RT | 01/02/2018

“A ver si voy a ser yo el culpable de que el rey financie sus cacerías con dinero público y a sus amantes”, ha espetado el rapero Pablo Hasél al juez de la Audiencia Nacional, argumentando en su defensa que las supuestas injurias a la Corona por las que se le juzga –entre otros delitos– son hechos “recogidos por medios de comunicación”, y que la mitad de los españoles “piensa igual”.

Con esta actitud se ha presentado Hasél ante este tribunal, en cuyo banquillo de los acusados se sienta este jueves por segunda vez. Además del mencionado delito de injurias y calumnias a la Corona, se enfrenta también a una acusación por enaltecimiento del terrorismo.

A este respecto, sin embargo, también se ha mantenido firme en sus argumentos: ha indicado ante el tribunal que, en su opinión, los miembros de los Grapo [banda terrorista cuyo nombre es el acrónimo de ‘Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre’, desaparecida hace más de una década] “son comunistas que son ejemplos de resistencia“. Y ha remachado su argumentación señalando que defiende “la libertad para que cada uno escoja sus ejemplos de resistencia; a mi nadie me tiene que decir quién es un ejemplo”.

El fiscal Daniel Campos Navas solicita dos años y nueve meses de prisión más una multa total de 40.500 euros. En caso de no poder pagar la multa, la pena de cárcel ascendería a cinco años.

La Fiscalía considera que Hasél lleva a cabo en Twitter un “sistemático enaltecimiento de las actividades terroristas y de sus autores, presentándolos como héroes y ejemplos a imitar y sus actos como actos heroicos y justificados”.

En el escrito de acusación consta una recopilación con un total de 62 tuits, publicados entre 2014 y 2016, en los que figuran frases como “¿50 policías heridos? Estos mercenarios de mierda se muerden la lengua pegando hostias y dicen que están heridos” o “La policía trata con racismo a los inmigrantes y cuando reciben una hostia en respuesta, se hacen las víctimas. El cuento de siempre”.

La acusación por el delito de injurias contra la Corona se fundamenta también en la letra de una de sus canciones, el rap ‘Juan Carlos el Bobón’, en la que califica al rey emérito español, Juan Carlos I, de “capo mafioso”, y le acusa de gastarse el dinero público “en juergas y putas”.

En otro video, Pablo Hasél se refiere a la Audiencia Nacional como “un tribunal heredero del Tribunal del Orden Público franquista”. Se trata de una grabación en la que explica su situación procesal en diferentes causas pendientes, que en total podrían acarrearle varias penas de prisión consecutivas que sumarían 12 años en total.

“Aquí [en España] somos los antifascistas quienes somos acusados de delitos de odio contra el nazismo, y no a la inversa”, denuncia ante la cámara el rapero, que también afirma que “en el Estado español, la libertad de expresión, como tantos derechos más, no se respeta”.

El rapero termina el video pidiendo ayuda en su difusión, con el objetivo de “que se sepa lo que está pasando en el Estado español”.

Movilizaciones para pedir su absolución

La Plataforma por la Absolución de Pablo Hasél ha organizado para la mañana de este jueves una concentración de protesta frente a la Audiencia Nacional. Se trata de un colectivo bastante activo en las redes sociales, que considera que el proceso judicial contra el rapero atenta contra el derecho a la libertad de expresión.

Esta plataforma ha denunciado en sus perfiles de redes sociales que el rapero “será juzgado en la Audiencia Nazi-onal [sic] por cantar y opinar en Twitter contra la monarquía, la brutalidad policial y ser solidario con las presas políticas antifascistas”.

Pablo Hasél ya fue condenado en 2014 a dos años de cárcel por el delito de enaltecimiento del terrorismo. En aquella ocasión, la acusación se basó en letras de varias de sus canciones, que contenían alusiones a diversas bandas terroristas como ETA, Al Qaeda, Facción del Ejército Rojo (RAF) y Terra Lliure.

El tribunal que le condenó entonces admitió que no es legítimo limitar el derecho a la libertad de expresión o información incluso cuando resulte hiriente o molesto, pero fundamentó su decisión en que “el discurso del odio no está amparado por la libertad de expresión en un Estado democrático”.

España y la libertad de expresión: un periodo difícil

La Plataforma por la Libertad de Información en España calificó el año 2017 como “el año de los delitos de opinión“, y declaró sin ambages que había sido “muy mal año para la libertad de expresión“.

La presidenta de esta organización señaló, con preocupación, que “cuesta encontrar en la última etapa democrática de España un precedente parecido al grado de represión contra la libertad de expresión al que hemos llegado en este año: se ha enviado a personas a la cárcel por simples canciones o por un tuit. Esto lo teníamos olvidado y ha ocurrido en plena Europa y en pleno siglo XXI”.

