| La Marea | 22 noviembre 2017

Un policía es un funcionario público. Su obligación, para la cual pagamos todos los ciudadanos, es velar por nuestra seguridad y procurar el cumplimiento de la Ley.

En marzo de 2015 el Congreso de los Diputados aprobó con el voto único del PP la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, la Ley Mordaza. La Ley Mordaza convierte al policía en una autoridad pública con capacidad para condenar. La Ley Mordaza permite al policía multar con 600/6.000/60.000 euros a un ciudadano por algo que él -el policía- considere “desobediencia”, o considere “falta de respeto”. Sin más prueba que su criterio.

Una autoridad

Tras el atentado de las Ramblas los gobiernos español y catalán permitieron que la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra se enzarzaran en asuntos de corte político, altos asuntos relativos a la seguridad del Estado, que no les competen.

Antes, durante y después del 1-O en Cataluña, los Gobiernos español y catalán centralizaron su actuación política en la policía. Y no solo eso, sino que utilizaron a los agentes de uno y otro lado como arietes políticos, convirtiéndolos así, además, en héroes/villanos para la población.

El pasado 12 de octubre día de la Hispanidad, o de la Raza, o de las Fuerzas Armadas, por primera vez, el Gobierno español puso a desfilar a la Policía Nacional junto a los cuerpos del Ejército.

En los últimos dos años y medio, han sucedido en España dos asuntos paralelos y preocupantes:

Asunto 1. El Gobierno español ha convertido a la Policía Nacional en una autoridad moral y política. Los ciudadanos lo han celebrado con besos a los agentes.

Asunto 2. Las redes sociales han permitido que proliferen foros, cuentas y grupos de policías, guardias civiles y similares con los resultados ya conocidos.

De primera mano

He sufrido los rigores de la Ley Mordaza. También he sufrido ataques por parte del Sindicato Unificado de Policía (SUP) que tuvieron como consecuencia amenazas de muerte a mí y a mis hijos.

En aquel momento hablé con algún miembro del SUP. “Tú no gustas”, me dijo. Y también me alertó sobre la presencia de miembros de extrema derecha en dicho entorno.

Sin duda, toda esta disparatada construcción policial no es responsabilidad de los distintos cuerpos de seguridad (energúmenos hay en todas partes), sino del Ministerio del Interior.

Pero quiero recordar que esos mostrencos que desean la muerte de Manuela Carmena, de otros de nuestros representantes políticos, de inmigrantes y periodistas, van armados y están en la calle.

Mi relación no siempre ha sido pacífica con la policía española. Recibí algún porrazo y también bastantes identificaciones, no todas arbitrarias. Lo mismo me sucede con la Guardia Civil. Quise mucho a Ion Arretxe, ya desaparecido, torturado hasta el límite donde la vida es muerte y que sobrevivió. Y un día vi en Barcelona cómo golpeaban los muslos de un amigo hasta convertirlos en dos bolsas moradas.

Mi relación con policías y guardias civiles no siempre ha sido amable. Y sin embargo esta semana por primera vez en democracia he tenido miedo de la policía.

5 Comentarios

  1. Cuando el ciudadano se siente seguro, gracias a unas las leyes y a la policía, que las hace cumplir, le suelen llamar ESTADO DE DERECHO. Cuando el ciudadano se siente inseguro y atemorizado por unas leyes,”MORDAZA” y además cuando algunos cuerpos de seguridad tienen rango de juez y amenazan a ciudadanos impunemente, incluso de muerte… A esto, creo que le suele llamar ESTADO POLICIAL, y está muy cercano del ESTADO DICTATORIAL. Personalmente esta deriva Estado español, una parte de el ,muy significativa, a estos parámetros totalitarios y de impunidad, no es nada nuevo dado sus orígenes y a su ADN franquista que últimamente está surgiendo con virulencia. Y esto lo tenemos que agradecerlo también a un llamado PSOE que fue contratado para hacer de comparsa al PP en aquella confabulación para la continuidad del franquismo vestido de Monarquía
    https://beniezuma.blogspot.com.br/

  2. Es un escándalo lo de estos golfos nazis con uniforme y el silencio de sus asociaciones cómplices; comparto con Fallarás que esta construcción policial es del Ministerio del Interior, porque a mi juicio está claro que desde que gobierna el PP y su Ley Mordaza se ha convertido la Policía Nacional en una autoridad moral y política y lo hemos visto también el 12 de octubre desfilando con los Mossos d’Esquadra. Vuestro ayuntamiento de Madrid ha hecho bien en quitarles la placa y las armas a los golfos municipales porque en el fondo suspenderlos nada más que de empleo y sueldo temporalmente no sería suficiente puesto que al terminar el plazo volverían probablemente a lo mismo, va en sus genes; a ver lo que deciden en el juzgado. También de la involución que pasa tiene culpa el PSOE porque ya se ha visto que en vez de hacer en su puñetera vida oposición de izquierdas son iguales que ellos.

