Publicado originalmente en iniciativadebate.org el 14 de diciembre de 2016


De lo que se entera uno sin buscarlo ni interesarle. Y no lo digo por lo de Ferreras, el personaje al que se le llena la boca y los gestos de ‘Periodismo’ a todas horas y sin venir a cuento (dime de qué presumes y te diré de qué careces), porque este ya sabía de qué pie cojeaba. Además, más allá de su reveladora biografía, solo hay que recordar lo amigo que es de Eduardo Inda y a quién han servido ambos, para tener claro a qué intereses responden.

Lo que no sabía, aunque también se le ve el plumero, es que esta chica de la eterna sonrisa y el exabrupto fácil había trabajado como redactora del programa de ‘Fede’ durante siete años. Ni más ni menos que para el gran Federico Jiménez Losantos, el sapirrentísimo y locuacentérrimo periodista de la lupara en mano, tan violento y machito él, tan agreste y limitado (que no es lo mismo que ilimitado), siempre dispuesto a descerrajar un tiro a Bescansas silvestres y Errejones monteses. Tanto parece que la conoce el susodicho, tras su periplo juntos en La COPE, que la define como “muy mala, pero muy lista”. Y sí que debe serlo para seguir trabajando en La Sexta, y que no la hayan echado de Cadena SER (Prisa), además de no haber perdido tampoco sus colaboraciones en prensa de todo pelaje. Algo que parece imposible para el resto de los periodistas pluriempleados en emporios enfrentados.

Ahora entiendo su comportamiento al frente de Al Rojo Vivo, que no tiene nada que envidiar al de su jefe Ferreras. Lo que se han asegurado en La Sexta es que con cualquiera de los dos ‘profesionales’ pilotando el programa, la ausencia del periodismo está más que garantizada.

Y estos son los que iban de progres… menos mal que nos queda Wyoming.


[Actualización 05/02/2017] No era demasiado complicado Cristina, solo hacía falta recordar que la gente que vota al PSOE lo hace por un partido que entre sus siglas tiene Socialista y Obrero, y en base a esto es fácil entender que sí es revertir el resultado de las urnas que finalmente acabe gobernando la derecha con parte de los votos que iban dirigidos a una presunta izquierda.

En cualquier caso, creando confusión haces muy bien tu papel de impertinente (que no de periodista).


[Actualización 20/05/2018] Un auténtico circo, pero por parte de todos.

1 Comentario

  1. Y si es de lo que se trata? Es decir, todo un circo con papeles repartidos, donde todos están metidos en el ajo (canales tv, prensa, partidos, etc), y que crean ese ambiente malsano de enfrentamiento, fácil insulto, fácil faltas de respeto, zascas,…con el objetivo final de que entre unos y otros y los hooligans propios, todos participen a grito pelado del desmantelamiento del estado de bienestar y de derecho que teníamos.

    Es que hasta Podemos es cómplice de quitar derechos y libertades, cuando con el tema de La Manada ha participado del jaleamiento de la turba (con el apoyo del feminismo extremo y descerebrado) pidiendo la eliminación de la presunción de inocencia, y la validación de que uno termine prejuzgado como culpable por ser meramente señalado con el dedo, tapando y callando (como casi todos, menos los que lo tenían permitido por su línea editorial*) la verdad y detalles muy importantes del caso.
    Y eso que un mes antes, cuando se trataba de una mujer negra, pedía con buen criterio, no legislar en caliente (curioso, aquí su oposición no sirvió de nada – y empieza a pasar tb que cuando sirve vota lo contrario, como el PSOE).

    * La línea editorial es ese monstruo conceptual que sirve para que cuando alguien diga verdades o mentiras solo sean creidas por quien sigue esas líneas editoriales o la ideología del que habla, por lo que al final, esas verdades sirven de poco o nada. Al final, rara vez, la verdad completa de un asunto sale a la luz, salvo que interese que sea así. La verdad suele unir, mientras que las verdades segmentadas separar. Todo el que juegue a eso, en realidad juega a lo mismo. Y Podemos también lo hace. Es lo que demuestra que al final es una farsa, como todo. Disidencia controlada y uso del “progresismo” y de forma descarada el “feminismo” (hembrismo oculto) para hacernos perder la parte de derechos que en el pastel delnreparto de poder les ha tocado a ellos.

    El último circo: chalet, detenciones pp, tesorero Ciudadanos,…al final, todos se acusan a todos de usar cortinas de humo (¿Y sinla verdad es que todos dicen la verdad?). Aunque unos pudieran tener más razón que otros da igual, es suficiente para sus burrovotantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.