El rapero Pablo Hásel publica dos tuits tras conocer la sentencia

5
2839

Tendríamos que salir a la calle y dejar claro que estamos dispuestos a ponerlo todo patas arriba, porque mientras auténticos malnacidos están en Suiza disfrutando de la vida o en Baqueira Beret bajando pistas después de haber costado el bienestar y la salud a tanta gente, y esfuerzo y dinero a tanta otra, en este país de élites fascistas se mete en la cárcel al que opina en contra de esos delincuentes. Solo por eso, por opinar. Por decir lo que se piensa.

Y todo, aunque nos neguemos a aceptarlo, porque un buen día, con la aquiescencia de buena parte de la población, dos sinvergüenzas a sueldo de la oligarquía firmaron acabar con la libertad de expresión y con los últimos resquicios de democracia en España con la excusa de luchar contra un terrorismo que nunca utiliza las palabras.

M. Rajoy y Pedro Sánchez firmando el acuerdo de la Ley Mordaza

El rapero ha sido condenado por Concepción Espejel (Concha para Cospedal y los amigos del PP) con el respaldo del que fuera candidato de Falange y que hoy es compañero de Concha, el juez Nicolás Poveda. Y así lo ha anunciado en Twitter Hásel:

No sin dejar de recordarnos por qué pasará mucho más tiempo en la cárcel que la mayoría de los pocos ladrones de guante blanco que han sido condenados (y extrañamente no indultados) e incluso más que muchos de los cargos públicos con delitos de sangre que han sido juzgados en los últimos cuarenta años.

Decía que tendríamos que salir a la calle, pero ni siquiera haremos demasiado ruido, porque tenemos miedo. Un miedo que va cerrando los grilletes que nos han puesto sin que apenas los notemos.

5 Comentarios

    • Para los excesos dialécticos, cuando de verdad los haya, y ya sean injurias, calumnias, “ofensas e insultos” existen en todos los países civilizados, y tras un juicio justo, sanciones económicas. Aquí se está aplicando una ‘justicia’ propia de estados totalitarios, y se puede entrar en la cárcel por el uso de la palabra, que es algo inaudito. Así que menos sentirnos tan ofendidos por majaderías y más por ser tan imbéciles y estar adoptando sin aspavientos ese espíritu disciplinario tan propio de fascistas. Aunque algunas/os ya venían con esa particularidad de fábrica.

  1. LLAMÉMOSLO “””FRANCOCRACIA””” Y NO DEMOCRACIA.

    PD: Gracias Ángeles.

    Salir a la calle… ¿ con quién? ¿Con los PATRIOTAS-PENSIONISTAS, votantes convencidos/inamovibles del PP?

    Menos guasa por la mañana, please.

Deja un comentario