Ana Requena Aguilar | El Diario | 28/11/2017

“Peculiar forma de mostrarse”. “Ausencia de aflicción”. “Ningún síntoma de abatimiento” durante su declaración ante el tribunal. El abogado de tres de los miembros de la manada ha negado este martes que aquella madrugada del 7 de julio se produjera agresión sexual alguna y lo ha hecho cuestionando la actitud de la víctima durante aquella noche y su vida posterior a los hechos.

En las imágenes de las cámaras que muestran el recorrido que el grupo hizo con la chica aquella noche se ve, asegura el abogado, que ella llega incluso a “liderar” el grupo. Ella, como describió ayer la fiscal, iba en primer término caminando solo junto a uno de ellos. “¿Alguien entiende que una mujer a la que le molestan los gestos de varios chicos porque le ponen el brazo encima elija ir por las calles más oscuras en lugar de por las más céntricas?”.

Las conclusiones del abogado ha sido un cuestionamiento constante de la vida de la víctima. Hasta el punto de que ha destacado una foto sacada de sus redes sociales en las que aparece con el lema “Hagas lo que hagas, bájate las bragas”, una frase propia de un personaje de un programa de telerrealidad que la chica dijo seguir con sus amigas. “A mí me resulta sorprendente que una mujer que ha sufrido una agresión sexual ponga esa foto un mes antes del juicio. Eso excede lo normal”, ha definido para seguir con la descripción del personaje que dice esa frase y del propio programa.

“El lema es aquí se viene a beber alcohol hasta desfallecer y sí se puede a follar como conejos. La frase es de un personaje, Karime, al que se describe de una fogosidad fuera de toda duda, a la que le gustan los devaneos lésbicos y que especialista en crear conflictos personales”, ha afirmado.  La  fiscal explicó el lunes que   “se ha superado ese criterio de que la mujer tiene que resistirse como una heroína para evitar una agresión sexual.”

La otra pata de su defensa ha sido el descrédito de todas las pruebas periciales practicadas y de las declaraciones de agentes y servicios sociales. “Estaban viciadas, contaminadas”, ha dicho el letrado en numerosas ocasiones durante sus doras horas de discurso. Todo iba encaminado, ha asegurado, a confirmar una agresión sexual sin considerar nada más.

El consentimiento queda demostrado, ha dicho. “No hay ningún acto del que se pueda desprender un no de la víctima”, ha asegurado el abogada, buscando con claridad que la ausencia de un no explícito por su parte lleve al tribunal a declarar que sí existió consentimiento o que, al menos, no existió resistencia. Los vídeos, ha dicho, muestran una “película porno pero no de ciencia ficción” y ha dicho que el informe pericial de la policía que asegura que las imágenes muestran una dominación sin posibilidad de consentimiento está, una vez más, viciado.

Deja un comentario