  3. Por supuesto que es alarmante este tema, que cada día toma relevancia ante las investigaciones que se van conociendo. Y no he tenido más que comprobarlo en mi entorno profesional (de miles de personas, como indicador de opiniones). Y digo que cobra más relevancia, al no tratarse de unos agentes aislados -aunque sí los que opinaban- sino a una existente organización, detrás, estructurada, de ideología ultra y cuya responsabilidad es de Interior. No en balde mi comentario del pasado 21 bajo el titular “INSULTOS Y AMENAZAS A CARMENA…” lo dirigí al Sr. Zoido (por entender que la gravedad de lo ocurrido trasciende las competencias propias del Ayuntamiento de Madrid). Yo no doy puntada sin hilo, estando, como estuve ese día, con una “concentración mental” altísima.

    Cierto, que los medios de comunicación y en especial los de papel, son indistinguibles en sus noticias. Estamos hablando de periodistas ‘vendidos’ miserablemente al Poder. Y todos ellos son culpables del perjuicio que están ocasionando a esto que…según dicen, es democracia (“su” democracia).

    La reiterada frase ‘engañosa’ de políticos y periodistas es: …”EN DEFENSA DE LA DEMOCRACIA”… blablabla (pretendiendo concienciarse de lo que ni ellos se creen). Pues el problema policial radica en el Sistema del 78 que acogió a la ideología extremista de derecha camuflada entre el PP y otros minúsculos grupos. En mi opinión, siempre han existido, pero silenciados en la rutina del Régimen. Pero, evidentemente se han hecho visibles cuando los separatistas catalanes han OSADO ¡Oh, Diosss! no sólo cuestionar, sino enfrentarse al Estado español descubriéndole las vergüenzas. Y, ¿qué han hecho los políticos defensores del Régimen, ¿eh?: Demonizarles junto a sus correas de transmisión mediáticas (e internacionales), como hicieron con PODEMOS tras el 15-M, cuando creían que se les iba de las manos el chollo (aunque ya han constatado su entrada al redil de los resignados oprimidos). No obstante, ante el menor atisbo de que se salgan del mismo, andan avizor permanente sus entregados voceros mediáticos, demonizándoles a nada que articulen una palabra fuera de los cánones establecidos, y si no, se inventan cualquier patraña.

    Por tanto, ya va haciendo falta un golpe de timón en la política a nivel nacional, y para ello deben implicarse políticos y periodistas valientes de auténtica izquierda…intelectuales…Judicatura…de la música y otros colectivos, apostando por una República Española, y sin ambigüedades que sólo esconden su aval a la perpetuidad del Régimen del 78.

  4. Pues, sí, ‘beniezu’ y ‘Tony indignado’, comparto vuestros comentarios. Viendo el desarrollo de los acontecimientos en los últimos años (de aquellos lodos, estos barros) es evidente que el PSOE ha sido -y sigue siendo- cómplice necesario de la continuidad de un franquismo (no vivido en mi caso) vestido de Monarquía. Han sido las tres Pata Negra ¡VERGONZANTES! del Sistema. Y pensar que hubo un tiempo en el que, por nuestra ingenuidad, creímos multitud de ciudadanos que no eran para tanto algunas críticas que escuchábamos… ¿Para tanto?, decimos ahora: ¡PARA MUCHO MÁS! Cortos nos quedábamos.

  5. La madre q los parió con su lema de matar y por si fuera poco patrullando en la calle. A estos cabrones hay que quitarles el arma y echar de la poli al grupo entero xq son peligrosos para la gente pero está claro que el juez se lo está pensando mucho y sin embargo con los que insultaron a Carrero Blanco y a los otros como eran de izquierdas enseguida los llamaron a declarar en el juzgado.

Deja un comentario