El sistema sanitario ante el sufrimiento social, ¿vemos el cuadro entero?

11
2170

Clara Benedicto Subirá | El Salto | 13/12/2017

Si el concepto de salud es algo que trasciende a la ausencia de enfermedad y tiene que ver con cómo nos percibimos, cómo nos relacionamos, y cómo vivimos en común, podemos reflexionar que no todo lo que lo atraviese será sanitario. Esta conceptualización conecta tanto con el cuerpo como con nuestra subjetividad y nuestros contextos.

Paula tiene 39 años, está separada, tiene dos hijas de 15 y siete años. No trabaja y hace tiempo que se le acabó la prestación por desempleo. Cobra la renta mínima de inserción, que son algo más de 500 euros con los que se mantienen las tres. Lleva unos seis meses sin pagar el alquiler, y le ha llegado una carta de aviso de desahucio. Siente angustia, palpitaciones, ganas de sentarse en un rincón y llorar. Pasa las noches despierta mirando a la puerta mientras sus hijas duermen por si vienen a por ellas. Cualquier ruido la sobresalta y dice que grita sin motivo. No ve salida a su situación.

Según el DSM-V (la clasificación de diagnósticos psiquiátricos que se usa en la actualidad) después de dos semanas con estos síntomas Paula podrá recibir un diagnóstico de trastorno ansioso-depresivo. Este marco teórico se centra en describir enfermedades basándose en la confluencia de determinados síntomas en una persona, durante un período de tiempo que cada vez es más corto. Y mirando la realidad de Paula por esta mirilla, es el sistema quien nombra su sufrimiento como algo interno e individual, y por tanto le ofrece formas de controlarlo sanitariamente; es decir, psicoterapia, o fármacos antidepresivos y ansiolíticos, o ambas cosas.

Cuanto más profundice Paula en el sistema sanitario más le transmitimos que su problema es médico, que hay algo en ella que funciona mal y precisa de ayuda profesional para arreglarlo

Sin embargo, no hay evidencia científica con la que trazar una línea entre la angustia provocada por una situación vital difícil y la enfermedad tal y como la entendemos en medicina. Ni pruebas de que exista una base biológica para los trastornos mentales. Las clasificaciones que usamos se basan en consensos de expertos con una larga lista de conflictos de interés que deciden qué es psicológicamente normal y qué es patológico. Mientras, en la zona gris se encuentran los sufrimientos por el duelo, la soledad, la hiperactividad de los niños, la ansiedad por la incertidumbre vital. Pero dado que es improbable que Paula sufriese como lo hace si tuviera seguridad económica, un trabajo digno o una vivienda con la que contar, podríamos decir que el origen de su mal es más social que individual, y este enfoque del problema nos llevaría a buscar soluciones por derroteros muy distintos.

Decía el epidemiólogo Geoffrey Rose que, si los principales factores que determinan la salud son sociales, también deben serlo los remedios. Pero si Paula pide ayuda a un sistema sanitario debilitado por las mismas políticas neoliberales que la oprimen a ella, probablemente recibirá un marco de interpretación de su sufrimiento basado en modificar sus neurotransmisores cerebrales y en ayudarla a relajarse y gestionar sus emociones negativas. Cuanto más profundice en el sistema sanitario más le transmitimos que su problema es médico, que hay algo en ella que funciona mal y precisa de ayuda profesional para arreglarlo.

Se plantea, y con razón, que la gente cada vez toma más psicofármacos: lo piden muchas personas que han perdido la tribu y la paciencia y desean estar bien ya

Pero estas intervenciones individuales y centradas en lo biológico no sólo tienen un coste en efectos secundarios y dependencia de fármacos y psicólogos. También corren el riesgo de generar sujetos bien adaptados a una sociedad enferma y cada vez más desigual, en lugar de utilizar su rabia como motor de cambio social y su miedo para buscar espacios en común.

