Si quieren un himno que les represente, que se dejen de Marta Sánchez y elijan este otro

3
3386

Sí, es verdad, el de Marta Sánchez es un himno muy facha: con su muerte, su dios, su honor, su orgullo y valor, su corazón, y todas esas cosas que tanto ponen a los adolescentes de cualquier edad pero determinada condición, a los fachas muy fachas, y cómo no, también a los tontos muy tontos. De ahí el entusiasmo de M. Rajoy, González Pons, Girauta o Rivera. Pero no, no acaba de ser redondo. Algo le falta, porque a pesar de todo su contenido necio-épico-sentimentaloide no llega a tocar ese rinconcito de la fibra que lo convierte en algo único; en aquel mensaje mágico que logra identificar a todo un colectivo más allá de las etiquetas.

Por eso, desde aquí recomiendo no solo a esos entusiasmados políticos sino también a los militantes, votantes y simpatizantes de PP, C’s e incluso a la parte más conservadora del electorado de otros partidos, y especialmente a los obreros de derechas, que se dejen de sucedáneos y apuesten por la solidez de este otro himno. No os arrepentireis. Solo tenéis que imaginar la emoción de cantar este himno tan potente en una victoria de la selección española de fútbol para poder apreciar la enorme diferencia.

¿Indescriptible, verdad?

3 Comentarios

  1. Ante todo, espero se me perdone por mi extenso comentario ante el tema tan absurdo del himno sobre el que voy a pronunciarme, y aunque no merecería dedicarle más de tres renglones por mi parte, como tema puntual que es, me resulta imposible abreviarlo ante la polémica y dudas surgidas:

    Pero, ¿qué hemos hecho los honestos y sufridos españoles para que maltraten a nuestros bolsillos con la corrupción y ahora a nuestras neuronas, martilleándonos día y noche con la sondeada letra cutre (e irreal) del himno español?. A este paso lo elevarán a rango institucional ¡Mamá Mía! Nunca pensé que la mediocridad patriotera llegase a alcanzar tal grado de solemnidad. ¡Ay de mí!.

    Y es que me resulta imposible -aunque lo intentaré- opinar en serio sobre la letra sin que me suscite risa, pues creo que las opiniones de algunos políticos -para los que todo vale- mezclan dos cosas al valorar el himno de Marta Sánchez.

    UNA.- Que dicha cantante (conste que soy seguidora de sus discos) tiene buena voz, algo indiscutible.

    DOS.- Que al ser la música del himno, en mi opinión, bonita, con cualquier letra que se le ponga, por inapropiada que sea suena bien.

    Tan es así, que recurriendo a una metáfora simplista, es obvio que si el himno versara sobre los pepinos y tomates cultivados en ¡ESPAÑA! ya sólo pronunciar esta palabra levantaría pasiones exacerbadas en los patriotas y ¡ni qué decir de la gastronomía! A lo que quiero llegar, es que sin ser falso el argumento, invalidaría el himno la inapropiada letra, lo que es aplicable en gran medida a la polémica del caso que nos ocupa.

    En mi opinión (claro que es muy personal) un himno debe reflejar la Historia…un sentir que llegue a los españoles por su identificación global. Y esto no es fácil compaginarlo y menos con rimas, que sería lo coherente para amenizarlo y mejor memorización.

    Sin embargo, escuchando al Sr. Rajoy afirmar que “el himno de la cantante es aceptado por la INMENSA mayoría” (ay, qué risa) yo le preguntaría “¿qué entiende por inmensa mayoría?”: Las FAS…familiares…víctimas de un lado, dejándonos al resto a dos velas sin entender de qué va la cosa? No hombre, no. La inmensa mayoría abarca mucho más (me remito al punto DOS). Pero volviendo a la letra, ¿qué chorrada es esa, que ya no dicen ni los novios… “sin ti no sé vivir?” (cuando ante el negro panorama “estamos deseando largarnos todos de aquí”. Otra cosa es que no podamos).
    Por tanto, opino, que al no verse identificada en la letra media España cabreada y la otra mucho más, mejor sería dejar el himno actual sólo con la música. Entre otras cosas, porque la letra del himno de España está, aún, pendiente de escribirse en el futuro con un canto a la libertad.

    Pero volviendo a nuestra nacionalidad (de la que yo me siento orgullosa, pese a los problemas que representan los merluzos políticos, incluyendo el Jefe del Estado) hay algo mucho peor, si cabe, y es el hecho de que tanta exaltación de la bandera rojigualda (independientemente de su asociación constatada con los “patriotas” del dinero ajeno demostrándonos que no hay un patriota de la bandera que sea “normal”…es decir, sin llevarse el dinero) lo peor, como digo, es que tanta bandera española, para los que antes la considerábamos respetable…como algo que está ahí…, nos está ocasionando ya rechazo por cansina repetición, produciéndose el efecto boomerang contrario al pretendido por los unionistas. De veras que no exagero. Y es que como dice el refranero, tan recurrido por los españolitos: “LO POCO AGRADA Y LO MUCHO EMPALAGA”.

    Al margen y para ir finalizando, ahora voy con el otro lado de la autora de la letra del himno, quien, es evidente el momento causal, más que casual que ha buscado para el marketing en momentos bajos de su profesión, pero, (diré sin carácter peyorativo) que la ignorancia por su parte es atrevida, ya que cada vez que canta el himno, es difícil que muchos ciudadanos (porque surgen automáticamente los motivos fiscales de su residencia en Miami) no la identifiquemos a ella en algunos párrafos del himno, interpretándolos como sigue (en paréntesis):

    “Crece mi amor cada vez que me voy (pá tributar al fisco cantidad menor). Rojo, amarillo (que esconden mi rostro) en mi corazón y no pido perdón”.

    “Grande España, a Dios le doy las gracias por nacer aquí (y gravamen de allí)…
    “Como tu hija llevaré ese honor. Llenar cada rincón con tus rayos de sol (aquí el cinismo canta demasiado, porque de cante va la cosa, ¿los rayos son de España o de Miami?).

    El caso es que, mirándolo así, hay que reconocer que extrapolando a la política esta doble interpretación por la ciudadanía, no hay duda de que la letra es acorde a los tiempos que vivimos representando a la España del escaqueo y corrupción. Pues, olé, olé.

  2. Me ha llegado al alma.
    Ha tocado mi fibra sensible.
    Lloro de emoción y patriotismo.
    ¡¡Obreros del mundo: Votad al fascismo!!

    Los poderes económicos, y sus títeres PP-CS-PSOE, os lo agradecerán eternamente, dándoos trabajo hasta los 87. ¿¿Qué más se puede pedir??
    Que el GRAN DIOS BENEVOLENTE Y CARITATIVO, mantenga por siempre tal llama de amor fraternal hacia sus semejantes, por parte de la oligarquía.
    AMÉN. ASÍ SEA. AMÉN.

  3. Es la página de debate creada por la gente más inculta, acomplejada y revanchista que he visto. No tenéis ni puta idea de lo que es ser de izquierdas, y no unos vengativos asesinos

Deja un comentario