Es verdad, si cae el PP no va a cambiar casi nada porque el PSOE de Sánchez, los barones y la azulada andaluza no deja de ser el PP sabor fresa del sistema. Además los PGE, que son fundamentales para poder cambiar el tipo de políticas, ya están practicamente aprobados y aunque todavía se podrían tumbar, nadie va a intentarlo siquiera, y mucho menos que nadie el propio Sánchez, que para evitar su aprobación definitiva, tras ganar la moción de censura debería convocar elecciones de inmediato, y es algo que ya ha descartado hacer. Total, que en lo que se refiere a políticas antisociales va a seguir siendo lo mismo. Pero dicho esto…

El PSOE, al hacerse con las riendas del gobierno se hace también con las riendas de los proyectos de ley y con la capacidad de veto ante las proposiciones de ley, y esto pudiera servir (aunque es mucho suponer) para por ejemplo arreglar la destroza que ha hecho el PP en RTVE –y si no digo para meter el bisturí en el cáncer de la Ley de Medios (LSCA) es porque esa ley es precisamente obra del PSOE–. También para reformar por fin la LOREG, seguramente para peor, máxime cuando ahí sí puede encontrar apoyo no solo de Podemos sino también de Ciudadanos. A lo mejor, si tienen el día gracioso y bueno, hasta se podría tocar un poquito el tema de la separación de poderes y suavizar por ejemplo la actual dependencia del CGPJ de los grandes partidos. Y seguro que muy poco más, porque el resto de asuntos comunes en el periodo de sesiones, desde las pensiones hasta el SMI y pasando por la ley antiterrorista (aka Ley Mordaza) y tantos otros asuntos de interés general ya han sido parcheados entre los presuntos antagonistas antes del actual relevo turnista.

A partir de aquí ya deberíamos tener claro que lo que se dirime es una disputa de intereses partidistas y por tanto también personales: de negocio, de deudas, de estructura, de subvenciones, relaciones, pesebres y lealtades. De política a la española. Y por supuesto también de luchas intestinas. Ahí está la sultana escupiendo que no se puede aceptar el voto de los que “quieren romper España”, hinchada y apretando los dientes al más puro estilo facha. Y no porque, como es natural, le importen una mierda las quimeras patrióticas más allá del postureo, sino porque el dependiente de la planta de caballeros va a ser lo que ella nunca será: presidente del Gobierno.

Y de todas formas qué gusto nos puede dar ver cómo se funde esa insoportable suficiencia prepotente y soberbia de Sorayita y Marianico, aunque a este último dudo mucho que lo veamos a estas alturas ‘cayendo tan bajo’ como para volver a ser oposición.

En fin, todo muy inútil pero por qué no decirlo: morbosamente satisfactorio.

No olvidéis las palomitas, que este viernes el espectáculo promete.

4 Comentarios

  1. Coincido contigo, todo hay que decirlo, arreglo lo que se dice arreglo no tiene la cosa casposa, pero morbo si y de morbo también se vive, mal, pero menos da una piedra.

  2. Pues efectivamente, no cambiaría casi nada, ya que el Sr. Sánchez está donde está (aunque votado por sus bases) con el consentimiento de los que verdaderamente mandan en su partido y guardianes de la cochambrosa Constitución que tenemos. Y la tildo de ‘cochambrosa’ porque fue la herramienta imprescindible para la corrupción y enriquecimiento personal de todos, empezando por ‘Golfo I de España’…cuentas A y B de los sucesivos partidos…En fin.

    Por cierto, pero ¿qué propone el Sr. Rivera de elegir un personaje ‘instrumental’ para no condicionar al futuro Presidente de Gobierno en unas elecciones? ¿De dónde se ha sacado eso?. Está el pobre como las maracas de Machín.

  3. Quien sabe que mas se puede decir sobre el Partido Sectario Oligarca Español [P$OE] que no se hubiese dicho pues sus acciones son claras mientras las palabras de sus líderes no son. El charlatán farsante Pedro Sánchez dice ser de “izquierda” cada vez que habla pero después hace acuerdos o pactos con el pelele Rajoy. ¿En qué quedamos? Y nada que decir de C’s y su cocainómano líder.

  4. Decían que podía dimitir en pleno debate, no creo que lo haga, sería asumir la culpa, y eso en el PP no se hace. Y pobres de nosotros, nos dejaría en manos de Sorayita, toda una lumbrera a la hora de sentarse en una mesa para dialogar, creo que no sabe lo que significa esa palabra, le dejó en sus manos el papel de Catalunya y ya vemos como ha ido. Y como les sigue yendo, inventando pueblos para decir que en esos pueblos la policía tuvo violentas cargas de los independentistas, Sant Esteve de les Roures, que tienen hasta en Internet. No me fio del PsoE, ya han gobernado bastantes años y así nos está yendo. Pero como solo tienen poco mas de 80 escaños no pueden hacer tonterías. Sánchez sabe que va a ser escrutado hasta cuantas veces respira por minuto. Espero que Unidos Podemos y sus confluencias le aprieten para hacer políticas sociales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.