Aunque los errores de quienes, de una u otra forma, cuestionan el sistema resuenan infinitamente más que los aciertos, todos aquellos que trabajamos por un mundo mejor tendremos que seguir apoyando a Podemos porque es la única formación política que surge desde los diferentes movimientos ciudadanos. En Podemos hay muchísima gente limpia, honesta, inteligente, sencilla y con muchas ganas de trabajar.

¿En qué marco político nos movemos?

A pesar de que las trasformaciones en profundidad, hacia una forma de vida diferente a la actual, tardarán mucho tiempo en producirse, si es que alguna vez tienen lugar, hay cambios puntuales que tienen origen con velocidad de vértigo. Y utilizo el término vértigo intencionadamente en una doble acepción: rapidez y pérdida del equilibrio, ambas en íntima relación. Estas dos circunstancias avalan la certeza de los tiempos de incertidumbre que vivimos y que, necesariamente, seguiremos viviendo. La rapidez es consecuencia del declive de un sistema y de la pérdida del equilibrio vivido en las últimas décadas del anterior siglo y la primera del actual. Ruptura de la alternancia bipartidista en el entorno europeo, el deterioro de la democracia,  la pérdida de derechos y el incremento de las políticas represivas son signos de identidad de esta década. Todo ello pone en cuestión el modelo político. Cambios que ponen al descubierto, con mayor claridad, la desigualdad y los desequilibrios económicos y sociales.

El sistema intenta, inútilmente, mantener el equilibrio, parcheando el modelo con medidas más o menos estandarizadas. Una de ellas consiste en hacer grandes pactos, como en Alemania, desdibujando el esquema ficticio y clásico izquierda-derecha. Otra, consiste en crear nuevas formaciones, como es el caso de Ciudadanos en este país o el de Macron (En Marche!) en Francia. Digo inútilmente porque, aunque consigan ganar en las urnas una u otra vez, su éxito es, o será, efímero ya que el cambio tecnológico, la precariedad laboral y la desigualdad creciente no permitirán una larga estancia estable como ocurrió en las décadas citadas.

Los aciertos y los errores

Podemos, como digo, surge desde abajo, fruto del descontento, de lo que algún autor lo calificó de indignación, como ocurrió en tiempos atrás cuando los oprimidos se agruparon para defenderse de las agresiones del sistema capitalista. Podemos irrumpió con fuerza para sorpresa de propios y extraños.

Las propuestas iniciales conectaron con todos aquellos ciudadanos que esperaban la aparición de una nueva fuerza política diferente a las dos que se alternaban en el gobierno. Podemos se convirtió en la esperanza y el refugio de variados sectores con diferentes características. IU nunca consiguió un significativo apoyo, a pesar de representar, en teoría, a las capas sociales más numerosas. Las razones de este desajuste requieren un análisis específico.

La práctica política ha ido moldeando a los de Podemos, perdiendo la frescura de los primeros tiempos. Han asumido el modelo y su comportamiento institucional es semejante al de los demás. Su relación con los ciudadanos cada vez es más distante y sus consultas a los inscritos e inscritas cada vez más tienen un carácter formal.  Muchos, entre lo que me encuentro, nos hemos ido desencantando. A pesar de ello, como recomiendo al principio, habrá que seguir apoyando a esta formación política con el deseo de que sus dirigentes superen los efectos de esa enfermedad de infancia, fruto de esa corta experiencia política en las instituciones.

En lo concreto (dos asuntos)

La candidatura para las elecciones autonómicas de Madrid ha sido impuesta desde arriba. Un acuerdo en la cúpula ha designado a I. Errejón como candidato, y la lista formada por militantes afines. ¿Qué capacidad de elección teníamos los inscritos si sólo se presentaba una candidatura? Hombres y mujeres que han jugado un destacado papel quedarán fuera de la Cámara. Por ejemplo, Lorena Ruiz-Huerta, de la corriente anticapitalista, que defendió magistralmente la Moción de censura presentada por su grupo, no volverá a renovar su puesto.

¿Y el revuelo mediático de la famosa compra de la casa de Irene y Pablo? No somos capaces ahora de valorar los daños que este hecho puede ocasionar.

Un tremendo error. Les ha perdido la pasión: el amor, supongo, ese amor sexual que anula la razón y la justicia. El amor es una droga que puede anular voluntades y permitir tomar decisiones sin medir el alcance, en este caso, político. Los perros mediáticos están al acecho, por lo que no es conveniente darles carnaza. Sólo les falta eso.

Todos y todas tenemos el derecho a elegir la forma de vida dentro de nuestras posibilidades, con o sin la ayuda familiar. Pero este caso se presta al comentario  y, además, surgen algunos interrogantes.

Los comentarios ya se han hecho  por todos los medios por los que está rodando la noticia. Sorprenden esas contradicciones entre las anteriores declaraciones y la decisión de adquirir una vivienda muy alejada de aquellas de la mayoría de las familias trabajadoras, a las que Pablo ha manifestado estar tan unido. Por otro lado, a mí me parece muy ambicioso acceder a una primera vivienda como esa, encuadrada en una zona de lujo. Algunas familias trabajadoras han llegado a adquirir una casa de esas características, pero después de ahorrar durante un tiempo, e ir vendiendo las anteriores en progresiva escala.

