Pablo Casado aprobó todos sus “posgrados” en Harvard, Georgetown y otras universidades con apenas 40 días de clases y sin exámenes

Ignacio Escolar | El Diario | 13/04/2018

“Sin ánimo de petulancia, no necesitaba este título”, aseguró Pablo Casado cuando surgió el escándalo de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos. El portavoz del PP había obtenido en 2009 ese título oficial en el mismo Instituto de Derecho Público que Cristina Cifuentes y con el mismo tutor, Enrique Álvarez Conde, que este viernes ha sido suspendido por la URJC. “Yo era un veinteañero, absolutamente anónimo”, dice Casado, que entonces ya era diputado autonómico y presidente de las Nuevas Generaciones del PP en Madrid liderado por Esperanza Aguirre. “Ya tenía cuatro posgrados, dos en Estados Unidos y dos en España”, ha argumentado Casado en repetidas entrevistas para explicar que no necesitaba este máster nada más que para aprobar el doctorado porque ya había hecho “un gran esfuerzo, en tiempo y en dinero, en hacer estos posgrados” (ver vídeo).

La realidad es que obtener estos títulos ni supuso un esfuerzo tan grande ni le costó tanto dinero. En la mayor parte de estos cursos, fue becado por ser parlamentario. Este jueves, eldiario.es desveló que uno de estos “posgrados” en Estados Unidos en realidad se cursó en el barrio de Aravaca, en la sede del IESE en Madrid, no en Estados Unidos, y que duró solo cuatro días. Casado aseguró a El País que “había ido allí en avión”, aunque después matizó a eldiario.es que se refería a “otro curso” en Harvard.

Tras esa información de eldiario.es, Pablo Casado respondió en las redes sociales difundiendo una foto con siete de los certificados de estos títulos: los cuatro “posgrados” y otros tres más de Harvard, Georgetown, Iese, Deusto, IE, IEB y la Complutense.  El análisis detallado de cada uno de estos títulos demuestra que el esfuerzo “en tiempo y en dinero” no fue tan grande.

Diplomas académicos de cursos de “posgrado” que Pablo Casado, portavoz del Partido Popular, mostró en su cuenta de Twitter.

1. Harvard University. John F. Kennedy School of Government: Digital Government Performance (DGP). Un cursillo de “estrategias de liderazgo” que impartió un profesor de Harvard, Robert Behn, entre el 16 y el 19 de junio de 2008 en el campus de Madrid del IESE, en el barrio de Aravaca. En total fueron cuatro días a jornada completa, de 9 a 21:00, incluyendo desayuno, comida, café y cena. El único requisito para obtener el título era la asistencia a clase y el pago del seminario, que estaba patrocinado por la Comunidad de Madrid, en un momento en que Pablo Casado era diputado autonómico. El precio era de 2.000 euros. Casado “no recuerda” si pagó esa matrícula o fue becado.

A través de fuentes de la Junta de Castilla y León –otro de los patrocinadores de este programa– eldiario.es ha podido confirmar que Casado, al igual que el resto de los políticos que participaron en este curso, fue becado.

2. Georgetown University. The Goverment Affairs Institute. Según el currículum oficial de Pablo Casado que figura en el Congreso, en esta universidad estadounidense cursó un programa titulado “CLS”. Con esas siglas, en Georgetown solo existe el Certificate Legislative Studies, que es un exigente curso presencial de 18 meses, un título que no coincide en absoluto con la explicación que dio Casado a eldiario.es cuando le preguntó por sus “posgrados”. “Fue en agosto de 2008 en Washington”, aseguró Casado a eldiario.es el jueves. ¿Cuántos días? “No lo recuerdo exactamente”.

En la fotografía que Casado tuiteó de sus diplomas de “posgrado”, el certificado de Georgetown, casualmente, es el único que está parcialmente tapado por otros papeles. Solo se lee una palabra del título del curso, “Congressional”, y un fragmento de una letra que parece una “O” y no una “L” –que es lo que haría falta para que correspondiera a las siglas “CLS” que aparecen en su currículum ligadas a Georgetown.

Con “Congressional O…”, aparece en la web de Georgetown un cursillo de verano que sí cuadra con los datos de duración que da Casado y con el papel que muestra parcialmente: el “Congressional Operations Seminar”. Como el título de Harvard que recibió en Aravaca, es otro seminario de cuatro días que no requiere más que la asistencia a las clases para conseguir el certificado.

