Vivimos tiempos de cambio distópico en muchos aspectos y en tiempos de sobreactuación sin mesura de los sectores más reaccionarios del Reino. Desde la llamada de atención de la prensa más conservadora y marcadamente españolista haciéndose eco de la cooficialidad de la lengua asturiana (ABC, Antena3, El Mundo…) como un elemento de discordia, sin seguimiento o fuera de lugar, cuando es una cuestión de derechos lingüísticos que se remonta como reivindicación a los años preconstitucionales; hasta el destrozo de uno de los pilares de nuestra sociedad, Las Pensiones: el discurso de retroceso y desmantelamiento de derechos sigue su, aparentemente, irremediable curso.

Las Pensiones han sido argumento recurrente. De la misma manera que el PP de Aznar se presentó a las elecciones diciendo que representaba el partido de la limpieza frente a la corrupción del PSOE de Felipe González; en las pensiones algo así también parecía suceder. Las Pensiones siempre estaban en riesgo, un riesgo que solo el PP podría amortiguar tras el supuesto o no, despilfarro del PSOE. Bueno, en ese dilema llevamos de turnismo y afán acusatorio desde el origen del Traspaso -lo de Transición… me da casi repelús en estos tiempos que corren-.

Así, los llamados hijos e hijas de la Democracia, salvo excepciones, tendrán que conformarse, si eso, con una No Contributiva; quedarse sin pensión, o apostar por privatizar su vejez. El negocio, es el negocio.

Básicamente el Sistema de Pensiones se basa en las cotizaciones a la Seguridad Social aportadas durante la Vida Laboral de las personas que pueden o se las permite trabajar, por lo que aquellas personas que no tengan años suficientes cotizados se quedarán sin pensión, o con una pensión tan ridícula que llamarlo de tal manera casi será un sacrilegio.

Contrasta mucho esta situación con la que viven aquellos que, precisamente, de una u otra manera son responsables de que el Sistema de Pensiones haya sido dilapidado. En julio del 2016 EuropaPress se hacía eco del caso de Patxi López “El Breve” tras pasar por la Presidencia transitoria del Congreso: “El ya expresidente del Congreso Patxi López tiene derecho a cobrar un total de 77.000 euros -11.000€ al mes durante siete meses- en concepto de pensión indemnizatoria por haber ejercido como tercera autoridad del Estado durante siete meses”. Aun no teniendo nada que ver los tipos de retribución que se cobran o perciben, llama la atención la facilidad que tienen algunos entes para hacer fluir capital hacia sí. ¿Quién, habiendo trabajado siete meses, percibe 77.000€? El caso de las Pensiones Vitalicias que sería el punto más extrapolable, también llaman la atención, sobretodo, habiendo escuchado las barbaridades que Celia Villalobos ha soltado por su estupenda y candy boca. La prensa las llama “pensiones de oro” que ya, como término, hace hervir la sangre.

Durante la Reforma de las Pensiones de Rodríguez Zapatero la prensa se hizo eco de la contradicción: Una Reforma que pretendía subir la edad de jubilación a los 67 años y se rebajaba el poder adquisitivo de los y las pensionistas de a pie; mientras que los cargos públicos podían retirarse con la Pensión Máxima, únicamente con 7 años trabajados.

De la misma manera que el PP nos vende que hay que trabajar hasta los 80 -By Celia Villalobos-, más horas, y sin pensión garantizada; nuestras señorías y más altas Instituciones -lo de la Monarquía es caso aparte-, pueden envejecer tranquilas.

Tanto PP como Ciudadanos rechazaron una subida, por cierto ridícula, de las pensiones buscando su equiparación con el IPC en diciembre del 2016. Curiosamente Albert Rivera tiempo atrás argumentaba que había que regresar al Pacto de Toledo para que las pensiones volvieran a equipararse con el Índice de Precios de Consumo, sin embargo, y como de costumbre, su política es “muletera” y de sostén, de cierto lavado de cara; de cierta novedad pero políticamente siendo lo mismo que hemos vivido en estos años. Y así se ha comportado el partido naranja apoyando al PSOE de Susana Díaz en Andalucía o al PP madrileño de Cristina Cifuentes. Así, vemos como las políticas sociales, redistributivas, progresivas y de cambio son frenadas por PP y Ciudadanos, cuando no con el silencio/abstención cómplice del PSOE.