Se plantea, y con razón, que la gente cada vez toma más psicofármacos: lo piden muchas personas que han perdido la tribu y la paciencia y desean estar bien ya, lo pide el mercado laboral que necesita trabajadores que mantengan la máquina en marcha, lo pide nuestra sociedad capitalista que enfoca la salud como un bien de consumo, lo piden titulares de periódicos y publicidades (poco) encubiertas, lo pide el ritmo implacable de nuestras vidas que no permite parar ni cuidar(se). Y profesionales con poco tiempo y una cola de sufrientes en la puerta extendemos la receta como mal menor, parche liberador de anestésicos que en el mejor de los casos genera un estado de ánimo que posibilita trabajar el cambio, y en el peor no sirve para nada, o incluso revictimiza a las personas.

También la atención psicológica que a menudo se nos presenta como alternativa a la pastilla corre el riesgo de caer en la sanitarización y puede no mejorar e incluso empeorar al paciente; por tanto, como cualquier intervención sanitaria es necesario valorar cuándo y cómo se lleva a cabo y hacerlo con prudencia y respetando el principio de primero, no hacer daño.

A Paula le duele su vida y eso afecta a su salud, pero las causas (y las causas de las causas) no son sanitarias. Quizás mientras trabajamos para caminar hacia una sociedad más justa donde se preste atención a los determinantes sociales de la salud haya que acompañar a personas como Paula también desde el sistema sanitario (porque en la sociedad en que vivimos la validación médica del sufrimiento tiene ventajas sociales y legales). Pero el nombre que acordamos ponerle a su experiencia tiene el enorme poder de configurar tanto los recursos disponibles como su sentido biográfico y el lugar social que este sufrimiento ocupa.

Especialmente en un contexto de recursos limitados, tenemos la obligación ética de preguntarnos dónde es más eficiente y equitativo ponerlos. Y para ello es necesaria una reflexión más allá del síntoma, donde se vean las raíces y el cuadro entero.

11 Comentarios

  1. Es exactamente lo que cuenta la autora. Dicho con otras palabras: No es Paula la enferma; la enferma es la sociedad capitalista, e insaciablemente consumista, en la que estamos inmersos.
    Y sí, los psiquiatras son gente peligrosa, si los tomas demasiado en serio. O esa es mi opinión/experiencia, tras más de 40 años de tratarlos de modo interrumpido/ocasional, pero intenso.
    En muchas ocasiones, intentan convertirte en crónico, para asegurarse tu asistencia por largas períodos (o de por vida).
    Que experimentan contigo, es otra de sus putas costumbres. A poquito despierto que sea uno, se dará cuenta de que le prescriben medicamentos, cuyos prospectos aconsejan no mezclarlos. Cosa que al huevudo (o a la chochona) psiquiatra le suda la polla o el coño. No digamos ya, cuándo directamente te recetan medicamentos que han llegado a causar la muerte, como así se refleja en el propio prospecto de alguno de ellos: “Se han dado casos de muerte repentina, sin justificación aparente” (+/-). Y se quedan tan tranquilos los hijoputas. Y la agencia del medicamento o el ministerio correspondiente, autorizando su venta. Otros hijosdelagranputa. Es el caso de la olanzapina/ziprexa.
    Mi consejo: ¡HUYAN SIN DETERSE DE ESTOS INDIVIDUOS!
    Sólo si es RIGUROSAMENTE NECESARIO, acudan a consulta.
    Y procuren ser cada uno su propio médico. No discutan con ellos/ellas (mi error inicial). Dígale a todo que sí, pero luego, decidan ustedes mismos si lo toman o no, y en qué cantidad. Desde que actúo de este modo… me va de maravilla y espero salir pronto de sus garras y de su mundo irreal. Ellos sí que se hallan fuera de la realidad, aunque quieren hacernos creer que somos nosotros –los pacientes—los que deliramos. ¡¡Y una mierda!!
    Podría continuar toda la noche, porque tengo material más que de sobra para hablar/comentar sobre el tema, pero no merece la pena.
    Me despido, repitiendo el consejo: ¡Huyan! ¡Huyan lejos mientras puedan!
    Advertidos quedan.
    SALUD/SALUT.

    • Maqui:

      Como veo que estás “lanzado” y muy bien informado y comparto todo lo que expresas, te aporto información que tal vez desconoces.