El viernes, Casado ha confirmado a eldiario.es que, en efecto, se trata de este curso de menos de una semana, no el CLS. “Era el único español de 50 alumnos y el resto eran casi todos militares, del departamento de inteligencia o de la NASA”, explica Casado, que asegura también que pagó por esta formación 1.390 dólares.

¿Por qué presumió de un título de Georgetown de 18 meses cuando en realidad había realizado un cursillo de verano de menos de una semana? Según Casado, en su currículum definió este curso como un CLS porque este programa de cuatro días “forma parte del CLS”

3. IESE. Programa de Liderazgo para la Gestión Pública (PLGP). Se trata de un curso para políticos y cargos públicos que imparte esta escuela de negocios de la Universidad de Navarra. Casado lo cursó entre 2006 y 2007 y consistía en un lunes de cada mes desde otoño hasta primavera. En total, diez días lectivos, de los que solo unos pocos fueron una jornada completa; normalmente, el horario era solo de tarde. Tampoco había exámenes y bastaba con asistir esos diez días para lograr el título.

En la actualidad, tiene un coste de 3.800 euros. En la mayoría de los casos, la matrícula es gratuita para los políticos que dan el curso, según ha explicado a eldiario.es otro alumno que también completó este programa. La mayor parte de la matrícula se paga con una beca de la Fundación Rafael del Pino y el resto, habitualmente, desde los distintos partidos, confirman otras fuentes del IESE.

Casado ha explicado a eldiario.es que pagó “segurísimo” la parte de la matrícula que quedó pendiente tras la beca de la Fundación Rafael del Pino, pero que “no recuerda cuánto era”.

4. IE Business School. Programa Ejecutivo de Gestión para diputados de la Asamblea de Madrid. Se trata de un curso que organizaba el Círculo de Empresarios con el Instituto de Empresa. En cada edición –ha habido una decena hasta 2012– invitaban a parlamentarios de distintas cámaras: el Congreso, el Senado o la Asamblea de Madrid, donde Casado fue diputado autonómico.

Las clases se daban un lunes de cada mes por la tarde y empezaban en enero. En total, media docena de tardes hasta verano. Era gratuito para los parlamentarios, según ha confirmado un exdiputado, y eldiario.es no ha podido aclarar quién lo pagaba: si era el IE, el Círculo de Empresarios, el parlamento de turno o entre todas estas instituciones. La asistencia es obligatoria para recibir el título, que no requiere exámenes. Pablo Casado ha asegurado a eldiario.es que “no recuerda” si pagó o fue gratis.

5. IEB. Introducción a los mercados financieros. Se trata de un curso de diez horas de duración que imparte el Instituto de Estudios Bursátiles. Las diez horas totales se reparten entre cuatro días: dos horas y media al día, de 19:00 a 21:30. Cuesta 120 euros. Tampoco tiene exámenes. “Es de hace muchísimo tiempo, de 2003”, ha explicado Casado a eldiario.es. “Por eso nunca lo he incluido entre los cursos que dije que eran posgrados”.

6. Real Colegio Complutense at Harvard University. Certificate of Participation. Se trata de un certificado de asistencia al “Simposio en gestión y políticas públicas” que se celebró en la sede que tiene en Boston la Universidad Complutense de Madrid en convenio con la Universidad de Harvard. Casado no recuerda la duración exacta, “unos pocos días” en el verano de 2008. En Internet, en la web de este centro, no queda rastro de ese simposio.

7. Deusto Business School. Programa de Liderazgo Público en Emprendimiento e Innovacion (PLPE). Este curso en esta escuela de negocios se completaba con diez sesiones, los lunes por la tarde. Cuesta 1.800 euros pero los parlamentarios reciben becas del 100% del precio de la matrícula, según explica la Universidad de Deusto en el folleto del curso. Tampoco hay exámenes, aunque como “actividad complementaria recomendada” se puede realizar un proyecto final de curso. Casado lo completó en 2014 y asegura a eldiario.es que “lo pagó seguro”, aunque no recuerda el precio exacto.

En total, los “cuatro posgrados” que Pablo Casado ya tenía antes de matricularse en ese máster de la Universidad Rey Juan Carlos, y de los que presumió cuando le preguntaron por las irregularidades con ese título oficial, suman 28 días lectivos: la mayoría de ellos, a media jornada.

Si ampliamos la cuenta al resto de los diplomas que mostró en redes sociales para probar cómo “completó su formación académica”, el total asciende a apenas 40 días lectivos, entre 2003 y 2014.

