El tiempo de los idiotas

11
2615

Rosa María Artal | El Diario | 02/02/2018

José Carlos Lorenzana es minero, uno de los que anduvo hasta Madrid en aquella histórica marcha de 2012. Llegó a ser alcalde de su pueblo, Pola de Gordón (León). Luego vendrían las decepciones y la dimisión. Íntegro, coherente, enorme luchador, formuló una inquietante pregunta tras leer que la Fiscalía pide no juzgar al PP por el borrado de los ordenadores de Bárcenas: “¿Quién de vosotros estaría dispuesto a sacrificar su carrera profesional, y probablemente su vida familiar, por combatir algo, la corrupción, que dos tercios de los españoles justifican y ven bien?”

La cuestión nos martillea de continuo a muchos, la oímos a menudo, la vemos en los comentarios a los artículos. Les votarán igual, la mayoría ni se molesta en leer reflexiones que quedan para un sector de concienciados de antemano.  El dopaje que proporciona la corrupción altera los resultados electorales y, dentro de ella, la formidable máquina de apoyo a la propia corrupción del sistema. Pero es cierto que tenemos un problema. Los motivos de preocupación son fundados. Está adquiriendo caracteres de plaga, al punto que se busca cómo tratarla. Nos enfrentamos a la creciente influencia de los idiotas.

El concepto de “idiota” nació como una definición. En la Antigua Grecia. Describía a una persona egoísta y que se desentendía de los asuntos públicos. De ahí vinieron los añadidos peyorativos, la torpeza y cortedad de entendimiento, porque quien descuida su papel en lo común ha de saber que alguien lo hace por él. Muchas veces en contra de sus propios intereses y no existe ineptitud mayor.  Las evidencias del masivo ascenso de los nuevos idiotas son abrumadoras. Todo el sistema aboca a este modelo. De hecho algunos ya han llegado a los gobiernos y desde luego al staff directivo de periódicos. Multiplicando por esporas cada día el crecimiento del fenómeno.

Ya se hacen estudios y se esbozan manuales para tratar con los idiotas, aunque no los llaman exactamente así.  Nos están hablando de personas que se mueven por emociones y rechazan los argumentos, pétreas ante razonamientos, aunque les muestren su error. Seres irracionales, por tanto. Hace unos días el periodista científico de El País Javier Salas publicó un exhaustivo trabajo sobre el tema que titulaba: ¿Por qué no cambiamos de opinión aunque nos demuestren que estamos equivocados? Los datos contrastados convencen menos que los mensajes emocionales. Diversos estudios revelan las limitaciones de la razón, añadía. En algunos individuos más que en otros, eso es notorio, pero en número creciente.

Están y proliferan ya en múltiples campos. Un informe europeo saca los colores a la sanidad en España por sus listas de espera y su excesiva dependencia de la privada. Noticia de hoy, y de todos los días desde que el PP y sus correligionarios convirtieron nuestra salud en un botín o al menos en objeto de lucro. Ha ocurrido ante nuestros ojos: nos han ido vendiendo parte de la sanidad. Con la connivencia de millones de votantes incapaces de relacionar hechos con consecuencias. Ya se advierte que hay pacientes de primera y de segunda para enfermedades caras. Si le cae un cáncer a un precario lo machaca doblemente. Y tiene culpables.

Los idiotas directos se ven desde lejos. Los antivacunas –que cita Salas- son capaces de poner en riesgo la vida de sus hijos, de perderlos en esa apuesta.  Y de ponernos en peligro a todos. Tras la homeopatía, avanza ahora la curación mental del cáncer que divulgan algunos pregoneros de la irracionalidad.  Y lo asombroso es que encuentran sitio en auditorios públicos, en Universidades, para impartir su palabrería. Acabamos de asistir a la sentencia judicial que exculpa a un curandero de la muerte de un chico con cáncer que, por su consejo, abandonó la quimioterapia. Al final, fue consciente de la brutal equivocación. Su padre se está empeñando en alertar del peligro a otros.

Con idéntica actitud, millones de personas ponen en riesgo su estabilidad, su futuro, sus vidas también, por sus decisiones personales. Los expertos consultados por Salas, los que lo analizan en otras publicaciones, coinciden en que un gran número de personas están dispuestas a creer lo que quieren creer y guiados tan solo por sus emociones. Lo que en sociología se llama “percepción selectiva”. Unas orejeras que borran lo que no les interesa.  Nada les hace cambiar de opinión, a no ser la persuasión –con múltiples cautelas para que no se replieguen recelosos- de alguien que se haya ganado su confianza. Emocionalmente. Estamos en estas manos.

