Susanna Griso advierte del peligro de votar a Podemos

1
4504

Que sí, que no es una broma. Así está el periodismo patrio, a ese nivel. Una señora que sobre el papel debiera intentar ser imparcial en asuntos políticos, intentando convencer a una anciana de las nefastas consecuencias de votar a cualquier partido que se acerque a la moderada socialdemocracia.


No se le ha ocurrido a esta bien pagada periodista, ya puestos, contar que Syriza –sin disculpar sus infinitos errores ni la traición a los votantes del referéndum– se encontró el panorama provocado por esos otros partidos que ella debe considerar tan fiables, y que desembocó en el despiadado castigo de Merkel y los suyos al país heleno y a su nuevo gobierno.

Y no es porque Susanna no sepa estas cosas o porque sea incapaz de ser justa en sus apreciaciones, que por supuesto sí lo sabe y sí podría serlo, el asunto se resume en que trabaja para la gente que trabaja y en que es una persona sin escrúpulos. Podríamos decir que esta profesional, a nivel ético, es un despojo humano y periodístico. Y no es una calificación gratuita, porque es algo que ya ha demostrado en más de una ocasión. Por ejemplo cuando sin venir a cuento tildó a Ecuador, Irán, Venezuela y Bolivia de “países curiosos”:

Considerar ‘curioso’ a cualquier país y diciéndolo desde esta España tan especial es muy osado y puede sonar un poco a chiste, y en cualquier caso seguro que a los nacionales de los respectivos países no les sentaría demasiado bien en su momento.

Para curioso el intento de manipulación a Julio Anguita:

O cuando junto a su equipo de soplagaitas hace trampas dialécticas para confundir a su audiencia:

Y no vale la pena seguir, porque hay mil momentos más en los que demuestra su catadura moral. Aunque habría que agradecerle que en esta ocasión se haya desenmascarado y lo haya puesto tan fácil. Para ella cualquier cosa que apunte mínimamente hacia la izquierda es poco menos que el demonio. Y en su labor evangelizadora de nuestro señor el neoliberalismo, hace lo que sea menester. Incluido el peor de los ridículos.

1 Comentario

  1. Llamar a esta petarda “bien pagá” IMPRESENTABLE, ¡¡¡ES POCO!!!

    Y, además IMBÉCIL, por intentar “tenderle” una trampa a Julio Anguita, a estas alturas de su vida y su impecable trayectoria pol´tica

Deja un comentario