La Pensión como tal ha sido uno de los elementos que más han preocupado a nuestras generaciones, y que más debieran seguir preocupando. La amenaza de que las pensiones correrán peligro ha hecho virar votos, apoyos y encuestas en algunos momentos críticos; pero hoy más que nunca se encuentran en riesgo doble: Por un lado, porque la juventud no tiene opciones laborales, o las que encuentran son nefastas, temporales y precarias, por lo que la cotización a las arcas públicas se demuestra insuficiente; mientras que por el otro, porque el PP ha dilapidado la caja de las pensiones. Se estima que en la Seguridad Social existe un déficit de unos 15.000 millones de euros y un remanente de tan solo 8.000 millones de euros. Y al mismo tiempo, nuestro “amado” Presidente del Gobierno, con Cospedal a la cabeza, ha concedido a Trump una subida del gasto militar para 2025 que llegue al 2% del PIB, la mayor subida desde el Franquismo.

Así que… hagan ustedes su propio cálculo.

5 Comentarios

  1. Artículo muy esclarecedor, para quienes quieran conocer la realidad que les ocultan celosamente sus amados líderes, y el “chalaneo” entre los políticos (de todos los colores) y los amos del país, para repartirse el botín del erario público, al que contribuimos mansamente “los de abajo” pues “los de arriba” tienen bula para dejar de pagar impuestos.

    Las ·tesis”=insultos a la razón de Celia Villalobos, no son algo nuevo.

    Ya nos las expusieron en un curso de verano en el Escorial al principio de la década de los 90, (obviamente, del pasado siglo) que llevaba por título “La viabilidad del Estado de Bienestar”, durante cinco días, impartido por ponentes de varios países, y dirigido por Joaquín Almunia, que no recuerdo qué cargo público ocupaba por entonces, de los muchos que tuvo.

    Lo habitual en aquellos cursos, era que el viernes, fueran a clausurarlos, y a pasar por caja (no para pagar por sus insultos a la inteligencia sensatez y dignidad del alumnado, sino para cobrar, creo recordar que un talón de 64.000 pesetas) políticos de distinto signo

    En ese curso, “nos tocó en suerte” soportar (l@s escas@s alumno@s que decidimos aguantar hasta el final de sus intervenciones, por si nos enterábamos de algo interesante) las reiterada pullas, nada inteligentes, que intercambiaron Cristóbal Montoro y Juan Pedro Hernández Moltó (años después imputado por hundir la Caja de Ahorros de Castilla al Mancha, entre otras hazañas parecidas), a quienes acompañaban en la mesa como convidados de piedra (no abrieron la boca) Frances Homs (Por CiU) y Diego López Garrido (creo que por entonces miembro de IU)

    Aunque son cínicos e imbéciles, pero esto ultimo, no tanto, consumieron el tiempo sin permitir que hubiera un turno de preguntas, muy inteligentes,por cierto; por parte del alumnado, y, cuando tenía prisa por ir a recibir el talón bancario, aprovechamos para preguntar cómo creían ellos que los trabajadores, cuya salario no les alcanzaba para comer los treinta días del mes, harían aportaciones a un fondo de pensiones.

