Como en el país en general y en la CA de Madrid en particular va todo tan genial, por lo visto en el Partido Popular no tenían nada mejor que hacer que el puritito imbécil. Y ahí que se han apuntado las más profesionales en estos menesteres, y casi sin tener que esforzarse para dar con el personaje, se han puesto a jugar a que trabajaban por primera vez en su vida.

Evidentemente nunca han parecido otra cosa que dos cretinas pijas y superficiales haciendo cosas de pijas y superficiales, pero eso vende entre sus votantes. Especialmente entre los que después arreglan el estropicio que puedan hacer.

Manola y Benita

Pero qué bonito es verlas con sus monos customizados, con sus nombre impresos y hasta una banderita de España grabada junto a ellos; y con esas zapatillitas a juego, que aunque no fueran las botas de seguridad obligatorias en ese tipo de trabajos, resultaban de lo más chic. ¿Qué votante con las neuronas atrofiadas puede resistirse a semejante panorama?

La sexagenaria ‘supernena’ sin arnés, ni casco, ni ‘ná’, que para eso tiene el superpoder de llevárselo crudo.

Claro, y luego nos preguntamos que cómo es posible que sean el partido más votado. ¿Pero cómo no van a serlo si, como puede verse, son pura vanguardia de la mercadotecnia y del I+D+i en la propaganda política?

*Esto último era por decir algo en plan desquite para bajarme la mala leche…

4 Comentarios

  1. Pero que mala leche tenéis, como se lo cuente a los bernardos que pululan por Hispanistån lo vais a tener crudo, cabroncetes.
    Otra cosa: Las encuestas ya estån preparando a la población para el pucherazo de diciembre.
    ¿Estamos o no de acuerdo?

Deja un comentario