      Existimos en España, y en el resto del mundo “civilizado”, millones de personas cuyo organismo, saturado de tóxicos y de fármacos, también tóxicos, con los que durante décadas los médicos han intentado tapar los síntomas de la intoxicación crónica que sufríamos…, y nos han convertido en auténticas farmacias ambulantes…, ya no soportamos ni una molécula tóxica más,… y hemos desarrollado una HIPERSENSIBILIDAD a cualquier agente agresor, bien sea en forma de químicos o de radiaciones y campos electromagnéticos, por lo que las alimañas que viven a cuerpo de rey a costa de nuestros impuestos, han decidido eliminarnos POR NO SER RENTABLES A LA GRAN FARMAINDUSTRIA, (que es la que marca la política sanitaria en España, más bien pseudosanitaria) y a sus innumerables comisionistas

      Tan grave es la situación, que, dado que los hospitales españoles se han convertido en auténticas antesalas de la muerte para millones de personas que sufrimos los Síndromes de Sensibilización Central, profesionales sanitarios del Servicio Andaluz de Salud, han elaborado una especie de protocolo de atención sanitaria a enferm@s de Sensibilidad Química Múltiple, no para aliviarles el sufrimiento, porque no saben cómo hacerlo, sino para que NO SE LES MUERAN , a edades impropias para irse al más allá, POR EL MERO HECHO DE ENTRAR EN UN HOSPITAL

      https://drive.google.com/file/d/0B3QOrCc_ORwZcDV5R1BzUnZKdGxGVEtoY05yNjl2X05ZcUI0/view?usp=sharing

  2. Más información

    En los últimos meses se han producido varios eventos que tienen que ver con los graves problemas de salud causados por la contaminación ambiental, tanto química como electromagnética, que no sólo implican un gran sufrimiento a millones de seres humanos en todo el mundo, sino que están alterando el genoma humano:

    – La entrada en vigor del Convenio de Minamata auspiciado por la ONU y ratificado por 83 países (España NO LO HA RATIFICADO) para erradicar el TÓXICO MERCURIO de la faz de la Tierra

    http://www.un.org/spanish/News/story.asp?NewsID=37356#.WjLppNLibDc

    http://www.un.org/spanish/News/story.asp?newsID=37877#.WjLp0dLibDc

    – La Declaración de Madrid para pedir al Gobierno de España que adapte la normativa que regula la potencia con que emiten las operadoras de telefonía a la de la UE

    http://cemyelectrosensibilidad.blogspot.com.es/2017/09/presentacion-declaracion-cientifica.html

    – El Primer Congreso Europeo sobre Síndromes de Sensibilización Central

    http://www.sessec.org/sindrome-de-sensibilidad-central-no-me-mande-al-psiquiatra/

    http://www.xlsemanal.com/conocer/salud/20170718/sensibilidad-quimica-multiple-cuando-no-puedes-ni-besar-a-tus-hijos.html

    – El quinto aniversario del suicidio de Angela Jaén por no poder soportar la tortura que implicaba su HIPERSENSIBILIDAD QUÍMICA Y ELECTROMAGNÉTICA

    http://electroyquimicosensibles.org/homenaje-a-angela-jaen-en-el-aniversario-de-su-fallecimiento-causado-por-su-condicion-de-afectada-de-electrosensibilidad/

    – Y la Declaración de Berlín para PROHIBIR en julio de 2022 en la UE el uso de las amalgamas dentales que han arruinado durante siglos la salud y la vida a millones de personas

    https://ecologistasenaccion.org/article35437.html

    http://cemyelectrosensibilidad.blogspot.com.es/2014/09/dr-nicolas-olea-serrano.html

    http://cemyelectrosensibilidad.blogspot.com.es/2015/10/entrevista-ceferino-maestu-unturbe.html

    Esta es una petición ADMITIDA A TRÁMITE en el Parlamento Europeo. Admite adhesiones y mejoras, pues mi neurona intoxicada no da para más

    https://petiport.secure.europarl.europa.eu/petitions/es/petition/view/10833

    Más información sobre tóxicos y salud. Tomarse con calma su lectura o visualización pues es demasiada, y demasiado real. Saludos y MUCHA SALUD SIN TÓXICOS

