Julio Anguita | 12/01/2018

Tengo la impresión de que mi país es una nave que marcha a la deriva, mientras el Gobierno, las fuerzas políticas y los sindicatos, los poderes económicos, los intelectuales, los medios de comunicación y un número elevado de los ciudadanos que lo habitan juegan al peligroso juego de engañar, engañándose.

Los informativos pugnan por ser los más aventajados en emular al desaparecido semanario español El Caso. Cataluña sigue en la primera plana, bien por descabellados autos judiciales, bien por interminables y superficiales declaraciones que ni siquiera pueden calificarse de sensacionalistas; por último, para el discurso oficial y el consumismo propio de la recién terminada temporada navideña, estamos en el mejor de los mundos posibles, el que enajena y a la vez hace desentenderse de una realidad sabida y amenazante. Mientras tanto, cabe preguntarse qué futuro tiene nuestra juventud. ¿Qué España se nos viene encima?

El Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud ha hecho público recientemente un informe sobre el primer semestre del año pasado, relacionado con el acceso al empleo y a la vivienda por parte de nuestros jóvenes. En él se destaca que la tasa de desempleo en los menores de 30 años es del 29,7% y que el 48,9% de los ocupados están afectados por la temporalidad en todas y cada una de las especificidades que este problema presenta.

Pero hay otro dato que arroja sobre la inhibición generalizada un anticipo del futuro que espera a los españoles que hoy son jóvenes. El acceso a la vivienda de régimen libre en propiedad por parte de un joven de nuestro país supone más del cuádruplo de su salario anual.

Y si se opta por el alquiler, debe asumir que el arrendamiento medio en el mercado (767 euros al mes) le va a suponer el 85,4% del salario que percibe mensualmente. La situación de precariedad y falta de perspectivas ensombrece aún más un futuro en el que los hoy jóvenes estén en la edad de jubilarse.

¿Cómo podrán estimular el consumo (el que tiene carácter necesario y también el que resulta alienante) los miembros de una sociedad en la que subsistir cada día va a ser un ejercicio de habilidad circense y suerte?

Estoy seguro de que en España hay actualmente personas con elevada responsabilidad política y capacidad de convocatoria suficientes para arrojar sobre la opinión pública un aviso de alerta, que conciencie y sirva de revulsivo a los que ya sufren anticipadamente la complicada situación que se nos presenta mañana.

Pero deben abandonar lo accesorio, lo meramente ocasional y episódico. España, este país, va a morir a manos de los que dicen amarla tanto.

eleconomista

9 Comentarios

  1. Que razón tienes querido Julio, persona experimentada,, un ejemplo de ética, generosidad, sabiduría ,ecuanimidad y discernimiento que está ocupado en mejorar el país. Garzón e Iglesias hacerle más caso y evitar divisiones infantiles Gracias y un abrazo.

  2. Mientras tan pocos manden sobre tanto inepto que les vota, no tenemos nada que hacer.
    Y, lo peor, está por venir.

  3. La medida que da este país en desarrollo socioeconómico es tan…… aun recuerdo la definición de MEDIR cuando estudiaba bachiller: Es comparar una cosa con otra que se toma como unidad.

    Como sabemos cual es la medida de España en desarrollo socioecónómico??? con que debemos compararla para saber si está bien, regular, mal, pésima…?.

    Son ya muchos los artículos que vengo leyendo sobre la estimación de nuestra realidad socioeconómica. Sin duda de todos ellos se deduce que llevamos un deterioro galopante, y ello se sabe si medimos los parámetros de desarrollo de hoy y los comparamos con los de hace por ejemplo cinco años, una década, etc…pero puede estar ocurriendo igual en el resto de países del entorno en la propia comunidad y entonces sería asumible y achacable a razones coyunturales, no subjetivas….pero…

    ¿Cual es nuestro grado de desarrollo si tomamos como patrón comparativo la media de la UE-15 o la media de países europeos de igual riqueza??? ¿Cómo ha evolucionado nuestra capacidad de compra con respecto a ellos??? ¿y la brecha social???¿ y la brecha económica??? ¿y el recorte de libertades como el derecho de expresión??? ¿la evolución del precio (por ejemplo) de la energía eléctrica? ¿Cuantas horas (a salario mínimo interprofesional o salario medio o pensión media o cuantía de la pensión no contributiva debe trabajar un ciudadano español comparado con un ciudadano medio europeo para pagar una factura media de electricidad, bombona de butano, llenar el depósito de gasolina, pagar el alquiler medio de la vivienda, teléfono, libros escolares, matrículas universitarias, ortodoncias, endodoncias….y suma y suma y suma que a la media europea con toda seguridad les supone como mínimo la mitad de merma que a los españoles en sus ingresos netos….¿Cual es la capacidad de ahorro del español medio y del europeo medio de la UE.15????

    Pienso que escribir sobre estos temas solo desde el relato nacional …..

    Ongi izan

    Iulen Lizaso

  4. Cerca de los 60, sinceramente, la inmensa mayoría de jóvenes me importan un pito, que sigan soñando en ser ricos, famosos, guapos y superficiales; ni protestan ni se quejan ni donde ni como hay que hacerlo, los pataleos no valen, son sumisos y se venden por todo aquello que les de apariencia. Los jóvenes con algo de dignidad y capacidad, lo siento mucho por ellos pero ya saldrán para adelante.
    Lo que no puede ser, para los que ya han contribuido, para los que se han pasado la vida trabajando y construyendo, es que les quiten el dinero que ellos han sudado, sus pensiones y ahorros.
    Espero y veo con más posibilidades, que sean los jubilados y no los jóvenes los que hagan mover la caldera de sus ahorros y sudores, y que lo hagan en benficio propio.
    El 15M fué como el descorche de la botella de champán, ya solo queda un liquido con poca burbuja y fundamento.

  5. Hace mucho que formulo al viento la misma pregunta inocente: Cuando tod@s seamos pobres, ¿quién será consumidor?
    A día de hoy, el viento no me ha devuelto respuesta.

    • Se lo está pensando, compañero.
      De quién no debes esperar respuesta es del gobierno o de la supuesta oposición, porque ellos –y según ellos– nos representan, pero no saben, no responden, no dan cuenta a nadie de su proceder. O sea, lo que es la auténtica, pura y genuina representación made in Spain. Usted ya entiende.
      Y lo dejo aquí, porque me parece que me estoy empezando a cabrear yo solito, sin la colaboración de nadie, al menos en apariencia.
      Bon dia salut i força al canut.

Deja un comentario