero no lo soporto,joder comprados,una puta isla y marcharos de España, yo votaría para que OS fuerais,y con la ley actual lo único que podéis hacer tocarnos los cojones que nos excita.

    • Llamar a la patata patata y a la puta puta, no es agredir ni insultar, colega.
      Menos mal que tu voto –como el de todos–, no sirve absolutamente para nada, excepto para mantener y prolongar la agonía de un sistema que se va a la mierda.
      ¿Aún no te había enterado?
      Salut/salud, con el permiso de Kitus.

  4. Es que lo único bueno del tema de Catalunya es que ha servido para desenmascarar a muchos, a nivel particular y a nivel público. Pero lo malo, es que también nos hemos dado cuenta, yo más que nunca, de la clase de país en que vivimos. En cuanto les han azuzado un poco, ha salido toda una jauría que yo no creía que era tan numerosa. Y luego el bloque constitucional habla de fractura social, desde luego, la que ellos han creado con una irresponsabilidad que nunca les perdonaré.

  5. A Mamen le pagan. Como a tod@s nosotr@s. Y no está este país como para ser una valiente sin trabajo. Yo creo que es una buena profesional, pero se debe a sus jefes. Oh, el poderoso lobbie “A tresMedia”. Si curras ahí ya sabes: a tragar. Y punto. No sé si se habrá convencido de lo que pregunta o dice. Eso ya es personal. Yo solamente veo su trabajo. Si podemos permitirnos no tener jefes pues muy bien. Autónomos pudientes. Yo sí tengo jefes. Y muchas veces no estoy de acuerdo con lo que me mandan hacer. Pero son los que me pagan y hay que comer. Sí. Es así de triste y rastrero, pero me temo que inevitable…. Porque si no, si opina eso de verdad sería mucho peor, claro. Pero esi, al menos yo, no lo sé. Lo sabes tú Pepito?

  6. Un periodista puede estar en contra del independentismo es lógico, lo que no es lógico es que esta periodista que a mí me tenía enamorado de lo buena periodista que era, de lo plural y justa etc. Hable del tema de Cataluña con ese odio hacia los independentistas nunca la escuche entrevistar a ningún político del PP o del PSOE con esa rabia con esa violencia, conclusión esta periodista se vendió al sistema yo nunca mas la respetare como periodista y nunca más veré sus programas

  7. ¡Qué fuerte! Pues no tenía yo esa idea de la presentadora de MVT, aunque sí algún encontronazo atribuible, en mi opinión, a gajes del oficio. Observaré, hoy, con detenimiento sus entrevistas con los separatistas y la exposición de sus argumentos.

Deja un comentario