Este viernes, en la tertulia de Hoy por Hoy en la Cadena SER el periodista Antón Losada se esforzaba con paciencia infinita en hacer comprender a una tertuliana -que se presenta como periodista- que existían otras vías para la recuperación que la precarización de los trabajadores. ¿ Y dónde está escrito? ha respondido en un reto tras varios cortes similares. Fuera de ideologías es inadmisible la presencia de una indocumentada para hablar en serio, decenas de libros le ampliarían el campo del conocimiento, pero se mostraba tan impermeable como el prototipo del que hablamos. Las tertulias indiscriminadas han hecho un daño inmenso. No está en el mismo plano la realidad y la mentira, ni los argumentos fundados y las creencias.

Salvo excepciones, una sensible diferencia separa a los idiotas de sus líderes, guías o gurús. Sea un político, un tertuliano, o un vecino. Ellos dan discursos precisos para objetivos precisos, nada emocionales, aunque lo parezca. Tienen mucho más claros sus intereses que aquellos a los que manejan. La comunicación masiva ha reforzado y aglutinado a los idiotas. A los dispuestos a creer ciegamente, por ejemplo, que la culpa de sus males es de los inmigrantes y cuanto les quieran inocular. Numerosos estudios reflejan que este tipo de personas son un campo abonado para los bulos. Y crecen, tanto los bulos como quienes los tragan.

Trump acaba de hacer un discurso del Estado de la Unión con “medias” verdades que es la perfecta definición de las mentiras completas. Él y su equipo hablan de “hechos alternativos” cuando dan datos falsos, Y así mientras Trump lanza una reforma fiscal que favorece a los más ricos, arenga a sus seguidores con la América que sueñan, porque así la quieren y la ven sin importar que sea cierta.

Italia se prepara este domingo a sacar las urnas en unas elecciones complicadas. Los partidos tradicionales se han ido a pique en las encuestas, también en Italia; es la tónica, fruto de sus errores. Matteo Renzi, el deseado centrista italiano, está en las últimas. Encabeza los sondeos el Movimiento 5 Estrellas de Bepo Grillo, ya sin Bepo Grillo. Pero -lo contaba Sagrario Ruiz de Apodaca, la corresponsal de RNE – los jóvenes se desentienden de la política y creen, no sin razón, que los políticos no resolverán sus problemas. Sus problemas. Lo común, lo público no les interesa.

En España es el tiempo de los cuñados, de los que todo lo saben sin saber nada, que es otra de las acepciones del idiota de todos los tiempos. Esponjas y ecos de miles de tópicos. Los que tienen miedo al frío y al calor, según toque, y otorgan su confianza a quienes les mienten y saquean como es fácilmente comprobable.  El personaje de buen simplón tranquilo que interpreta a Rajoy le funciona de maravilla entre sus adeptos. Como la campechanía de Aguirre en su día. Los políticos de la derecha en particular conocen la eficacia de un casting adecuado: el bocazas busca broncas, la listilla, la divina de la muerte, el eficiente y cumplidor ejecutivo. Con obtener más votos que el siguiente ya sirve. Y el marketing lo sabe: es el tiempo de potenciar a los idiotas, de quiénes eligen serlo, obcecación inamovible, insolidaridad manifiesta.  Incapaces de reconocer a su verdugo nublados por la devoción que le profesan.

La fidelidad al PP está en  el nivel que explicó Donald Trump para los suyos: “Podría pararme en la Quinta Avenida y disparar a alguien y no perdería ningún votante”.  Se han parado ya, disparan a las pensiones, al empleo, a la decencia en grado sumo. El PSOE, pese a su caída, mantiene también adhesiones inquebrantables y acríticas. Y entretanto, según dicen, Albert Rivera asciende diciendo “ Sr.golpista y prófugo…” e Inés Arrimadas acude a una entrevista sin saber cuáles son las reivindicaciones feministas del 8 de Marzo, vive sin saberlas. Dice que le parece que no las comparte porque van contra el capitalismo, pero que lo tiene que ver aún. Luego lo confirma: el feminismo hace daño al capitalismo. Miles de electores se identifican con ellos. Con Podemos el sentimiento de rechazo inducido ha funcionado.

Donde realmente triunfa la pasión como guía es en el desafío secesionista. Algunos dejarían su vida en el empeño sí sirviera para aplastar al orgulloso catalán. De hecho lo están haciendo, al permitir en nombre de su odio que les roben tantas cosas. Que nos roben a todos tantas cosas. He escuchado personalmente que se culpa “a los catalanes” hasta de las carencias sanitarias de la otra punta del mapa.

