Miedo: España de mierda

12
14951

Albert Pla | El Diario | 26/04/2018

Los caminos de la promoción son inescrutables. Estoy en el Teatro Nuevo Apolo en Madrid hace un mes, presentando ‘Miedo’. Y la mayoría de medios de comunicación no nos han hecho ni puto caso. Pero esta semana cambió todo. Me pasé toda la semana promocionando accidentalmente mi libro ‘España de mierda’. Que fue igualmente ninguneado hace dos años.

Resulta que un cantante que representará a España en Eurovisión, ha regalado a otra cantante el libro, y se ha armado la marimorena. Los pobres han tenido que salir a dar explicaciones. Les han dicho que no se puede representar a España en Eurovisión y regalar un libro que se llame España de mierda. A mí también me han pedido explicaciones. Alucinante. Igual esperaban que pidiera perdón por cantar o por escribir. Vaya chorrada. Otra prueba más de que el título de mi libro no va desencaminado.

Más que nunca, este país es una mierda, y es una mierda precisamente por eso.
Para ser sincero, también me importa una mierda Eurovisión. Y dicho sea de paso, también me importa una mierda el himno nacional, el mundial de fútbol, las procesiones de Semana Santa y la cabra de la legión. Y me parece una mierda que a los que nos parezca una mierda todas estas mierdas se nos trate como a mierdas.

Es una mierda y lo diría más a menudo, pero tengo miedo a decirlo.

Me callo. No grito lo que todo el mundo sabe. Tal vez tengo miedo de los culpables. 
Tengo miedo porque sé que son capaces de todo. Son gente que para no ir a la cárcel, meten a otras gentes en la cárcel. Tal vez sea eso lo que me hace tener miedo a cosas que antes no temía.

Tengo miedo a la democracia. Tengo miedo a la libertad. Tengo miedo a la Constitución. Tengo miedo a la ley y a la justicia. Tengo miedo de mi propio país.
Tengo miedo de los partidos políticos, de los parlamentarios, de los senadores, del rey y de su padre, y de sus hijos, y de la reina y de sus primos. Tengo miedo de los militares, de los policías, del tribunal constitucional y del tribunal supremo. Tengo miedo de los banqueros y de las corporaciones económicas.

Tengo miedo de los cascos, de las porras, de las togas, de las corbatas, de los uniformes, de la peluquería, del maquillaje y de la cirugía. Tengo miedo de los trajes y los vestidos elegantes, de la constitución, de los putos protocolos, de los cardenales, de los monumentos, de las iglesias, de las hipotecas, de los canales de televisión y de los presentadores de televisión, de las radios y de los locutores de radio, de los periódicos y de la gente que los maneja, porqué hacen sentir miedo hasta a mis amigos más valientes.

Y tengo miedo de tanta y tanta y tanta publicidad. Y de que sea todo tan invasivo y que no haya lugar para nada mas en esta mierda de país que reírles las gracias a estos desalmados que se nos cuelan hasta en la sopa. Y tengo mucho miedo de sus guardaespaldas. Tengo miedo a este monstruo que silencia todo lo hermoso. Tengo miedo de ser vuestra víctima o ser el culpable de algo.

A veces desearía poder cagarme en el gobierno y en los poderosos, como cuando hablo con un barman, con un taxista, o con un amigote. Debería poder decir bien alto que este país es una puta mierda y que me cago en estos  ‘hijosdeputadelaconchadesureputamadre’. Pero tengo miedo.

Seguiré como un cobarde,  haciendo función cada día, en el Teatro Nuevo Apolo, al margen de vuestra locura. Sin nombraros. Ignorando la rabiosa actualidad que tanto os preocupa. Deseando que mientras dure la función alguien consiga olvidarse de toda esta mierda, aunque solo sea durante una hora y media.

Seguiré intentando que la gente vuelva al teatro después de ver ‘Miedo’.  O vuelva a leer un libro después de leer ‘España de mierda’.

Y tú no te enfades, que no te estaba hablando a ti.

12 Comentarios

  1. te doy la razón,España en sí no es una mierda, la mierda y podrida son los gobernantes, que si este pueblo no viviera bajo la amenaza y se alzara con orgullo reivindicando todo lo que nos han quitado y seguirán quitando,tendríamos menos miedo, nos hemos dejado arrastrar, pero mientras los ladrones estén ahí´seguirán haciendo de su capa un sayo. Malditos y mil veces malditos por llevarnos donde nos han llevado.

    • Cierto, pero a esos gobernantes, alguien los ha puesto ahí. Sí España no fuese una mierda a nivel intelectual, otro gallo cantaría. Teneis (tenemos) lo q habeis votado.

  2. Bah, el típico discurso del ignorante sin más argumentos que la provocación gratuita. Aquila non capit muscas, el águila no caza moscas.

    • En mi opinión no es para nada un discurso ignorante, es una realidad que nos afecta a todos los españoles, a los que siguen allí y a los que nos hemos tenido que ir porque con nuestro salario no podíamos ayudar en casa cuando nuestros padres ya cerca de la jubilación se quedaron sin trabajo.
      No nos hace falta una democracia que no lo es, una monarquía que no nos representa, una constitución que no puede ser modificada por el bien de todos, unos gobernantes que elegimos nosotros los españoles (menos los que estamos fuera, porque no sé si sabes que tampoco tuvimos derecho al voto), y podría seguir… España podría se un país maravilloso, pero no lo es

  3. El peor miedo. El mayor miedo. Lo que de verdad da miedo… es llegar a perder todo miedo.
    Y, créeme, no es un ningún juego de palabras.
    Llegado a ese punto… cualquier cosa es ya posible. Y eso, sí que da miedo.

    (((Si no lo entendéis lo siento. Yo me comprendo perfectamente)))

  4. A mi me parece que el autor tiene tan poco talento y es tan cutre que busca refugio en culpar a otros de su mísera imagen. Comenzando por la evidente falta de afecto a sus propias raíces.

    • Que manía tenéis todos de pensar que somos antipatriotas por pensar así, no o amar a mi país aunque quisiera, aunque sea maravilloso porque las cosas no se están haciendo bien y están teniendo consecuencias muy negativas

    • ¿Te preocupan más tus raíces y tus ancestros que tu dignidad pisoteada aquí, ahora, y, si no estás dentro del séquito de los poderosos, te la seguirán pisoteando por el resto de tus días?

      Por mi parte, confieso que la historia de todos los habitantes de esta vieja piel de toro en tiempos remotos me tiene al fresco, pues no puedo vivir de recuerdos, ni de imaginarias glorias imperiales, sino de realidades presentes, y lo que veo, no sólo no me gusta, sino que ME DA MIEDO.

      Si tú no ves el sufrimiento de los millones de SERES HUMANOS EXCLUÍDOS, será que vives en el paraíso de los privilegiados a costa del sufrimiento de los excluídos

Deja un comentario