El mito del periodista intocable

3
2570

Parece ser que en la imaginación de algunos profesionales existe un pacto no firmado según el cual, primero, cuando alguien se mete en política tiene prohibido criticar al pueblo, porque también según no se sabe qué tipo de realidad, en el momento en el que profesionalizas tu vocación dejas de ser pueblo. Segundo, y esto es lo más importante, jamás puedes criticar a un periodista, porque los periodistas en nuestra distopía de no-ficción son virginales seres de luz; quimeras de tal pureza y fragilidad que pueden llegar a desvanecerse incluso ante una simple mirada reprobatoria.

Pero esto solo ocurre en su pervertida imaginación, porque hasta en esta distopía, el periodista habitual suele ser un simple mercenario paniaguado y sin los suficientes arrestos como para buscarse la vida en algo un poco más digno y poder dejar de cumplir tan vergonzosa misión. Y debe ser la propia vergüenza la que hace que respondan como una manada de fieras heridas cuando alguien con capacidad de difusión señala la mezquindad de uno de sus miembros. ¿Pero quién o qué os habéis creído que sois?

No, amiguete, el ser periodista o sexador de pollos no te hace inmune a la crítica ni te da derecho de pernada. Tú, siendo periodista o sin serlo, puedes soltar toda tu bilis o la de tu jefe, pero teniendo siempre en cuenta que te la pueden devolver con creces. Y es que si algún día tuvisteis inmunidad porque vuestros amos eran los dueños de la imprenta, olvidaos, porque ahora, y hasta que nos la roben, todos tenemos una imprenta, y se os ha jodido el invento.

Señalar al periodista –como al miembro de cualquier otro colectivo o profesión– que sea un ser despreciable, o llamarle por su nombre, es una práctica sanísima y que se tiene que poner de moda, para que algunos empiecen a entender que su libertad es compartida con muchas otras libertades.

Y es que hay que ser muy miserable para dedicar un artículo a humillar a alguien que, caiga mejor o peor y se compartan o no sus convicciones, nunca debería estar en una prisión, y mucho menos de forma preventiva. Y querer normalizar con este tipo de insultos a la inteligencia y la ética lo que sigue siendo inasumible –de no ser que nos hayamos vuelto ya todos locos– merece una respuesta contundente. Así que,  va a tener que acostumbrarse, y sus infinitos guardaespaldas que se vayan quedando con la copla, porque ahora que tenemos claro que les escuece, ya sabemos lo que hay que hacer.

Aquí el origen de la cruzada corporativista:

Y aquí una pequeña muestra de los/as indignadísimos/as “profesionales” (por la parte de las narices):

3 Comentarios

  1. No entiendo el cabreo corporativista que se ha desatado por criticar a un periodista.

    Desconozco si el aludido pertenece a la generación de periodistas, que, durante décadas no se enteraron de que quienes tenían el poder de meter la mano en la caja de los caudales públicos la saqueaban EN BENEFICIO PROPIO y de sus amiguetes… para desgracia de l@s contribuyentes honrad@s, y nos tenemos que enterar ahora, cuando, según dice emepuntorajoy, esas son cosas que pertenecen al siglo pasado.

    No estaría de más que los miembros del que debería ser EL CUARTO PODER, hicieran un mínimo intento de autocrítica, como colectivo, por no haber informado a la sociedad de la corrupción política que ha llevado a este país al borde del precipicio… ¡¡¡y ell@s sin enterarse!!!.

    Les recuerdo a George Orwell:

    “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Lo demás, SON RELACIONES PÚBLICAS”

    Afortunadamente, existe internet, que permite hacer periodismo y NO SÓLO relaciones públicas

  2. aver estos periodistas opinan de todo ..
    .mas que informar ….asi que no veo a que viene ese rasgarse las vestiduras cada vez que allguien los crítica se pongan así…y siempre con el.mantra de defender la libertad de expresión…..es igual que los condenen por mentir por ej el Inda ..no se les puede decir ni pío me ha encantado el artículo….me recuerdan a cuando alguien condena que el Ejército de Israel detenga a menores …en seguida los judíos sionistas saltan con que eres un nazi
    para mi es lo mismo

  3. La libertad de expresiòn para todos,LEY MORDAZA , el periodismo corporativista español se autocensura cuando debe soltarse para cantarle las verdades a nuestros polkiticos y paises que alardean de practicar la democracia,sabiendo que solo es de boquilla, sin embargo callais o apoyais las mentiras propagandisticas a sabiendas de su hipocresia y malas artes. No seais tan comodaticios y contad como empezò todo en este ultimo tramo de nuestra historia aqui y en el resto de nuestro planeta ,por que esta pasando lo que pasa (con cientos de miles de muertos)’,asesinados) en lugar de hacerles el juego demonizando a las victimas causadas por nuestros paises del occidente capitaloneoliberal responsable unico del sufrimiento de los seres humanos en la actualidad y del caos ¿PROGRAMADO?

Deja un comentario