Telediario 1 TVE
Telediario 1 TVE

La campaña intensiva y permanente de los medios ayuda. El telediario de TVE ha abierto este viernes con el supuesto chalet de Puigdemont en Waterloo como segunda noticia, tras el temporal, resaltando cómo había ironizado “el gobierno” con el alojamiento del depuesto President. Ya hasta los chistes del PP son noticia estelar. Aunque lo haya  desmentido su entorno.  Numerosos medios le han dado similar tratamiento.

En el fondo es la reacción –visceral a un enorme desconcierto. Llama la atención del visitante exterior la proliferación de banderas españolas en las fachadas, incluso en barrios obreros con múltiples víctimas golpeadas por lo que llaman la crisis. Se diría que buscan un paraguas, un amparo, un sentimiento de pertenencia. Emocional. Sin premisas lógicas. Quienes manejan el tinglado, quienes se aprovechan de él, mantienen la cabeza mucho más fría. Saben cómo estimular a quienes se mueven con la pasión aparcando su cerebro.

Un mundo exclusivamente lógico y matemático sería invivible. Las emociones abren caminos, ayudan a explorar horizontes, acortan el proceso a las soluciones, hacen vibrar, moverse, activan el motor de la acción, de la creación. Pero, por si solas, no servirían como base de funcionamiento para ningún país. Y menos éstas que han poseído a grandes sectores de la sociedad, tan pueriles e inmaduras. Odio, me gusta, fulmino, creo. Ay, el creo.

Si el remedio es la persuasión, el guía que encandile en este maremágnum de intereses, mal vamos. Cuesta asimilarlo, pero está pasando: hay una influencia decisiva de seres que obran postergando la racionalidad. ¿Adónde conduce esto? ¿Qué le decimos a Zana y a todos los demás? ¿Qué nos decimos a todos nosotros?

¿Y saben qué? Todavía hay millones de personas que lo siguen intentando.  ¿Será otra forma de ser idiota?

11 Comentarios

  1. Pues yo no estoy de acuerdo. Vale que funcione para los tontos de remate, pero esos no son más que una fracción importante pero no mayoritaria del electorado.
    No hay engaños para aquellos con dos dedos de frente, solo autoengaños. La gente sabe que el PP roba, que C’s son los mismos y que el PSOE no es izquierda, pero los votan porque, simplemente, cuanto menos se tiene menos se puede arriesgar. Y no quieren arriesgar con UP porque vamos para abajo y para ellos todos los cambios en los últimos años han supuesto retrocesos. Y poco les importa si es por culpa del propio UP o por castigo de los de arriba por haber votado lo indebido. Simplemente votan: virgencita que me quede como estoy,

  2. muy buen artículo.
    Parece que antes de votar uno debería responder obligatoriamente dos o tres preguntas. “¿Conoce la diferencia entre izquierda y derecha políticas? ¿Sabe qué partidos representan o dicen representar cada ideología? Dígame el nombre de un ministro. O mencione una ley que haya aprobado el gobierno saliente.”
    Por decir.

    O mira, ya que se vota en colegios, que hagan una clase rápida a quien diga no saber nada de política pero vota X.

    Aprender e informarse es problema de cada uno, sí. al menos hasta el momento en que la ignorancia y la incultura destruyen un país.
    Vaya mi respeto por quien vive ‘desprendido’. Pero como diría alguien en cualquier otra tarea: por favor, si no sabe no se meta, que lo estropea.

  3. Excelente artículo, como todos los de mi admirada Rosa María Artal..

    Pero…, en el tema sanitario, que no trata de SALUD, sino de la ENFERMEDAD COMO NEGOCIO suculento, ya que éste es el mayor negocio del mundo…, para que quienes se lucran con el sufrimiento humano, tengan asegurados millones de CLIENTES VITALICIOS…,

    DISCREPO absolutamente

    Y no por emular don Miguel de Unamuno, cuando decía: “No sé de qué se trata, pero me opongo”, sino por puro convencimiento, por disponer de documentación rigurosa, avalada por los científicos INSOBORNABLES, que algunos hay, por necesidad y por la dolorosa experiencia que me aporta el haber recorrido durante más de cuatro décadas los Servicios pseudosanitarios españoles, en los que lo único que supieron hacer por mi, fue intentar buscar la causa de mi pésima calidad de vida mediante un sinfín de peligrosas prueba diagnósticas… que NO detectan ni los tóxicos, ni los innumerables procesos físico-químicos que se producen constantemente, a velocidades más que supersónicas…, de los que dependen la salud y la vida, y que se ven alterados por los tóxicos