    Aunque os parezca mentira, en la comarca de Almadén, donde se ubica el mayor yacimiento de mercurio del Planeta, sigue existiendo mercurio puro al aire libre, emitiendo vapores tóxicos a poco más de 20º C. en un recinto de cuatrocientos metros cuadrados donde han pastado durante siglos animales domésticos que acaban en el plato de los consumidores, y mil doscientos metros cuadrados de huertos regados con agua saturada de mercurio, cuyos productos completan el menú de muchas personas, incluso de fuera de la comarca. Pero las autoridades lo ocultan celosamente durante siglos

    Si tenéis tiempo, observad las contradicciones de un Catedrático de la Escuela de Minas de Almadén, Pablo Higueras: el mercurio es un tóxico muy peligroso… pero si no se pisa no pasa nada…los cangrejos de río de la comarca acumulan una elevadísima concentración de mercurio… pero como sólo se comen en forma de “tapas” no pasa nada.. …

    https://drive.google.com/file/d/0B3QOrCc_ORwZNWo2UC02OTF4Tjg/view?usp=sharing

    https://drive.google.com/file/d/0B3QOrCc_ORwZR2hRRTZPZHVIUlAwZncxUzNiYUZqT1ZJRWs0/view?usp=sharing

    Adjuntos van varios documentos, entre ellos un protocolo elaborado por profesionales sanitarios del Servicio Andaluz de Salud, conscientes de que los centros sanitarios son auténticas antesalas de la muerte para las personas HIPERSENSIBLES, para evitar que l@s pacientes se les mueran en el Hospital

    https://www.youtube.com/watch?v=VqWhSRneGU0

    https://www.youtube.com/watch?v=MGqFY6ObK1E&t=54s

    https://www.youtube.com/watch?v=aanLJ7d60RQ

    https://www.youtube.com/watch?v=W1OseS7Fh68&t=694s

    http://www.esteticamedica.info/noticias/val/713-42/zabala-begnis-curso-de-medicina-biomolecular-en-noviembre.html

    http://kaosenlared.net/ignorado-convenio-minamata-desconocimiento-censura-autocensura-simplemente-vacaciones/

    https://www.youtube.com/watch?v=-x2oPtBmhqo

    http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/09/140926_salud_dificil_vida_personas_burbuja_lv

    https://www.youtube.com/watch?v=VqWhSRneGU0

    https://www.youtube.com/watch?v=cvh-qyEeBc8

    https://www.youtube.com/watch?v=W1OseS7Fh68

    https://www.youtube.com/watch?v=G5-ysuKHNL4

    http://www.rtve.es/noticias/20110922/mercurio-metal-toxico-peligroso/463281.shtml

    https://www.google.es/search?

  3. Compañera Charo: Conozco tu historia desde 5/6 años atrás. Tú misma me lo referiste aquí. Yo utilizaba otro seudónimo.
    Lamentablemente, muy poco puedo hacer yo, excepto procurar despertar conciencias –al igual que haces tú—, para que estén advertidas y en guardia contra la industria farmacéutica, y sus esbirros (=una muy buena parte de los trabajadores de la sanidad, especialmente “médicos”). Aún siendo cierto que, en determinadas ocasiones, uno no tiene otra opción que recurrir a ellos (en mi caso, procurando que sea el más breve tiempo posible).
    A veces pienso que nos sería mucho más saludable para los españolitos que la SS (qué coincidencia de sigla/iniciales, ¿casualidad?), en lugar de médicos, nos atendiese con los chamanes de la tribu. ¿Te imaginas entrar en la consulta y ver a la psiquiatra, medio en pelotas, danzando alrededor de la hoguera y cantando mantras chamánicos, y totalmente ida por el peyote o similar sustancia? Yo sí que me lo imagino… y… sería la hostia, porque la psiquiatra está muy buena. O eso me parece a mí.
    Lo dejo aquí, que ya veo que me he venido arriba. Debe ser por la Novena del músico de Bonn, que escucho mientras escribo.
    Y sin dejare de luchar nunca. Como tú.

    Bon dia i salut.

    • Maki:

      Tienes buena memoria.

