El Gobierno se salta la Constitución al no presentar presupuestos por falta de apoyos

6
1055

Gonzalo Cortizo | El Diario | 14/02/2018

La Constitución es clara cuando afirma que “el Gobierno deberá presentar Los presupuestos generales del Estado ante el Congreso al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior“. Sin embargo, Mariano Rajoy ha preferido no someterse a ese debate y prorrogar los presupuestos del 2017 evitándose una derrota parlamentaria. Además, el Gobierno afirma que esta será  su estrategia hasta el final de legislatura; seguir prorrogando las cuentas y evitando enseñar las cartas de sus planes económicos para el año en curso.

Con su plan, Moncloa ha decidido saltarse el mandato constitucional con la excusa de no contar con los apoyos suficientes para sacar las cuentas adelante. Fuentes del ministerio de Hacienda, consultadas por eldiario.es, aseguran que “hay cobertura legal” para prorrogar los presupuestos sin haber presentado previamente un proyecto a debate. Portavoces de la oposición en el Congreso coinciden en señalar que el ejecutivo no puede dar por sentado que no tiene apoyos si antes no hace el trabajo de presentar unas cuentas para que el resto de formaciones las sometan a un examen detallado.

En 2012 Zapatero también prorrogó los presupuestos sin presentar un plan propio. En aquella ocasión el presidente socialista ya había disuelto las Cortes y se encaminaba a unas elecciones que acabarían poniendo en la presidencia a Mariano Rajoy. Zapatero explicó entonces que no presentaba los presupuestos para no encorsetar el desarrollo económico del Gobierno entrante.

Ahora la situación es distinta. Rajoy quiere agotar los dos años de mandato que le quedan a pesar de no contar con los apoyos suficientes para que su impulso legislativo sea eficiente. En esa situación de debilidad, el ejecutivo está dispuesto a prorrogar los presupuestos de 2017 todos los años que sea necesario, corrigiendo con decretos ley algunas partidas como la relativa a la subida del salario de los funcionarios.

Presupuestar fuera de los presupuestos es algo que el PP ya empezó a ensayar con partidas millonarias dedicadas a armamento en 2012. La maniobra del Gobierno para financiar aquellos programas de armamento fuera de los presupuestos le supuso al PP un serio varapalo del Tribuna Constitucional. En julio de 2016 el alto tribunal sentenció que los decretos eran inconstitucionales y calificó como “singular” la técnica empleada por el ejecutivo de Rajoy para aprobar gastos fuera de la cuenta general de gasto.

El debate de presupuestos está íntimamente ligado a la imagen de fortaleza de un Gobierno. Históricamente se convierte en la cita parlamentaria más importante del año, sobre todo en los tramos finales de las presidencias. Un fracaso en la defensa de los presupuestos fue lo que acabó con el último gobierno de Felipe González. Corría el año 1995 y CiU decidió retirar su apoyo a los números propuestos por el Partido Socialista. Tras el fracaso, González decidió disolver el Parlamento y convocar elecciones.

Rajoy y el Partido Popular parecen muy alejados de ese espíritu y de la propia legalidad. A pesar de que la Constitución les mandata a redactar un presupuesto cada año, el PP ha preferido apostarse su continuidad con prórrogas y parches en forma de decretos-ley.

6 Comentarios

  1. “NI CONTIGO NI SIN TI TIENEN MIS MALES REMEDIO, CONTIGO, PORQUE ME MATAS, SIN TI, PORQUE ME MUERO”.

    “DIJO LA SARTÉN AL CAZO: APÁRTATE QUE ME TIZNAS”.

    No, no es que ahora prefiera utilizar el digital para dar a conocer mis dotes… ¿poéticas?, sino que si recurro al popular refranero es, para proyectar la actitud, en mi opinión, de determinados partidos y sus dirigentes:

    El primer refrán es inherente a un crecido CIUDADANOS ante el Gobierno, tal es el descaro y sin disimulo alguno que muestran al criticar al PP, pretendiendo hacernos ver (considerándonos imbéciles) que no es gracias a ellos por lo que continúan gobernando.

    El segundo refrán es comparable a un no menos corrupto PSOE y también apoyando al Gobierno, propagándose como alternativa de izquierdas (me contengo la risa).