    Con su ignorancia y soberbia, me convirtieron en una farmacia ambulante intentando tapar las gravísimas llamadas de atención que daba mi intoxicado organismo y ponían repetidamente en riesgo mi vida, , con todos los fármacos incluidos en el vademécum

    Es evidente, que, los tóxicos, por definición, invaden todas las células, y las destruyen, pero en las Facultades de Medicina españolas, el escaso conocimiento toxicológico que se enseña, (mucho menos del que se OCULTA) se aplica sólo a determinar causas de muerte, pero no a investigar el origen de la enfermedad para poder tratarla adecuadamente, y no “a ojo de buen cubero” , como si los seres vivos fuéramos sacos sin fondo que admiten todos los tóxicos que les quieran echar, SIN RESENTIRSE

    Y esta dolorosa experiencia la comparto con millones de personas afectadas por los SÍNDROMES DE SENSIBILIZACIÓN CENTRAL, a quienes, además de tratarnos como escoria durante décadas en los centros pseudosanitarios españoles, se nos sugiere-ordena, QUE NOS RESIGNEMOS A MORIR porque no existen tratamientos para nosotras.

    Este enlace remite a un documento elaborado por un grupo de profesionales sanitarios del Servicio Andaluz de Salud, que conocen el sufrimiento de sus pacientes y se sienten impotentes ante tanto dolor, en el que proponen una serie de medidas,, no para atendernos mejor, porque no les enseñaron a hacerlo, sino PARA EVITAR NUESTRA MUERTE A EDADES IMPROPIAS POR EL MERO HECHO DE ENTRAR EN UN CENTRO SANITARIO, cuya atmósfera está saturada de los químicos y radiaciones que NOS MATAN.

    Lamentablemente los hospitales españoles se han convertido en la ANTESALA de la MUERTE para los millones de personas HIPERSENSIBLES

    http://www.cuerpomente.com/ecologia/entrevista/ceferino-maestu_1762

    https://drive.google.com/file/d/0B3QOrCc_ORwZcDV5R1BzUnZKdGxGVEtoY05yNjl2X05ZcUI0/view?usp=sharing

    La realidad es que SÍ EXISTEN TRATAMIENTOS QUE MEJORAN NUESTRA CALIDAD DE VIDA,

    Doy fe, que con ellos me han rescatado de la tumba en varias ocasiones, A PESAR DE LOS SERVICIOS PSEUDOSANITARIOS Y A COSTA DE MI PATRIMONIO, pero… los TOXICÓLOGOS que tienen la osadía de decírselo a los des-gobernantes=alimañas que rigen nuestros destinos, y viven de nuestros impuestos, SUFREN LAS REPRESALIAS de sus jefes, y el desprecio de los colegas que están al servicio de la industria farmacéutica y de sus bolsillos, pero no al servicio de la salud de los pacientes contribuyentes.

    https://www.youtube.com/watch?v=Qvfc9Z3SHkE&t=127s&list=FLoA6yYTIR1S_a1pULFbmJVA&index=1

    https://drive.google.com/file/d/0B3QOrCc_ORwZXzNNMTEzSFNSdjQ3YWxLSzU3ZnBkRWJoc0Vr/view?usp=sharing

    Así es que con estas medidas, son numerosos los PROFESIONALES, que, si pueden abandonan la sanidad pública, y nos piden disculpas por el sufrimiento que se nos inflige desde unos servicios que salen carísimos al erario público y no nos sirven para algo positivo a los pacientes-contribuyentes

    La inmensa mayoría de personas HIPERSENSIBLES que conozco, llevamos en nuestro organismo MERCURIO, pero, dado que éste ha sido la mayor fuente de entrada de divisas en España, es un tema tabú, pues las minas son propiedad del Estado, y hace dos décadas, la empresa MAYASA, integrada en la SEPI, para no perder la clientela que ya estaba buscando alternativas a este letal elemento, COMPRÓ, con dinero de todos los españoles, MILES DE TONELADAS DE RESIDUOS del mercurio y de otros TÓXICOS potentísimos, con la excusa=mentira de que dichos venenos serían tratados de acuerdo a la normativa mediaombiental, que exigía a las empresas que lo utilizaban como materia prima, una gestión segura que evitara daños medioambientales.