Interesado por la forma de abordar los gastos que una casa así requiere, y pensando en la situación económica de la pareja -algo en lo que, posiblemente, no debería entrar- me pregunto: ¿han hecho un cálculo para ajustar ingresos y gastos?, ¿han previsto cuáles serán las fuentes de ingresos una vez que salgan de la política? Según ellos y los estatutos de su partido no permanecerán más de dos legislaturas.

Se han equivocado, y no han valorado lo gravoso de una adquisición de estas características. Una vivienda así requiere un importe medio de unos 1.500 euros mensuales para gastos de sostenimiento (y esto no me lo invento), más las amortizaciones de hipoteca, más el importe para las reparaciones que inevitablemente surgen en viviendas de este calado por la complejidad y cantidad de servicios: sistema automáticos, calefacción, piscina, electrodomésticos, etc., etc.

La única razón que encuentro para entender por qué se han metido en esta aventura es la posibilidad del apoyo familiar, algo que espero sea así para que puedan sufragar los gastos que conlleva.

Una última reflexión. Teniendo en cuenta lo que observamos a diario, podemos inferir que los fenómenos sociales y los cambios van muy por delante, y por canales diferentes, de la actividad política y de los intereses personales de los políticos. Cambios tales como la desigualdad creciente, la pérdida de valores y derechos, la precariedad, el incremento de la represión, etc.

Notas:

Primera: Mientras escribía estas líneas, los medios de comunicación nos anunciaban la detención de Zaplana, un político del PP que se incorpora a la saca de mierda de este grupo, un miembro más de la mafia que nos gobierna. Todos los ministros nombrados por Aznar, incluido el actual Presidente del Gobierno, están condenados, procesados, investigados o son sospechosos. ¿Y el principal protagonista, cuando caerá?

Ante estas fechorías, los medios a sueldo (todos) centran sus miradas (llevan ya una semana, incluyendo la noticia, incluso, en todos los informativos) en esa pareja de Podemos que se han comprado una casa en las afueras de Madrid. Deberían dejarles en paz y desviar esa mirada hacia esa pléyade de políticos corruptos que creen que este país es su finca.

Segunda: Los acontecimientos no nos dan tregua a quienes ponemos interés en seguir la realidad que vivimos. Cada acontecimiento que se produce deja sin interés al anterior. La detención y posterior encarcelamiento de Zaplana, queda eclipsado por la sentencia de la Gürtel que hemos conocido hoy, 24 de mayo de 2018. El PP es el primer partido político que es condenado por corrupción. 37 acusados, la mayoría con condenas de dos dígitos. Por fin Bárcenas entrará en prisión con una condena superior a 33 años. A su mujer le han caído 15 años.

11 Comentarios

  1. Hola, Antonio:
    Ojalá los múltiples conflictos abiertos en todo el Estado fueran fruto de la buena voluntad que expresas, pero muchos de ellos se deben a decisiones al estilo de siempre (más de 10.000). Casos tan inexplicables como en Cataluña o en Navarra, donde a la secretaria le han expulsado tras un juicio vergonzoso, desaniman y abren la puerta a decepciones sin vuelta.
    Quien haya seguido mínimamente, por ejemplo, a Lorena Ruiz no puede explicarse que no cuenten con ella. ¿Qué está pasando? Las críticas razonadas que han hecho Paco Bello o Alba ha sido contestadas al más rancio estilo… ¿Esta es la nueva política? Por no hablar de la felicitación «a las Fuerzas Armadas», en su día… Me parece que la ilusión de muchas personas está siendo borrada, sin remedio. Salud.

    • Hola Angel, coincido contigo en tus apreciaciones. Yo ya no veo a Podemos como motor del cambio de lampolitica en España. Aunque siga admirando a muchos de sus represenrantes
      Si en Madrid ha quedado muy feo lo de designar desde arriba a la gente.. En Euskadi, ya no contamos con ellos. Por cierto a muchos en Euskadi no nos gustó una mierda que Pablo designara a los Errejones como dirigentes de Podemos Euskadi. Está muy claro, que no nos entienden como pueblo.
      En fin… Seguiremos de cerca la historia, ya que antes nos emocionaba el proyecto.

  2. Las condenas son el triple de la mayorganización, es posible que a algunos que tienen condenas de dos años y meses si el Supremo les baja unos meses no entrarán a la cárcel

  3. Ya Podemos trató de situarse en el espectro socialdemocrata en las últimas elecciones, si no recuerdo mal. Así el “chalet” es la materialización simbólica de esa definición; en clave posibilista, es el modo de hacerla creíble y poder competir con su rival-socio de espectro. Desatar lo atado no parece posible a corto plazo, ya que sólo el reformismo moderado es permitido en la actual coyuntura. El modelo portugués parece ser el referente a seguir ante el agresivo adversario neoliberal y el latente neofacismo.

