Sònia Calvó | El Diario | 23/08/2017

La Casa Real ha publicado fotografías de la visita de los reyes de España en el Hospital del Mar junto a menores ingresados, víctimas del atentado de Barcelona. El Departament de Treball, Afers Socials i Famílies considera que las imágenes suponen “una injerencia al derecho al honor, la intimidad y la propia imagen de las víctimas”. Por eso piden a la Casa Real que retire de las redes sociales y de su web las fotografías de los niños y adolescentes.

También les recuerdan que la utilización de imágenes de niños que han vivido experiencias traumáticas está expresamente prohibida por la legislación de protección de la infancia y la adolescencia. Dicha ley prevé que hay que “preservar a los niños y los adolescentes de la difusión de sus datos personales, de la difusión de imágenes que atentan contra su dignidad y de la explotación económica de su imagen”.

9 Comentarios

  1. ¿Es este el comportamiento que los españoles debemos seguir de nuestras augustas monarquías?, ¿Para cuándo un Presidente de la República CON RESPONSABILIDADES CIVILES? (Y muchísimo más barato).

  2. Los Mossos d’Esquadra han tenido, a mi juicio, un error no vigilando lo de las bombonas de butano, pero han tenido una magnífica actuación desarticulando la célula terrorista y eso es lo que importa; de todas formas está claro que tenemos un peligro en nuestro país con tantos musulmanes gracias al bipartidismo y hace falta ser gil…… llas para no quererlo ver.

  3. Estos de la Generalitat son gilipollas. Cuando sale el Messi o el de turno en el hospital de Can Ruti con los niños enfermos de cancer, los de TV3 son los primeros en estar allí para sacarles bien guapos. Anda e iros a cagar.

  4. “Jordi Hernández Muñoz”, tienes toda la razón, pues lo que vale en un caso, vale para el otro. Por tanto, mejor cumplir la Ley que protege al menor. Sin embargo, no comparto el final de tu comentario, porque…imagínate que no les apetece ir, ¿qué hacemos?, ji ji.

  5. Desde luego lo que es incoherente es desplegar el excesivo dispositivo policial previsto para la Diada y el 1-O, porque en estos eventos la sociedad catalana siempre se ha destacado por su civismo ante la opinión pública en general y cualquier altercado que haya habido ha sido en respuesta al provocado por la Policía o algún exaltado extremista de derechas.

    Precisamente a colación de lo expuesto, ayer me tocó a mí contactar con una compañera residente en Barcelona y me decía que “ella puso su lacito amarillo al igual que dos compañeras más (que ella sepa, matizó), en solidaridad con los exiliados y encarcelados y que es muy desagradable ver que los quitan, porque manifiestan un sentimiento” (sic) y me reprochó que yo priorizase la estética al sentimiento solidario (poniéndome el ejemplo de un lazo negro ante el hipotético fallecimiento de un gobernante) y aunque le expliqué la tolerancia con la rojigualda, me lo rebatió al entender que las banderas representan un país, no un sentimiento. Bueno, la conversación se prolongó, pero es claro que lo que se está consiguiendo es retroalimentar el acto de quita y pon de lazos. También me indicó que de todos modos se está exagerando en los medios la falta de convivencia que alegan, como así también lo creo yo.

    He sacado la conclusión de que se han mezclado dos cosas, ‘la ideología separatista y el sentimiento’, formándose una actitud viciada por parte de unos y otros, como digo. Pero como también siempre he manifestado, lo que es incoherente es impedir que no se independicen, judicializando el tema, grave error de nuestro Gobierno anterior.

    A ver, en mi opinión, la posición del Sr. Torra (que es muy comprensivo) e incluso la del Sr. Puigdemont, es bastante incómoda, al tener por un lado a los separatistas y por otro este cochambroso Estado de Derecho, por lo que tiene que (como haría cualquier otro partido) que apelar a la independencia para satisfacer a sus votantes y simpatizantes y no se le vayan…se decepcionen, pero sus dirigentes son conscientes de que ahora no pueden conseguirla en la situación actual, aunque tienen las ideas muy claras con vista al futuro. Por tanto, es inaceptable el lenguaje incendiario de los Sres. Casado y Rivera y desde luego muy cuestionable el despliegue policial citado al inicio de mi comentario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.