    Lo que realmente hizo MAYASA, fue desparramarlos en las cercanías de una de las minas a cielo abierto en la comarca de Almadén

    Tal vez pensaron que, dada la elevada contaminación del entorno, daba igual arrojar unos cuantos miles de toneladas más de residuos letales, que originaron una gran mortandad de peces y de animales terrestres que se acercaban a beber a las aguas contaminadas.

    A día de hoy, desconocemos el grado de contaminación del agua que inunda esa antigua mina, pero SÍ SABEMOS que ahora la suministran a un cebadero de animales por el que pasan miles de reses cuya carne acaba en el plato de los consumidores, junto a hortalizas regadas con agua que contiene una elevada concentración de mercurio.

    Increíble, pero cierto,

    Esta información, convenientemente docuemtnada, es conocida por TODAS LAS AUTORIDADES ESPAÑOLAS

    https://drive.google.com/file/d/1fgbzXGzMBxkbjJKFrrEpgRh0k1Vri6dr/view?usp=sharing

    https://drive.google.com/file/d/0B0y5IivC8jmRb0NBdXJfQjNWdXYtY0tPX1JvTC1IZEQ4VEk0/view?usp=sharing

    https://promocionintegraldelasalud.wordpress.com/tag/residuos-no-biodegradables/

    http://kaosenlared.net/ignorado-convenio-minamata-desconocimiento-censura-autocensura-simplemente-vacaciones/

    Y una pregunta final para quien haya tenido la paciencia de llegar hasta el final de mi perorata:

    ¿A alguien se le ocurre pensar, que el suculento NEGOCIO DE LA ENFERMEDAD iba a escapar a la codicia de las alimañas que roban todo lo que encuentran a su paso…, siempre que sea del erario público, porque los ladrones no se roban entre ellos?

    Hace años que el Gobierno de Noruega, PIDIÓ DISCULPAS públicamente a las personas fibromiálgicas por haberlas considerado, Y TRATADO, como enfermas PSIQUIÁTRICAS, pero las autoridades españolas viven muy bien con el sufrimiento humano de los contribuyentes, y siguen sin enterarse, por ejemplo, de que la SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE, está descrita desde mediados del siglo pasado, pero todavía no ha entrado en los Planes de Estudio de Medicina españolas. a pesar de recogerlo en este documento el propio Ministerio de Sanidad

    http://www.msc.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/SQM_documento_de_consenso_30nov2011.pdf

  4. Paco:

    Ya sé que me he pasado siete pueblos, y algunos más, pero es que Rosa María “me ha tirado de la lengua”, jajajaja

    Por favor, da paso a esta perorata

    Es que si me la callo, me puede dar un telele

    A ver si alguien algún día, en este surrealista país, se atreve a hablar de este GENOCIDIO

    Saludos y MUCHA SALUD y a los responsables de tanto sufrimiento EVITABLE ¡¡¡LARGA VIDA CON NUESTRA CALIDAD DE VIDA!!!

  5. En mi opinión, lo emocional es consecuencia de una realidad constatable y cosa diferente es el modo en el que ‘los otros’ la interpretan, involuntaria o intencionadamente para negarla.

    Tras leer el artículo, y finalizándolo, la Sra. Artal pregunta: “¿Qué nos decimos a todos nosotros?”…”¿Será otra forma de ser idiota?”. Y la respuesta por mi parte es, que lejos de estar en ‘el tiempo’ de los idiotas, los hay acomodados en “pensión completa”.

  6. De la historia solamente aprende la derecha filofascista. La supuesta izquierda vuelve a caer en los mismos errores. Ya en 1909 la revolución que triunfó en Cataluña, no tuvo la solidaridad del proletariado del resto del estado porque la monarquía utilizó el fantasma nacionalista para desunir a la clase obrera. Ferrer Guardia y otros pobres chivos expiatorios fueron fusilados, el partido socialista a sus escaños de la mano del poder caciquil y corrupto, los lerrouxistas manteniendo su estrategia al servicio de los liberales y con suelo de gobernación. El triunfo de la reacción, ayer igual que hoy, con las mismas complicidades de miserables apesebrados, dejan en evidencia a los idiotas y a los que creen no serlo. Derrotada la clase obrera catalana y vasca desde 1936 hasta hoy, en el resto del estado la derrotaron en 1977 con los pactos de la moncloa. Claro que con dirigentes como Fildalgo durante años de los estómagos agradecidos de CCOO, está todo más que explicado.

Deja un comentario