  4. Si dejan la política y no pueden pagar la casa, para lo que cuentan con ayudas paternas, pueden venderla y mudarse a un lugar mas sencillo pues retirados de la política no sufrirán el mismo acoso. Por lo que yo se Lorena no ha querido ir con Íñigo que dijo desear contar con ella, las posturas “puristas” de Anticapitalistas están muy bien como voz de la conciencia pero su éxito electoral, única vía de acceder hoy por hoy a la gobernación de Caspaña no parece que vayan a tener el menor éxito por las mismas o parecidas razones que afectaban a IU. En cualquier caso como bien dice el articulista esto es lo que hay , es como las lentejas, pero si la gente se queda en su casa y no vota esperando la perfección, entonces no iremos a ninguna parte, porque lo mejor es enemigo de lo bueno y con un electorado tan abducido como el que tenemos, todavía mas, de momento al votar siempre habrá que escoger lo menos malo, aunque no sea lo que a muchos que parecen venir de otra galaxia les ponga, un poquito de realismo y de mejor defender a los “nuestros” no estaría de mas.
    Solo con ver el carrerón político y el casoplón de Primo de Rivera muchos deberían de comprender que en un país tan enfermo como el nuestro, andarse cogiendo las “cuestiones controvertidas” con papel de fumar y no ser realista, sin que por ello ninguno de Podemos deba sentirse autorizado a robar como los otros, ya es un gran avance, piano piano se arriba lontano, con santas impaciencias el camino se hace aun mas largo y no suele llevar a ninguna parte.

    • De acuerdo contigo. Para avanzar hay que darse cuenta de dónde sopla (dirección y sentido) el viento y qué fuerza trae en estos tiempos.Si cada uno remamos en una dirección distinta lo peor que puede pasar es que los vientos nos hundan o como mal menor que estemos dando vueltas y más vueltas.
      Las distintas “sensibilidades” tienen momentos en que, si se enconan, pueden producir demasiado daño.
      .

  5. Me parecen muy interesantes todas vuestras intervenciones, que enriquecen, sin duda, el artículo. Me pilláis en un momento light y conciliador, por eso apuesto por el voto a Podemos en la actual coyuntura. Destaco del escrito eso de que no esperemos grandes transformaciones a corto y medio plazo. No sé si a largo plazo la cosa mejorará, antes de que el desarrollo tecnológico nos arrastre. Por otro lado, destaco también aquí la equivocación de la pareja al comprar esa casa. Lo del enamoramiento no es ironía. Creo que ese tipo de amor ( que sin duda se profesan) anula la razón. El término amor es ambiguo, como tantos otros tantos (muchos) de la RAE. Las pasiones, en general, no son buenas compañeras de viaje de la “revolución”, de la lucha por el cambio. Como digo, puede tratarse, lo suyo, de una dolencia de adolescencia política..

  6. Una forma de entender esto es la realidad con relación a los otros partidos. Podemos no solucionara los problemas porque para realmente lograrlo tendría que ir a la raíz la cual no es otra que el mismo sistema que la oligarquía y sus subordinados haran lo que sea –incluso asesinar– para evitar cambios reales y no solo meras “reformas” que es lo que Podemos propone. No se necesita tener diplomas universitarios en ciencias políticas para entender que la oligarquía no entregará o cambiara sus privilegios voluntariamente y cualquiera que intente hacerlo deberá tener una fuerza armada formidable.

  7. Estoy de acuerdo con todas tus aseveraciones sobre Podemos, en lo que no estoy de acuerdo que se haga un análisis de los gastos que puede tener Pablo, u otra persona, en el mantenimiento de su vivienda, o como se van arreglar en un futuro para pagarla, que ha sido un fallo político de imagen, pero es algo que no hubiera tenido mas importancia de lo que merece el hecho, si no se hubieran magnificado por parte de los medios que están, y han estado desde un principio, en contra de este partido, y sus afiliados y simpatizantes respondieron a este ardid, como esperaban los que lo tramaron, pero lo que mas Jo…, es que también a sido el fuego “amigo” el que se cebo en comentar el hecho. Lo del acuerdo para proponer a Errejón como único candidato sin dejar otra opción a otra/os candidatos, si me parece reprobable y criticable, y una decisión, que yo desconocía, impropia del Podemos con el que coopere en su fundación, pero como tu dices, esperemos que superen los efectos, de lo que llamas, enfermedad de infancia y para mí y en el actual momento, me parece el único partido por el que me acercaría a un urna a votar. Un saludo.

  8. Mira Serafín. El hecho de que me interese en detalle por los gastos se debe a que, sin experiencia, uno o una no conoce los gastos que una casa así acarrea. En el fondo, siento un poco de pena: paternalismo. Si hubiera podido hablas con ellos les habría advertido. Es que las matemáticas se suelen atragantar. Mira te detallo: jardineros, servicio, IBI, seguro casa, centrar alarmas, gasoil o gas, electricidad, agua riego y, tal vez, algún etc. Conozco casos y esto es así.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.