    El representante del PSOE echó la culpa de que se hubiera agotado el tiempo al director del curso…, el representante de CiU respondió que si le esperábamos unos minutos estaría encantado de respondernos (aún lo estoy esperando) y el minidiálogo con Montoro, a la vez que escudriñaba los datos que figuraban en mi carnet como alumna, despejó las posibles dudas que tuviéramos, que erna nulas:

    – “LOS POLÍTICOS DECIMOS LO QUE NUESTROS VOTANTES QUIEREN OIR”

    – “DISCULPE, PERO ESTAMOS EN UN AULA UNIVERSITARIA, NO EN UN MITIN EN EN CAMPAÑA ELECTORAL”

    – TE EQUIVOCAS, LOS POLÍTICOS SIEMPRE ESTAMOS EN CAMPAÑA ELECTORAL”

    Así es que, con personajes de esta calaña metiendo la mano durante décadas, en las arcas públicas, no es extraño que hayamos llegado a la situación que describe el gran Julio Anguita

    https://www.facebook.com/SpanishRevolution/videos/1600886596666802/

    Por favor: no os lo perdáis

    Anguita sostiene, y FUNDAMENTA, que en España SOBRA DINERO, si se deja de favorecer a las grandes empresas

    • .Cierto, tiene mas razón que un santo, Es elemental querido “guasón” O favoreces a las oligarquías o favoreces al pueblo, Pero para esto último hay que hacer la revolución. Y ese plató no se consigue con votos

  2. Manda huevos! La que han liado con las pensiones gastando de la caja para reponer seguramente lo que se habrán llevado de otras partidas los corruptos y nos quieren meter a toda costa a los treinteañeros el plan privado de pensiones que es un timo y encima nos cuenta Villalobos que los pensionistas pasan más tiempo cobrando que trabajando; qué quiere? Que se mueran? Hay que joerse con lo que hay que oír de estos impresentables de la política y que no los mueve nadie por culpa del traidor de Sánchez.

  3. Para eso dice la Villalobos q hay que trabajar hasta los 80 años xq ella va a trabajar hasta los 80, se nota q ella no se cansa jugando en el ordenador todo el tiempo. Lo q está claro es que no llega nadie ni a los 65 años físicamente ni laboralmente divina de la muerte como dice la imbecil y menos a los 80. Celiaaaa, estás como una cabra.

  4. Según la penúltima ‘luminosa’ idea del Gobierno, no sólo los trabajadores estamos cotizando para no tener posiblemente pensión cuando nos jubilemos (consecuencia en parte de lo que han robado), sino que tenemos que asegurarnos un Plan de Pensiones privado a diez años (uff, qué peligro). Vamos, lo que yo defino “tributar dos veces por el mismo concepto” ¡Anda, que se suban en moto y corran! Pero, ¿qué tomadura de pelo es esta?, cuando, además, lo más probable es que transcurrido ese periodo de tiempo -y de seguir en este Régimen del 78 despilfarrador (lo que no quiero creer para entonces) con subvenciones superfluas institucionales y territoriales- el dinero ahorrado ya no tenga validez al haberlo absorbido la carestía de vida, entre otros.

    Por tanto, u optamos por otro Modelo de Estado cuanto antes, o de lo contrario habrá que paliar el problema tan chungo de las pensiones aplicándolas al IPC y mediante subida de impuestos. Y, ¡ojito! Que está pendiente de aplicarse el incremento del 23% del IVA (que muchos, extraoficialmente tenemos ya asumido).

    Y no viene mal recordar que cuando nos alegramos en su día del acceso de PODEMOS al Parlamento, confiábamos en que podrían cambiar cosas desde el interior (basándonos en la campaña del 15-M), pero es que ahora lo que vemos es que desde el hemiciclo no pueden cambiar nada a nivel institucional, porque ya están en ellas y no se van a atrever a hacer campaña electoral contraria al Régimen, cuando, sería la renovación que necesita España para paliar muchísimo, si no, solucionar los problemas que aquejan a los ciudadanos. Así que, no es de extrañar que mientras los votantes del PP y CIUDADANOS, se encuentran unidos en ambas formaciones, los que hemos votado tanto al PP, como al PSOE, decepcionándonos, y después a UNIDOS PODEMOS (descartando a CIUDADANOS al ser copia del PP) nos encontremos en tierra de nadie, sin querer saber nada de votos y pensando en lo que pudo haber sido y no fue, al menos con la celeridad que esperábamos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.