eldiario.es | 12/06/2018

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha asegurado este martes que el rey emérito tendría que haber declarado “como imputado” por la supuesta donación de 1,5 millones de euros que le hizo a la infanta Cristina para comparar el palacete de Pedralbes.

Preguntado en una entrevista en Al Rojo Vivo de La Sexta por las declaraciones del exfiscal Pedro Horrach de que el Juan Carlos I tendría que haber tenido que declarar “como testigo” si su figura “no fuera inviolable”, Castro ha señalado que “más que como testigo”, el monarca tendría que haber declarado “como imputado”. “Don Juan Carlos tendría que haber declarado más como imputado que como testigo teniendo en cuanta que hay un préstamo hecho a su hija”, ha apuntado el juez instructor.

El exfiscal del Caso Nóos, Pedro Horrach, afirmó este lunes que la inviolabilidad de la que goza el rey, según el artículo 56 de la Constitución, debería estar sujeta a “límites determinados” tras la implicación de la corona en el Caso Nóos en el que Juan Carlos I no pudo declarar en los juzgados porque así se establece en la ‘Carta Magna’.

“Esa donación pudo ser delito fiscal”, asegura Horrach en una entrevista con el diario El Mundo, en la que señala que el delito está prescrito y que no pudo sentarse en el banquillo de los testigos porque su figura es “inviolable”.

El Tribunal Supremo ha rebajado este martes en cinco meses la condena de seis años y tres meses de cárcel a Iñaki Urdangarin por el caso Nóos. Por unanimidad, la Sala de lo Penal le impone una condena firme de cinco años y 10 meses de cárcel por malversación, prevaricación, fraude, dos delitos fiscales y tráfico de influencias.

Ahora la Audiencia de Baleares tendrá que decidir sobre su ingreso en prisión, pero la rebaja mínima de Urdangarin apunta a que su ingreso en prisión puede ser inmediato, aun si su abogado decide recurrir al Constitucional o solicitar un indulto, según fuentes jurídicas.

Asimismo, el Alto Tribunal mantiene la responsabilidad de partícipes a título lucrativo de Ana María Tejeiro y Cristina de Borbón en el delito de malversación y fraude de sus maridos, pero no en los delitos fiscales.

La consecuencia de esta decisión es que tanto Iñaki Urdangarín como Diego Torres deberán asumir en su totalidad el pago de lo defraudado, que en el caso de este último y en el de su esposa ya está consignado, como resaltaba la sentencia recurrida.

El tribunal da la razón en este punto a Ana María Tejeiro, y por extensión a Cristina de Borbón, quien había decidido no recurrir, al considerar que no existen precedentes de que se haya aplicado la responsabilidad civil a título lucrativo en un delito fiscal. En el caso de Cristina de Borbón, la cuantía asciende a 136.950 euros, y en el de Ana María Tejeiro, a 172.550 euros.

La consecuencia es que Cristina de Borbón ve reducida su multa en 128.138 euros y Ana María Tejeiro 172.384 euros, en lo que se refiere a las indemnizaciones fijadas por los delitos contra la Hacienda Pública por el que también fueron condenadas sus parejas.

5 Comentarios

  1. El caso es que, desde ayer, yo no tendría que opinar hasta que empeore la climatología, pero es tal el cabreo ocasionado ante la distorsión que se difunde desde los medios haciéndonos ver ‘justa’ la Sentencia que reduce la condena del “yernísimo” (oh, ¡pobre víctima donde las haya!) que he tenido que desplazarme a mi casa para opinar (pese al buen tiempo que tenemos).

    Unos periodistas y contertulios, que con tal de mantener la Monarquía, son capaces de digerir gustosamente sus excrementos (traducidos en delitos, claro. Que yo soy bienhablada).

    Hasta la saciedad me he pronunciado, explayándome sobre el tema en multitud de mis anteriores comentarios, desde 2013 al menos, y el ‘trato de favor’ otorgado por la Justicia al imputado “yernísimo” desde el minuto 1, pese a sus delitos, dejó constancia a la opinión pública de que fue motivado por su parentesco con la Corona. Pero yo me baso en hechos…datos, y no en opiniones, esto queda para los contertulios.

    A colación, la exoneración a Doña Cristina llegó a la Justicia tras falsear informes previamente, en cuanto al delito fiscal principalmente, e incurríó también en el más que presunto blanqueo de capitales, porque, cuando una Persona Física o Jurídica -como si es el sursum corda- realiza inversiones cuantiosas (lo que comúnmente entendemos como “lavado de dinero”) salta una ‘alarma’ en la Inspección para comprobar si éstas van precedidas de fraude fiscal. Y mira tú, que en el 99% de los casos se constata afirmativamente. Pero, como digo, la exoneración de la susodicha fue consecuencia de la intervención de su padre, alias “Golfo I de España”. Y esto lo conocen muy bien veteranos del PP y PSOE (que no voy a nombrar), orquestándose todo desde el Ministerio de Hacienda (con conocimiento, por supuesto, del exFiscal Horrach y defensas del matrimonio imputado). A mí, como a otras pocas personas con conocimiento de causa, que esto se produjo así ¡NADIE nos lo va a negar!.

    Y, ya para finalizar, es obvio que al medio destronado debieran haber citado para declarar sobre la donación a la que alude el Sr. Castro (y sobre la que me he pronunciado también en anteriores comentarios al no haberla declarado en el Fisco), pero nada de citado como testigo, no, sino como IMPUTADO. Y no tengo yo tan claro que siga siendo inviolable, una vez expulsado de sus funciones Reales y “reales” para ocultar sus vergonzantes tropelías.

    ¿Justicia en este caso, dicen en los medios? No me hagan reír, ‘please’. Tarde, mal, y según con quiénes.

  2. Si alguna vez se reforma la Constitución -algo que está por ver-, propongo que se supriman las inviolabilidades del rey, de la reina, de sus hijas, de sus cuñados, de sus padres, de sus suegros, de sus hermanas, de sus primas, de sus nueras, de sus yernos, de sus nietos y de los condes, marqueses y duques (con o sin título nobiliario, esa antigualla) que les hacen la pelota encaramados en las altas esferas, instancias, magistraturas, consejos de administración y demás cloacas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.