    Llegados a este punto y ante la falta de credibilidad de los citados partidos, evidentemente la política es vomitiva por saturación de reiteración sobre A, B, C (cuando existen noticias relevantes consideradas tabú). Y es por ello que, según escucho en mi entorno y leo comentarios, en mi opinión, no nos queda otra opción que pronunciarnos nosotros también una y otra vez sobre A, B, C, sin aportar ninguna innovación, dando todos vueltas en una noria con ganas de bajarse ante el mareo y hartazgo producidos:

    -MAREO, porque ante la reiterada corrupción del PP (y paralelamente su gestión económica austera, cuya recuperación cacareada no llega a los ciudadanos) continúan gobernando sin que nuestra Justicia (y la dignifico inmerecidamente tildándola así) actúe contra una organización que consideró “criminal”, pero, eso sí, saturándonos tarde y noche con los casos Bárcenas…ranas y demás parásitos del PP sin llegar a la cúpula.

    -HARTAZGO, ante los inverosímiles y cansinos discursos del PSOE y CIUDADANOS proclamándose como alternativa, cuando ya es conocido a lo que nos condujo el PSOE.
    Y en cuanto a CIUDADANOS, cuyas cuentas ante el tribunal (sin llegar a gobernar) distan mucho de la legalidad, independientemente de la más que dudosa adquisición del casoplón del Sr. Rivera y un interesado silencio mediático al respecto, nos da una idea de la contradicción en la que se mueven los que se proclaman, ya digo, como alternativa.

    Si, en el caso del Sr. Sánchez, su actitud para algunos fue indefinida al contradecirse tanto (no para mí, como siempre plasmé) y despeja ya las dudas de su seguimiento a la nefasta y rancia baronía, tal actitud es sólo comparable a la del Sr. Rivera que, considerado falangista, actúa cual veleta, según le viene el aire (derecha-izquierda) para alcanzar el poder. Y es que a ambos les mueve la misma ambición.

    Pero, vamos a ver ¿QUÉ PROYECTO POLÍTiCO tienen estos dos loros de repetición que no sea similar al del PP?: Ninguno, tal es su mediocridad y carencia de estadistas ante la endiablada coyuntura económica con Europa, y territorial a nivel nacional existente.

    Por tanto, nadie se extrañe de que no les interese echar al PP. Este es un motivo, y otro que pensando cada uno en ganar las próximas elecciones, saben que tendrían que contar con el PP -no con UNIDOS PODEMOS- quienes, por cierto, parecen estar en las gradas viendo la corrida, salvo cuando entran para participar en el mismo pim pam pum (del todos contra todos) en un círculo sin salida. Podrán alegar que les tumban las iniciativas: Oh, oh, qué decepción. ¡Pues claro! ¿Qué esperan de un Gobierno que no cuenta con la aprobación parlamentaria de temas relevantes como el de la aplicación del 155 en Cataluña?. Así que, ”chatos, ajo y agua”, les diría yo, aunque nos perjudiquemos los demás. Es lo que tiene perpetuar el engendro constitucional del 78, y aunque en un principio compartíamos sus votantes la idea de su acceso al Congreso (lo que he dicho hasta la saciedad) los hechos nos demuestran que fue una idea desacertada, aunque para ellos no lo parece.

    Pero, vinculado al párrafo precedente, una cosa digo a favor del Sr. Rajoy, y… además, sinceramente. Porque se le puede tildar de muchas cosas merecidamente, pero no es tonto, sabe que con su inmovilidad el viento suele jugar a su favor y conoce perfectamente la debilidad de sus dos socios y la carencia de una oposición de izquierdas real, por lo que es comprensible, en mi opinión, que desee agotar toda la legislatura, pese al bullicio de pataleta de sus socios, que arremeten contra él sin proyecto alguno, más que el cacareo gallináceo ante la galería.

    Y todo lo expuesto produciéndose mientras observamos con indignación las injusticias que en gran medida (¡ojo! no digo en su totalidad) se están cometiendo con el Procés, política y judicialmente, ya que procede un referéndum pactado y extensivo al resto de España, lo que siempre, eso sí, manifestó el Sr. Iglesias.

    ¿Hartazgo? es poco.
    ¿Indignación? tampoco. ¡CABREO MULTIPLICADOR!.

  2. ¿Se salta la Constitución?, ¿OTRA VEZ?, ¡y van….!

    Seguro que el Guinness está a tiro; ¡ánimo populares!, que con la ayuda de Ciudadanos y el P _ _ E lo conseguiréis!

  3. ¡Coño! si eso lo hacen siempre, lo de respetarla es para los otros que somos nosotros y los sociatas y el maniquí hacen q se cabrean pero son todos iguales de sinvergüenza.

Deja un comentario