Casado no necesitó más que la asistencia a clase para lucir todos estos diplomas en su currículum. Ninguno de estos siete títulos requería de exámenes. Bastaba con ir a clase y pagar las matrículas pertinentes. En el caso de Casado, con la ayuda de distintas becas en la mayoría de los cursos.

En cuanto al tiempo, el “gran esfuerzo” total suma poco más de 200 horas lectivas entre los siete cursillos: el equivalente a un trimestre universitario, pero a lo largo de once años.

7 Comentarios

  1. El que siembra viento recoge tempestades, Pablo Casado. Hay que ver las hemerotecas con sus discursos nazis……estando en Nuevas Generaciones del P.P.

  2. Que estamos rodeados, me dice mi compañera. Y tiene razón, pero lo que ignoramos es, hasta qué punto.
    Todos/as estas/os políticastros, han estado flotando en aguas muy favorables, presumiendo de gentes listas e inteligentes. Así, con esas dotes podían ser los gobernantes de un pueblo desinformado, gracias a sus malas artes y al concursa de toda una corte celestial que aumentaba sus caudales en cobro a los servicios prestados.
    Durante toda una dictadura y pos-dictadura, 80 años, nos ha ocultado todo y es de comprender que esto que ahora vamos conociendo, son las pequeñas monedas despreciadas de las grandes fortunas, producto del trabajo y el esfuerzo de todas/os. Eramos muchos los que llegamos a creer lo que nos contaban… Sus despachos llenos de títulos y diplomaturas llegaron a provocar en muchos de nosotros, verdadera admiración. Sus aparatos de informaciones corroboran aquello que
    Vimos con nuestros propios ojos. Pasado algún tiempo empezamos a ver qué nos mentían y que se aprovechaban de nuestra ignorancia y de la desinformación en la que nos tenían métodos/os.
    Mi abuela decía que se “agarra antes a un mentiroso que a un cojo” y con la aparición de la prensa digital que nos brindó nuevas posibilidades, llegó a nosotros la informacion, información que por fin, y gracias a un puñado de gente honesta empieza por fin a poner los máster y esas cosas en su lugar.

  3. son una panda de gentuza que se aprovecha del dinero público para sus fines. Mentirosos donde los haya. Mi nuera que està haciendo un master en la universidad de Monmouth en New Jersey, ya lleva dos años con él , haciendo muchos trabajos y leyendo muchos libros, no tiene respiro y mi sobrina que hizo un master de odontología en la universidad de Boston que duró tres años, y lo mismo, asistencia a clase a diario,defensa del trabajo y mucha práctica, y que venga esta gentuza alardeando de master de tres cuartos de hora, es para que los echaran de cualquier parte donde optaran por entrar. Vergüenza de políticos.

  4. Y pensar que con toda la desvergüenza del mundo nos mienten diciendo que los recortes son necesarios para que cuadren las cuentas y luego si hay dinero publico para dar becas a todo político que quiera hacer un curso para engordar su curriculum. Ya esta bien de tanta tomadura de pelo, cuando vamos a espabilar y tirar a la calle a esta gentuza .

  5. Que, fruto de las investigaciones que se llevan a cabo estén saliendo a la luz pública los políticos que no tienen la titulación que figura en su CV, incluso pidiendo su dimisión, es meritorio. Ahora bien, me arriesgo a afirmar que este mérito quedará sin efecto si no se publica la autenticidad legal de la licenciatura en Derecho y Máster en esta materia, así como el equivalente canadiense al COU cuyas titulaciones posee Felipe VI, como máximo representante del Estado Español, pues, caso de haberlas conseguido éste también fraudulentamente y sin pedir su dimisión, no tendrá sentido la acusación a los políticos que utilizaron la misma estrategia para inflar o falsear sus CV, generándose un agravio comparativo con respecto a Don Felipe (al que denominan”El Preparado”) ni tampoco procederá culpar a las Universidades sin cuya connivencia hubiese resultado imposible tales delitos, proyectando, asimismo, la imagen de que las investigaciones son selectivas, pero también evidenciando, una vez más, ante la opinión pública que la corrupción del Sistema parlamentario en todos sus ámbitos tiene su raíz en la Corona.

  6. Y lo anterior de mi comentario porque ya es hora de levantar alfombras, tanto a nivel institucional como académico, pues los tiempos del parche y ocultación se han acabado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.