      En el año 2011 conocí ID, y, al regresar de mi REFUGIO en Argentina y comprobar que compartía problemas de salud y sufrimiento, y abandono, y desamparo, y maltrato institucional… … con millones de personas no tan afortunadas como yo, tomé el relevo de otr@s activistas que se habían quedado en el camino tras largos años de lucha titánica contra las alimañas que desgobiernan este surrealista país.

      Pero… por el mero hecho de volver VIVA y en mejor estado de salud que cuando me sacaron de Españistán tres años antes, ME CONVERTÍ EN PERSONA NON GRATA para tant@s pseudoespecialistas tan ignorantes como soberbi@s y prepotentes, (y sus jefes) que la Dirección General de la Policía me facilitó un nuevo DNI, con una sugerencia: “Señora, si puede ¡¡¡váyase nuevamente de España, porque contra el poder nada se puede hacer!!!.

      Pero como me habían fracturado una colección de vértebras, y me habían dejado ABSOLUTAMENTE INVÁLIDA, no estaba como para cruzar más fronteras. así pues, tengo más tiempo y argumentos para seguir denunciando, denunciando, y denunciando, por si sirve para despertar conciencias… mejorando a pesar de los servicios pseudosanitarios y a costa de mi patrimonio, y, descubriendo cada vez más miseria en las mentes de quienes dirigen nuestros destinos

      https://drive.google.com/file/d/0B3QOrCc_ORwZLTcwWFFNRDRPdXkyQ25nbS1YQ3dVcXd1NURF/view?usp=sharing

      Si te animas a abandonar a tu Psiquiatra, aunque esté muy buena, puedo darte algunas pistas.

      Esto me dice una amiga farmacéutica: “Como el Médico tiene que vivir, te prescribe el fármaco, como yo tengo que vivir, te lo vendo, y tú, si quieres vivir, ¡¡¡TÍRALO A LA BASURA!!!

      Saludos y MUCHA SALUD

      • Tiene razón la famacéutica amiga.
        Te agradezco el ofrecimiento, y si se repitiesen episodios depres… ya decidiría.
        De momento, creo que lo tengo casi controlado.
        Gracias de nuevo.

        SALUD.

  4. Es una vergüenza lo que pasa en la sanidad con los boxes amontonados en los pasillos, la falta de camas, las listas de espera, las salas de urgencia masificadas y la falta de médicos mientras que el gobierno de Rajoy da ayudas escandalosas a Defensa y a la Iglesia por ejemplo, además de la monarquía que pagamos y gente pasando hambre, joder. Lo peor es que esto, a mi juicio, no tiene pinta de arreglarse.

    • Tony:
      Estoy de acuerdo en que es una vergüenza la falta de camas, las listas de espera, los enfermos amontonados en los pasillos… … …, pero es mucho más vergonzoso aún, que, estando, como estamos, inmersos en un auténtico caldo tóxico compuesto por cientos de miles de sustancias químicas cuyos efectos sobre la salud, se desconocen, y mucho más las innumerables sinergias entre ellas, el escaso conocimiento toxicológico que se enseña en las Facultades de Medicina, se destine a DETERMINAR CAUSAS DE MUERTE, pero no a BUSCAR EL ORIGEN DE LA ENFERMEDAD para poder tratarla adecuadamente, en lugar de empeñarse en TAPAR SÍNTOMAS, para regocijo de la industria farmacéutica

      Para no repetirme más que el pepino, en este enlace encontrarás un escrito dirigido a una jerarca de la sanidad madrileña. A pesar de mi situación, me considero una privilegiada por haber salido huyendo de España, y solicitar REFUGIO en Argentina, donde encontré un Especialista que me rescató de la tumba a la que me habían llevado la larga lista de supersabios españoles que visité durante décadas, pero conozco a miles de personas que no tuvieron esa suerte ni patrimonio que malvender para pagar Especialistas formados fuera de España en el “arte” de ayudar al organismo a curarse sin intoxicarlo aún más con fármacos

      https://drive.google.com/file/d/0B3QOrCc_ORwZNVdtTGNQMThuZUhVdUpJSVhmSlpIcFQ2Nk5v/view?usp=sharing

      Saludos y MUCHA SALUD,

Deja un comentario