La misma plataforma denunció que en marzo de 2017 la propia Audiencia Nacional “fue motivo de alarma” por llegar a celebrar nada menos que siete juicios por enaltecimiento del terrorismo en redes sociales.

12 Comentarios

  1. No es de recibo ni en absoluto democrático que alguien pueda ser encarcelado por opinar de algo que previamente se ha publicado en medios de comunicación, suponiendo en este caso que lo publicado son echos constatables y comprobados.

  2. Juan Carlos no fue elegido democraticamente pero no le puedes llamar DICTADOR

    Juan Carlos ha pagado millones de € en prostitutas, pero no le puedes llamar PUTERO

    Juan Carlos y su puta familia han robado millones de €, pero no le puedes llamar LADRON.

    Juan Carlos se relaciona con las más sangrientas monarquías absolutistas, pero no le puedes llamar MAFIOSO.

    • Juan Carlos es….¡¡¡INTOCABLE!!! mientras esté vivo, aunque si buscáis en internet hay un sinfín de libros sobre su “vida y milagros” nada edificantes

      Parece que los escritores tienen bula, pero a los raperos, tuiteros, titiriteros, perroflautas y demás “quejicas” les cae encima todo el peso de la ley hecha en favor de los grandes delincuentes, y de quienes las hacen

      Esta serie de videos es muy ilustrativa. Espero que los abogados de Pablo los conozcan y se los muestre a sus señorías

  3. Yo vi en la tele una secuencia de su declaración y estuvo ‘sembrado’ argumentando la verdad, es decir, lo que TODOS los ciudadanos comentamos y otros, aun pensándolo, no se pronuncian públicamente por cobardía, pero por ‘lo bajini’ se insinúan. Y lo digo yo. para quien mi centro de trabajo es un importante indicador de opiniones y tendencias, porque sí, porque nos conocemos desde hace muchos años y no nos engañamos, conocemos la vida y milagro de todos ¡sin excepción! Y hasta a los que no conocemos directamente por pertenecer a centros análogos, nos llegan las referencias. No exagero, es así. A ver, también influye mi sexy tan garboso y gracia singular ¡Pues claro!, ji ji. (Gracias por permitirme esta confidencia).

  4. ‘Celso Trujillo’, por ello, le defino ‘GOLFO I DE ESPAÑA’ y me ahorro todos los adjetivos indecentes que merece y que por ‘lo bajini’ (volvemos a lo mismo) van de vis a vis.

  5. Si el problema es que podemos opinar sin dejar registro (o impacto social no mesurable)… lo que pensamos (normalmente o de cara a la galería) y la ley no se lleva bien. Es jodido ser persona y ciudadano. Es una mierda la ley, pero es lo que tenemos:
    -Nos caemos!!!!
    -Agarrate al palo!
    -Está lleno de mierda!
    – Es lo que tenemos…

    Pero hay que cambiarlo. Sin acritud, ni odio.

  6. decir la verdad no debería ser delito. eso se supone q solo pasa en países como marruecos o turquía, per aquí es el pan nuestro de cada día. Esto se cura según nos enseña la historia. Reinaba Isabel II, de quien se dice era ninfómana, apoyada en una camarilla de monjas y curas. En 1868 fue destronada por la Revolución de ese año, llamada “La Gloriosa”. Se instauró la monarquía parlamentaria de Amadeo de Saboya y, finalmente, la I República. El general Pavía dio un golpe de Estado e instauró a los borbones de nuevo con Alfonso XII. Cánovas era el mandamás del régimen, del partido conservador, el PP del momento. Otro destronamiento se produjo en 1931 con el advenimiento de la II República y la caíde Alfonso XIII. Franco dio un golpe de Esdtado que acabó en guerra Civil. El dictador volvió a imponer a los borbones en la persona de Juan Carlos. En la actualidad tenemos un régimen postfranquista, el del 78, con grandes rémoras franquistas. Suárez no hizo referendum sobre la dorma de Estado porque hubiera ganado la república. Victoria Prego se lo calló, como periodista al servicio del régimen.

  7. Lo de la justicia de este país es, valga la redundancia, de juzgado de guardia ya que mientras se puede insultar y hasta amenazar de muerte a cualquier persona, siempre y cuando sea por ejemplo un homosexual, un ateo, un sindicalista, un político de izquierdas y hasta familiares de víctimas de atentados terroristas yihadistas, sin embargo la más mínima ironía o crítica hacia el nacionalcatolicismo filofascista hispano acaba en condena judicial. https://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2018/02/espana-cada-vez-mas-cerca-de-una.html

Deja un comentario