Las lagunas del caso Cifuentes

4
1318

Bernardo Vergara | El Diario | 31/08/2018

4 Comentarios

  1. Si no dimite un presidente de Gobierno con su nombre y apellido, junto con otros de su partido, en el libro de registro de las cuentas en negro sustentadas por la corrupción y el crimen organizado, va a diminitir una de ellas por esa “nimiedad”. Que esto es Aspaña!!

  2. Cada día que transcurre se hace más elocuente el silencio (aunque éste a su favor por el periodo estival de Pascua) de la Sra. Cifuentes, la cual se ha pasado tres pueblos anunciando una querella criminal contra periodistas del Diario.es, cuando lo único que éstos han hecho ha sido cumplir con el obligatorio derecho de informar a la ciudadanía, y en este caso, de las irregularidades detectadas sobre su ‘TRABAJO FIN DE MÁSTER’. Irregularidades por contradicciones documentales y verbales de la Sra. Cifuentes y la URJC al respecto, ante las que, para ‘multitud’ (no exagero) de ciudadanos universitarios resulta imposible pasar desapercibidas, situando, además, en la picota la credibilidad de dicha Universidad, caso de confirmarse una falsificación documental por parte de la citada presidenta en connivencia con la Universidad aludida.

    Por tanto, lo único que exigimos los ciudadanos de bien y al margen de ideologías políticas, es que, ante las irregularidades constatadas y publicadas en el citado Diario, nuestra presidenta de la CAM nos muestre su ‘TFM’.

    Yo personalmente considero que sería más de recibo que la Sra. Cifuentes, cómo única escapada del embrollo pidiese con humildad disculpas, alegando que ‘actuó sin mala fe’ (voy a considerarlo diplomáticamente así) Otra cosa es que no lo creamos, en lugar de contestar de manera altanera y bravucona como hizo.

  3. Nadie puede sanear la URJC. Es necenario depurar responsabilidades. Soy profesora de la escuela publica desde hace 36 años y para aprobar la oposición tuve que pasar 4 exámenes. Como se puede permitir el enchufismo y.clientelismo que hay en la universidad. Es una vergüenza que los que tendrían que ser ejemplo de nuestros jóvenes hagan trampas y engañen de esa manera. Están rompiendo las bases del contrato social que rige nuestra sociedad. No podemos consentir que nos gobiernan lideres tramposos y mentirosos .No podemos caer tan bajo.

Deja un comentario