| La Marea | 30/05/2018

Tortura

1. f. Grave dolor físico o psicológico infligido a alguien, con métodos y utensilios diversos, con el fin de obtener de él una confesión, o como medio de castigo.

La tortura existe. Empiezo por ahí porque podría parecer imposible, y si no hubiera tantos ejemplos, a mí me lo parecería. Existe la realidad de un ser humano infligiendo dolor, tormento, martirio a otro, golpeando, rebanando, desgarrando, lacerando su cuerpo una y otra vez, rompiéndolo minuciosamente. Una y otra vez. Dicha aberración, en sociedades decentes, dignas, se condena y se castiga. En España, no. Por ejemplo, si el torturador perpetró su crimen durante la dictadura franquista, ni se le condena ni se le castiga.

En España la tortura se premia.

En julio de 1977 Rodolfo Martín Villa impuso la medalla de plata al Mérito Policial al torturador Antonio González Pacheco, Billy El Niño*, siendo presidente el antes Secretario General del Movimiento Adolfo Suárez. Los relatos de las víctimas de Billy El Niño resultan sobrecogedores. El paso de Martín Villa por el Ministerio de Interior y la Vicepresidencia del Gobierno dejó tras de sí nueve de las trece jefaturas superiores de policía existentes bajo la dirección de antiguos miembros de la Brigada Político-Social. La condecoración con la que premió los “trabajos” del torturador le regala un plus del 15% en su pensión.

La tortura en España se premia. Se premiaba en 1977 y se premia hoy.

Este miércoles 30 de mayo de 2018, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha vuelto a premiar la tortura. Preguntado por Pablo Iglesias, ha rechazado la posibilidad de retirar su medalla a Billy El Niño. Según el ministro, “no parece que haya justificación legal” para hacerlo. No retirar el premio a la tortura significa reconocer y reafirmar dicho galardón.

Tras relatar diversos testimonios de las personas torturadas en la sesión de control al Gobierno y recibir la negativa de Zoido, Iglesias ha llorado. Yo también.

Lloro por constatar que vivo en una sociedad cuyo Gobierno premia la tortura. Lloro porque cuando Zoido afirma que el PSOE tampoco le retiró la medalla tiene razón. Lloro porque ya no me cabe duda de que dejaré a mis hijos un país bárbaro. Lloro porque he vivido años sin luchar contra ello. Lloro por la simple evidencia de que la tortura no solo existe, no solo no se castiga, sino que se celebra. Lloro al comprobar que, en los últimos 40 años, quisimos creer que el PSOE merecía un ápice de confianza.

Lloro un desconsuelo histórico y afilado que ya es herida sin cicatriz.


*La justicia española rechazó su extradición tras la solicitud de la jueza argentina que instruye la causa contra el franquismo. Dos juzgados de Madrid han rechazado dos querellas al considerar que no existe delito de lesa humanidad y que el delito de tortura ha prescrito.

3 Comentarios

  1. Lástima que durante la etapa en la que el PSOE abrazaba a partidos a su izquierda hasta asfixiarlos de muerte necesaria, hubiera tant@ gente sin acritúúúú… Estos delincuentes que ahora gobiernan, lo hicieron durante mucho tiempo con las leyes y chapuzas made in PSOE.
    Es imprescindible desalojar a estos talibanes del gobierno, pero espero no equivocarme pensando que la moción de censura made in PSOSE no es otra cosa que un regalo para justificar políticamente que el PP abandone el barco con los corruptos a salvo una vez prescritas la mayor parte de las causas y sin posibilidades posteriores de resarcimiento económico a los damnificados. De paso, arrinconar a UnidosPodemos en entre la necesidad y el riesgo para, finalmente, llegados a elecciones, se eleve triunfante C’s para que los delincuentes sigan gobernando esta España Grande y… miserable.

  2. a todos los cerdos le llega su san martin aunque a este hijode3puta no le ha llegado todavia,espero que el ministro zoidoo pueda seguir abrochandose la camisa ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.