La respeto por su inteligencia, pero esta señora no es santo de mi devoción, y tampoco sé a qué viene ahora su indignación o con qué segunda intención la muestra, pero lo que sí sé que como periodista cortesana tiene mucho mundo vivido, oído y recorrido como para que le tiemble el pulso o la voz a la hora de exponer un relato por duro que sea, y que además sabe exponerlo con claridad. Y lo que cuenta es muy grave. Tan grave como para que en cualquier país medio normal la monarquía saltara por los aires y que sus miembros acabaran con los huesos en prisión, al igual que todos aquellos que han participado del complot: desde el presidente del Gobierno hasta los juristas implicados. Pero hablamos de España, claro está, y aquí eso de la justicia no se lleva.

Este programa, en general, es toda una lección de televisión para adultos, y no el circo infantil que emiten en el resto del Estado las diferentes cadenas nacionales, por lo que recomiendo, a pesar de que está programado para empezar por la intervención de Pilar Urbano, ir hasta el principio y verlo completo.

2 Comentarios

  1. Coincido en que esta mujer está soltando muchas cosas incómodas para el r78. Del autogolpe sabe más de lo que dice, pero ya se sabe que hay gente que vale más por lo que calla que por lo que dice… El problema es que el r78 tiene muchas grietas ya, es como el Titanic, y más pronto o más tarde acabará haciendo aguas (no sabemos cuando)

  2. Bueno, bueno. Pero, si hasta la Sra. Prego (con ser de derecha) manifestó un día en la tele durante una entrevista que hizo al Sr. Suárez, que éste le confesó, ocultándose el micro, que no quisieron consultar en su momento a la población si preferían República o Monarquía, porque sabían que la ciudadanía se iba a decantar por lo primero. Y los políticos de siempre reaccionaron enseguida, viniendo a decir más o menos, que…bah, que estaba perdiendo la memoria y no sabía lo que decía.

    ¡Qué vergüenza!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.